Política

RÍO NEGRO

UnTER volvió a firmar la paz social en medio de un ajuste brutal

EL gremio de docentes rionegrinos firmó un aumento en cuotas por debajo de la inflación que deja a los y las trabajadoras en condiciones desfavorables para enfrentar el ajuste de Macri y los gobernadores.

Laura "Xiwe" Santillan

Docente y dirigente de la Agrupación 9 de Abril en Unter y del PTS-Frente de Izquierda.

Viernes 28 de septiembre | Edición del día

1 / 1

Este miércoles, el congreso de UnTER finalmente selló el acuerdo que desde la directiva central, ya habían realizado con el gobierno provincial de Weretilneck. Es un aumento muy por debajo del pronóstico del 44% de inflación para el 2018. Consiste en una cuota de $2000 para octubre, de $2500 para noviembre y $3500 para diciembre, al ser sumas fijas no remunerativas por agente, no se puede decir qué porcentaje significa para el cargo testigo, pero se puede estimar que en promedio significa menos del 15% del sueldo neto de una maestra que recién inicia y un aún más miserable casi 10% para la maestra de grado con mayor antigüedad, porcentaje que se reduce si se trabaja más de un cargo. Aunque la conducción Azul Arancibia pone expectativas en que en diciembre el gobierno hará que esta suma pase a ser remunerativa, las sumas fijas, “en negro” y por agente, sientan antecedentes desfavorables para las negociaciones salariales. Las seccionales que votaron rechazar fueron Río Colorado, Cipolletti, Allen, El Bolsón, Bariloche, Sierra Grande y Valle Medio.

Además de ser un acuerdo salarial a la baja, la conducción provincial no exigió la restitución de las compañeras supervisoras destituidas, la emergencia edilicia, tampoco rechazó el ataque a la educación rural con la nueva propuesta de multigrado, el avance de las modalidades virtuales en la ESRN, la reforma de nivel inicial, los exámenes preocupaciones, el 0800 y la arbitrariedad con que se está aplicando el régimen de licencias, entre otros ataques. Incluso, la conducción provincial y las seccionales que dirigen, han impulsado muchas de estas medidas junto al gobierno. Tampoco exigieron que no se quite el 40% de zona desfavorable. Un capítulo aparte merecería que no hayan impulsado una sola acción para defender la ESI y el derecho de las mujeres a decidir sobre nuestros cuerpos.

Las burocracias, el peronismo y la gobernabilidad de Macri

La mayor fortaleza de Macri es la gobernabilidad que le dan las burocracias sindicales y todas las alas del peronismo, haciendo paros domingueros para descomprimir y canalizar la bronca en las urnas el 2019. Mientras, son el blindaje que sostiene la política de ajuste de Macri a pedido del FMI. En Río Negro, UnTER viene siendo parte de una mesa intersindical con las dos CTA y Sitrajur entre otros, este año se encargaron de suspender todo tipo de medidas provinciales que alienten la organización y movilización de los y las trabajadoras frente al ajuste, y cediendo a la estrategia peronista de un gran frente antimacrista para el 2019. Por eso todas las acciones que vimos este año por parte de ATE fueron en organismos nacionales, y por parte de UnTER, sólo se llamó a hacer los paros nacionales. Por eso también los vemos sentarse con los legisladores peronistas para hablar de la quita de zona austral, pero no los vemos mover un dedo por poner en movimiento la fuerza de los y las docentes.

El saqueo es hoy. Son ellos o nosotros

En el reciente paro, el sindicalismo de izquierda peleó por hacer un paro activo, la CGT y las CTA se conformaron con un “paro dominguero”, sin movilizaciones unitarias que pudieran desatar la fuerza de millones de trabajadores. A pesar de ello fue un paro masivo y contundente, lo que demuestra que fuerza hay para pararle la mano al ajuste en el 2018. Además el 80% de la población se expresó en contra del pacto con el FMI, nadie votó ese pacto ni el ajuste en curso que implica un nuevo endeudamiento que para pagarlo es preciso reducir presupuesto a educación, salud y los bolsillos de las y los trabajadores. Por eso negociar la paz social es una declaración de guerra a docentes y estudiantes de la provincia, aún más cuando la educación es uno de los puntos de ataques directos de este gobierno como vimos en el caso de Corina en Moreno. Otro pacto del FMI, Cambiemos y el PJ, a espaldas del pueblo trabajador es el presupuesto 2019 que se discute en el Congreso. Desde la Corriente Nacional 9 de Abril en el MAC (Movimiento de Agrupaciones Clasistas) decimos que no alcanza con paros aislados, tenemos que imponer un plan de lucha y cuando se trate el presupuesto 2019 tiene que haber un paro general activo y movilizar en todo el país.

Vamos por una asamblea constituyente para que la crisis la paguen los ricos
Frente a esta situación de crisis, corrida cambiaria e inflación que viene sufriendo el pueblo trabajador, desde el Partido de Trabajadores Socialistas (PTS) planteamos la necesidad de una asamblea constituyente libre y soberana conformada por un delegado cada 20 mil electores, que sea libre de votar medidas para que la crisis la paguen los ricos; dejar de pagar la deuda, impuestos extraordinarios a las grandes fortunas, estatizar la banca y el comercio exterior para frenar la fuga de capitales, separar la Iglesia del Estado y legalizar el aborto, entre otras demandas populares. El PTS en el Frente de Izquierda plantea una perspectiva socialista y un gobierno de trabajadores, pero la asamblea constituyente es una medida democrática y de emergencia para que frente al plan de esta democracia de CEOS que gobierna al servicio de las grandes empresas y en función de los requisitos del FMI, esta vez la crisis no la paguemos los trabajadores.







Temas relacionados

Río Negro   /    Corriente Nacional 9 de Abril   /    Paritarias   /    Río Negro   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO