Sociedad

NUESTRAS VIDAS VALEN MAS QUE SUS GANANCIAS

Vidas en peligro: empresarios de la salud dejan sin diálisis a 30.000 personas en tratamiento

Así se enteraron las y los pacientes que dependen del tratamiento de hemodiálisis que los dejan sin cobertura. Las empresas de salud denuncian “situación insostenible” porque no reciben pagos de los Ministerios y Secretaría de la Salud.

Natalia Laris

Trabajadora call center | Estudiante de enfermería

Martes 17 de septiembre | 12:04

La Confederación de Asociaciones de Diálisis de la República Argentina y las empresas realizan tratamiento a más de 29.000 personas en todo el país de las cuales más de 10.000 son de la Provincia de Buenos Aires.

Fresenius y Baxter son las empresas más conocidas que prestan servicios para el Estado, las obras sociales y las prepagas. Fresenius, ha declarado ganancias del 8 % solo en el primer trimestre del 2019. Baxter un 23 % durante todo el 2018, según indican en su propia página web.

Las personas que realizan el tratamiento de hemodiálisis dependen del mismo en la mayoría de los casos. no hay tratamiento alternativo, no se puede hacer otra cosa. Se trata de un tratamiento para ayudar a filtrar la sangre del cuerpo. Mediante el mismo se filtran los desechos y los líquidos de la sangre para que las personas con falla de los riñones se sientan mejor y puedan llevar una vida normal. En nuestro país la mayoría son pacientes con diabetes avanzada, anemia y otras patologías. Y la mayoría necesitan el tratamiento continuo para poder vivir. Negarles el tratamiento es poner en las espaldas de los pacientes y sus familias una angustia enorme, por cargar con el riesgo real, con el miedo atroz a la inminente pérdida de vida. A veces es el camino necesario para llegar a un trasplante y retomar una vida libre de máquinas.

Según plantea Confederación de Asociaciones de Diálisis de la República Argentina (CADRA), "la disminución de la Incidencia en Diálisis Continua, lejos está de pensarse como la resultante de mejor prevención primaria o secundaria de las enfermedades cardiovasculorenales en Argentina. Más bien, esta caída crea dudas respecto a afirmaciones previas que aseguraban que en Argentina
no existen restricciones para el Ingreso de pacientes a Dialisis Continua". Además advierte que "en los últimos años, pacientes que necesitan del tratamiento sustitutivo no llegan a los Centros de Diálisis o llegan en tan malas condiciones a los Hospitales o Sanatorios que no se los ingresa a Dialisis Continua. En las circunstancias que vive en los últimos años nuestro país, la Salud está en crisis y sin dudas la Diálisis Contina y el Trasplante también fueron afectados".

Del total de los más de 29.900 pacientes de todo el país, el 85 % se distribuyen entre en el Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados (INSSJyP), el Programa Incluir y obras sociales provinciales y nacionales. O sea son miles los que no reciben respuesta por parte del gobierno, mientras corre riesgo su vida.

Pero a este gobierno poco le importan las vidas, sobre todo de los pobres. Por eso junto con los diputados y senadores peronistas votaron un recorte en el presupuesto a la salud el año pasado. Todo para cumplir con los planes del FMI. Ahora estamos viendo las consecuencias. Ni hablar que no vimos ni un peso, de la deuda que se tomo en los hospitales y centros de salud. Pero también hay que poner en discusión porque el Estado garantiza las ganancias de un puñado supermillonarios que deciden sobre el acceso a medicamentos y tratamientos de este tipo. Ellos nos dejan sin tratamientos de vital importancia, hacen inaccesibles los precios de medicamentos mientras se enriquecen cada vez más con esta crisis.

La situación es crítica y requiere de medidas que garanticen el derecho a la vida a las personas que dependen de la diálisis, y que resuelvan a fondo los problemas de la salud en Argentina.

La comisión de salud del Congreso debería sesionar de manera urgente para resolver el problema del presupuesto y que no se pierda ni una sola vida. La plata de reservas del país, que están entregando a los especuladores podría servir para aumentar el presupuesto a la salud.

Estatizando y unificando el sistema de salud, lograríamos que todos los recursos de los hospitales y clínicas se puedan utilizar para mejorar la atención primaria y secundaria. Que las prepagas, las obras sociales y los empresarios dejen de lucrar con nuestras vidas. Y la salud sea pública, gratuita y de calidad. Los profesionales y trabajadores de la salud, así como también los investigadores y los científicos de las universidades públicas son fundamentales para logarlo. Está medida resolvería la crisis de la salud pública de fondo. Para que el acceso no sea restringido para los pobres. Que sacarte un turno para el médico no sea misión imposible. Además, invirtiendo presupuesto en la producción estatal de medicamentos e insumos, podríamos garantizar la atención y los tratamientos como la diálisis para todas las personas que lo necesiten. La salud no puede seguir siendo un privilegio de ricos. Tiene que ser un derecho para todas, todos y todes.







Temas relacionados

Ministerio de Salud   /    Secretaría de Salud   /    Diálisis   /    Ministerio de Salud   /    Sistema de salud   /    Salud pública   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO