Mundo Obrero

EN DEFENSA DE LA GESTIÓN OBRERA

WorldColor: los trabajadores tenemos una salida concreta

Desde el 30 de abril que la multinacional norteamericana Quad/Graphics, con dos plantas en la Argentina, Morvillo en Avellaneda y World Color en Pilar, cerró la planta y despidió a los 280 trabajadores. Desde esa fecha la empresa se ha negado a producir.

Sábado 29 de agosto de 2015 | Edición del día

“En cambio, somos los trabajadores quienes estamos dispuestos a producir porque queremos sostener nuestros puestos de trabajo, es una salida concreta que nos estamos dando y por eso ya nos constituimos como cooperativa y así lo acepto el INAES. La empresa se encuentra realizando presentaciones ante la Justicia Penal, Civil y Comercial para desalojar a los trabajadores y convertir a la empresa en un galpón vacío. Está buscando una represión contra los trabajadores que defendemos nuestro derecho al trabajo y no queremos quedar en la calle junto a nuestras familias. Dicho pedido se encuentra en trámite ante la Sala II de la Cámara de Apelaciones y garantías en lo Penal de San Isidro, quien resolvería en los próximos días”.

Con estas palabras, Maximiliano Zuasnábar, delegado de WorldColor, conversaba con La Izquierda Diario contándonos cómo ve la lucha que están dando contra la multinacional yanqui, la Justicia y la Federación Gráfica, explicándonos su situación, las amenazas de desalojos que actualmente sostiene el Juez Comercial Hernán Papa y que por exigencia de la multinacional prohíbe el ingreso a la planta a los trabajadores dispuestos a producir y poner la fábrica al servicio de la comunidad. Este planteo también es sostenido por los trabajadores de la ex Donnelley, hoy Madygraf bajo gestión obrera, y es lo que los hermana con los de WorldColor en la lucha que dan en común en el gremio gráfico.

El viernes 28 los trabajadores de WorldColor cortaron la Panamericana para denunciar ante los medios nacionales el hostigamiento de la empresa y de la Justicia que no los deja trabajar. Fueron acompañados por organizaciones solidarias de la zona y de la Ciudad de Buenos Aires. Estuvieron, entre otros, organismos de Derechos Humanos, delegados de los gremios de la Alimentación (Kraft, Pepsico, Stani), del Neumático, de las automotrices, del transporte, estatales y telefónicos. Así como una importante delegación de choferes de la Línea 60, docentes del SUTEBA Tigre y Escobar, de las gráficas Ramón Chozas y Printpack. También estuvieron presentes estudiantes de la Universidad de General Sarmiento, de la UBA y otros establecimientos de la zona norte del Gran Buenos Aires.

Maxi nos planteaba que llegaron a esta situación donde la empresa cerró la planta de Pilar, pero que previamente venían organizándose sindicalmente. “La Bordó gráfica fue clave en cómo fuimos armando nuestra comisión interna y aprendimos las jugadas de la patronal, del sindicato, cómo intentan dividirte, generar conflicto entre nosotros para luego dirigir la fábrica. Eso lo impedimos porque fuimos haciendo una práctica en común con otros trabajadores, de Donnelley principalmente cuando todavía estaba la patronal en su fábrica, luego vino el cierre y estuvimos luchando junto a ellos y todavía nosotros no teníamos la situación de ahora, eso nos forjó en la lucha, nos hizo vernos en el lugar de los que luchan, de los de Lear, de los de Gestamp, y así estamos atravesando esta lucha por poner a producir la fábrica, dispuestos a enfrentar lo que haya que enfrentar. Y esto ha hecho que no estemos solos, se demostró en la Pana con todas las organizaciones y trabajadores que nos acompañaron en el corte, pero además sacando como conclusión que el único camino es luchar para vencer, para sostener nuestros puestos de trabajo, alimentar a nuestras familias y por sobre todo, mostrarle este ejemplo al resto de los trabajadores, porque se vienen tiempos de ataques y ajustes. Los trabajadores podemos darnos una perspectiva sin necesidad de que haya patrones, los trabajadores podemos administrar una fábrica y así muchas fábricas pueden tomar el ejemplo y ponerlas al servicio de la comunidad”.

Sandra, trabajadora de WorldColor también daba su testimonio a La Izquierda Diario: “Los trabajadores y trabajadoras gráficos de Worldcolor, una vez más salimos a las calles con nuestros compañeros de Donnelley, hoy Madygraf, y hemos votado en asamblea cortar la Panamericana para difundir nuestro conflicto, contarles que no nos dejan trabajar. Nosotros nos hemos dado una perspectiva mientras la Justicia y la empresa nos amenaza con desalojarnos, y es el de producir, poner la fábrica en movimiento, estamos muy capacitados para realizar trabajos de mucha calidad y podemos demostrarlo, acá estamos todas las familias que dejaron en la calle para sostener nuestros puestos de trabajo y la salida concreta está en nuestras manos, en las máquinas que manejamos durante años, por eso no vamos a bajar los brazos y con toda la solidaridad que tenemos a nuestro alrededor y con quienes estamos cortando la Pana, les decimos que vamos a pelear hasta las últimas consecuencias, hasta que todas las máquinas estén funcionando. Esa es nuestra salida para que no existan más familias en la calle. No vamos a parar hasta conseguir la expropiación y la estatización bajo control obrero”.

El corte de la Panamericana fue trasmitido por los principales medios nacionales donde los trabajadores denunciaron con claridad las trabas de la empresa y la Justicia para poder producir en la fábrica, ya constituida como cooperativa. Consideraban como exitosa la jornada porque pudieron manifestar todos sus reclamos y mostrar a los miles de trabajadores de la zona norte y del país, la perspectiva que quieren darse para sostener sus puestos de trabajo. Seguirán las reuniones de solidaridad y las asambleas donde discutirán los próximos pasos de la lucha y ahí estaremos desde La Izquierda Diario difundiendo y acompañando lo que decidan los trabajadores.

Luego del corte los trabajadores se dirigieron a la intendencia de Pilar a exigir que interceda para que no les corten la electricidad y en reunión con un alto funcionario municipal lograron que les frenen el corte y que los incluyan como proveedores del municipio. Una muestra más de que la gestión obrera avanza a paso firme, con los trabajos realizados estos días y las tratativas avanzadas con nuevos clientes.

Finaliza Maxi diciendo: “Los trabajadores de Worldcolor estamos produciendo y queremos que nos dejen seguir trabajando, es nuestro derecho. Es el derecho a que nuestras familias no pasen hambre. Llamamos a que nos apoyen para hacerlo cumplir. ¡¡¡Familias en la calle nunca más!!!”







Temas relacionados

Worldcolor   /    Avellaneda   /    Gráficos   /    Donnelley   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO