Política

NO AL FMI

Zona sur: se lanzó la campaña contra el pago de la deuda con charlas-debate

El sábado 19 cientos de personas debatieron sobre la actualidad política y los desafíos en 7 charlas que se realizaron simultáneamente en la zona sur del conurbano, impulsadas por el PTS en el Frente de Izquierda.

Nicolás Bendersky

Docente - Suteba Lomas de Zamora

Martes 22 de mayo | Edición del día

Coincidiendo con los primeros fríos otoñales, se realizaron en simultáneo charlas-debate en 7 distritos del sur del conurbano bonaerense el sábado 19, con el objetivo de discutir sobre la crisis económica de las últimas semanas, la vuelta del FMI a nuestro país y cómo enfrentar lo que se avecina con un programa y una alternativa de los trabajadores.

Las charlas, que fueron parte del lanzamiento de la campaña “No al pago de la deuda. Fuera el FMI” lanzada por el PTS en el Frente de Izquierda, contaron con la presencia de trabajadores de distintos gremios privados y estatales, docentes, jóvenes precarizados, estudiantes secundarios, terciarios y universitarios, desocupados y mujeres organizadas en diversos lugares. Se dieron cita en Avellaneda, Quilmes, Solano, Burzaco, Lanús, Lomas de Zamora y Monte Grande para ser parte del debate.

En todas las reuniones se debatió en torno a que comenzó un cuarto saqueo nacional contra los trabajadores y los sectores populares, y que desde el inicio del mismo hace falta defender un programa de salida obrera a la crisis. Con los tres saqueos anteriores (el realizado en la última dictadura militar, el de la hiperinflación del ´89 con Alfonsín y el de 2001 con De la Rúa) los ataques terminaron recayendo sobre las espaldas de las grandes masas trabajadoras y faltó una dirección revolucionaria para dar una respuesta; de allí surge la conclusión de que debemos adelantarnos en la construcción de un verdadero partido revolucionario y prepararnos desde ahora para luchar para que esta vez la crisis la paguen los capitalistas.

Además, se discutió que si bien hay una importante pasividad actual de las masas ante la situación económica y política, a partir de las movilizaciones de diciembre pasado -sumado a los golpes que va a acarrear la actual crisis económica- puede llevar a giros bruscos y está por verse si se desarrolla una mayor lucha de clases, según los ritmos que vaya tomando la situación abierta. Tampoco pueden descartarse nuevos golpes de mercado o giros a la derecha que impongan nuevas batallas y cambios en la situación.

Te puede interesar: [VIDEO] Tres claves para entender por qué no hay que pagar la deuda a los especuladores

La composición de las charlas fue variada, lo que permitió buenos intercambios y debates entre los presentes. En Burzaco la reunión tuvo un auditorio de trabajadores ferroviarios, de comercio y estudiantes terciarios del ISFD Nº 41. En Lomas de Zamora asistieron docentes, trabajadoras de la salud y estatales, estudiantes de la Universidad de Lomas de Zamora (UNLZ), secundarios y de los ISFD Nº 102 y 103. En Quilmes fueron parte trabajadores industriales, docentes, médicos de la CICOP y estudiantes. En Avellaneda hubo un auditorio compuesto por trabajadores de Coca Cola, docentes, metalúrgicos y estudiantes de la Undav, CBC y el ISFD Nº 1. En Lanús se contó con la presencia de estudiantes secundarios, universitarios y del ISFD Nº 11, además de trabajadoras de la salud del Hospital de Clínicas. En Solano asistieron docentes y estudiantes del ISFD Nº 83. Y por último, en Monte Grande fueron parte de los debates trabajadores aeronáuticos, docentes, secundarios y jóvenes trabajadores precarizados.

Algunos debates y discusiones

Las decenas de trabajadores y estudiantes que participaron activamente de las charlas intercambiaron y debatieron durante varias horas con mucho entusiasmo. Algunos de los ricos debates fueron los que se describen a continuación.

Se destacó la importancia de vincular la situación internacional a la crisis económica abierta en nuestro país, sin dejar de ver los "condimentos nacionales" que se combinan y generan coyunturas determinadas.
En ciertas charlas se comparó la actual crisis económica con la del 2001 y se discutió que el ataque de los empresarios está cruzado por una nueva relación de fuerzas generada por las movilizaciones de diciembre y por una experiencia de lucha acumulada que permite una respuesta obrera muy distinta a la de aquellos años, ya que no tenemos la mochila de una desocupación alta ni de las privatizaciones recientes y que la imposición del cuarto saqueo abre una lucha de resultado abierto.

Además, un debate que cruzó casi todas las charlas es la discusión acerca de cómo “conquistar soberanía”, y de si pagar la deuda nos independiza del FMI como sostuvo (y sostiene) el relato kirchnerista. Aquí se planteó que haber pagado, en el caso de Cristina Fernández (autodenominada “pagadora serial”) 200 mil millones de dólares -naturalizando el fraude de la deuda-, no solo legitimó el mecanismo de expoliación imperialista que significan las deudas externas para países dependientes como el nuestro, sino también que ese dinero se podría haber utilizado para salud, educación, obras públicas y salarios. La única salida para terminar con el ajuste y el saqueo es romper los lazos de la dependencia, mediante el no pago de la deuda.

Otro de los debates fue acerca de las consecuencias del no pago, ya que algunos planteaban la posibilidad de una invasión o un bloqueo como respuesta. La realidad es que ante la cesación de pagos nunca el imperialismo invadió países y, si hubiera alguna reacción imperialista, estaría planteado enfrentarla mediante la unidad de los pueblos latinoamericanos, aprovechando que actualmente la figura de Trump acrecienta el odio y el rechazo en amplios sectores de masas en todo el globo.

Desde los medios de comunicación se siembra el miedo frente al no pago, pero la realidad es que la economía argentina no se paralizaría por un bloqueo, puesto que posee materias primas, hidrocarburos y cierta actividad industrial que permitiría que el aparato productivo siga funcionando. No obstante, no pagar la deuda y romper con el Fondo debe ir unido a la lucha de clases nacional e internacional, para romper la sumisión de los destinos de la Nación a los dictados del imperialismo. Estas acciones generarían la inmediata simpatía y solidaridad de los pueblos oprimidos, no solo de países que también son deudores, sino además de aquellos acreedores.

Se destacó también que el no pago no puede estar desligado de un programa más integral de la clase obrera para dar una salida de conjunto, que incluye el monopolio del comercio exterior y la nacionalización de la banca y los servicios públicos. Esto evitaría la fuga de capitales, se podría llevar un registro de toda la economía y direccionar los recursos para atender las necesidades sociales como el derecho a la vivienda o un verdadero plan de obras públicas. En definitiva, un gobierno de trabajadores que lleve adelante este programa podría reorganizar la producción no en base a la ganancia capitalista sino en función de las necesidades sociales y populares.

Por último, una joven compañera en Avellaneda planteó una discusión interesante en relación a los rasgos semicoloniales de nuestro país, anticipando un importante punto programático.

Destacadas intervenciones de dirigentes obreros y juveniles

Todas las charlas-debate estuvieron coordinadas por dirigentes obreros de la región. Esto es una verdadera conquista que muestra una gran calidad, donde no sólo se dan peleas en cada uno de los gremios sino que se busca elevar cada lucha al terreno político y tomar las reivindicaciones de los sectores más oprimidos, actuando como tribunos del pueblo.

En Lomas de Zamora Laura Magnaghi, trabajadora de la salud, delegada del Hospital Alende de Budge y miembro de la Comisión Directiva de ATE Sur, hizo hincapié en el rol del peronismo. Planteó que actualmente tiene un cierto fortalecimiento coyuntural con la crisis abierta, que había salido muy golpeado luego de la derrota electoral de octubre pero que ahora tiende a reaparecer como "oposición posible" al macrismo y se prepara -junto a la burocracia sindical- para volver a jugar su rol histórico como partido de la contención. Luego explicó la lucha que tenemos planteada por recuperar los sindicatos e impulsar mociones concretas por el no pago de la deuda y contra el ajuste de Macri y los gobernadores.

Pero también remarcó que en las organizaciones obreras dirigidas por conducciones kirchneristas como el Subte, docentes o bancarios, tenemos planteada una lucha política frente a la inacción y el corporativismo que favorece nuestro desarrollo de agrupaciones clasistas y del Movimiento de Agrupaciones Clasistas (MAC). Además, puntualizó los límites que tienen hoy el sindicalismo, que se niega a dar una respuesta política ante la crisis política y económica.

Por su parte los dirigentes petroleros Gustavo Michel y Fernando Luna, trabajadores de Shell en Dock Sud y miembros de la Agrupación Naranja Petrolera, explicaron nuestro programa contra los tarifazos en los servicios públicos y como tanto los subsidios millonarios que le dieron los kirchneristas a las empresas privatizadas, como los tarifazos de Macri para que paguemos los trabajadores sin importar si podemos llegar a fin de mes, son dos caras de la misma moneda que termina favoreciendo a las empresas privatizadas, saqueando nuestros recursos naturales y energéticos. Además, el ferroviario Augusto Dorado se refirió a que si se nacionalizaran los transportes y se pusieran bajo control de trabajadores y usuarios se podría brindar un servicio barato y de calidad. Por último, Magdalena Vogt, dirigente juvenil del PTS, sostuvo que los estudiantes deben estar a la cabeza de esta gran campaña por el no pago de la deuda y contra el FMI, ya que pueden llegar a miles si la desarrollan en las universidades, terciarios y colegios secundarios.

Carla Lacorte, integrante del Ceprodh y referente de la lucha contra el gatillo fácil, planteó que en situaciones de ajuste con acuerdos como el que se está por firmar con el FMI, también se avanza en la represión estatal. Así fue en el 2001 -que dejó un saldo de más de 30 muertos en las protestas de diciembre- pero también en el recrudecimiento de los casos de gatillo fácil de esos años, cuando ella misma fue víctima de una bala policial.

Todas las intervenciones fueron una importante experiencia en el camino de transformarse en verdaderos tribunos del pueblo en su lugar de trabajo y estudio.

Te puede interesar: Preparemos el futuro

De los paneles también participaron Carlos Torres Musante -docente de Quilmes y miembro de la Comisión Directiva de Suteba Quilmes-; Walter “Pata” Moretti -exmilitante del PST en los ’70 y dirigente del PTS-; Eduardo Lusa Saab –delegado de Latam Argentina-; Nicolás Bendersky -politólogo, docente y delegado de Suteba Lomas de Zamora-; Santiago Trinchero -trabajador petrolero- y Emanuel Torres, dirigente juvenil del PTS.

Las charlas continuaron luego con más intercambios políticos y generaron mucho entusiasmo para poner en marcha esta gran campaña a lo largo y ancho de la extensa zona sur del conurbano bonaerense. Nos proponemos difundir ampliamente este programa con el objetivo de constituir una gran fuerza social militante, con peso en los sindicatos, el movimiento estudiantil y el de mujeres, para llevarlo adelante y que la crisis la paguen los capitalistas.







Temas relacionados

Burzaco   /    Teoría // Ideología   /    Monte Grande   /    Desendeudamiento   /    Lomas de Zamora   /    Almirante Brown   /    San Francisco Solano   /    Avellaneda   /    Universidad Nacional de Lanús   /    Deuda   /    Deuda externa   /    Lanús   /    Quilmes   /    Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS)   /    FMI   /    Provincia de Buenos Aires   /    Zona Sur del Gran Buenos Aires   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO