Economía

GABINETE DE FERNÁNDEZ

Quién es Martín Guzmán, el nuevo ministro de Economía de Fernández

Tiempo estimado 4:47 min


De formación académica y discípulo del Nobel Joseph Stiglitz. Su especialización en deuda soberana evidencia el principal problema que atravesará la economía de Fernández, dada la premisa de pagar la misma como punto incuestionable.

Sábado 7 de diciembre de 2019 | 00:30

Foto: AFP

De formación académica y discípulo del Nobel Joseph Stiglitz, Martín Guzmán fue confirmado para presidir el ministerio de Economía (que deberá crearse, asumiendo las funciones de Hacienda y Finanzas).

Su especialización en negociaciones de deuda soberana muestra el principal problema que atravezará la economía de Fernández, dada la premisa de pagar la deuda a acredores y a los organismos internacionales (el FMI principalmente) como punto incuestionable.

Martín Guzmán es egresado de la Universidad de La Plata. El economista continúo sus estudios en la Universidad de Columbia de Nueva York, donde se convirtió en discípulo del Premio Nobel de Economía, Joseph Stiglitz. En su visita a Buenos Aires luego de las PASO de agosto explicó que “cada dólar que se pague de deuda es más recesión”.

Su propuesta más reciente es postergar los pagos del capital e intereses por dos años a los bonistas privados. Se trata de reperfilar la deuda, ganando tiempo, pero sin realizar ninguna quita a los acreedores.

Te puede interesa: ¿Guzmán y Kulfas lograrán el milagro de sacar la economía de terapia intensiva?

Su trayectoria profesional está atravezada por la investigación económica desde una matriz "heterodoxa", y alejada, hasta ahora, de la gestión pública. Actualmente Guzman es el Director de la Iniciativa de la Universidad de Columbia para el Programa de Diálogo de Políticas sobre Reestructuración de Deuda. También es investigador asociado en la Escuela de Negocios de dicha universidad y profesor asociado de macroeconomía en el Departamento de Economía de la Universidad de Buenos Aires.

También es miembro del Grupo de Investigación del Instituto para el Nuevo Pensamiento Económico sobre " Eficiencia y Estabilidad Macroeconómica " (presidido por Joseph Stiglitz ), y miembro senior no residente del Centro para la Innovación en el Gobierno Internacional.

De acuerdo a lo que manifestó Alberto Fernández en la presentación de su gabinete de gobierno, desde hace semanas Guzmán viene trabajando junto al próximo presidente en la elaboración de los lineamientos de la política del gobierno entrante.

Su designación al frente del ministerio de Economía tiene un claro objetivo: centrarse en la renegociación de la deuda con los acreedores privados (que concentran cerca de un tercio de la deuda pública, nos U$S 100 mil millones) y con el Fondo Monetario Internacional (FMI). La prioridad de la economía será, una vez más, la deuda.

En una reciente conferencia organizada en Suiza por la agencia para el desarrollo económico de la ONU planteó su propuesta para evitar el default antes de abril de 2020, cuando el nivel de vencimientos superará las reservas disponibles para hacer frente a los pagos: posponer hacia adelante los pagos de intereses y capital de la deuda previstos entre 2020 y 2021. Este planteo supone una liberalización de recursos en lo inmediato que permitiría "volver a crecer" y así garantizar la capacidad de repago a los acreedores.

Pero aunque esta idea podría ilusionar con una salida viable y sin dejar de contentar a los acreedores a quienes les promete el pago de los "compromisos", sólo patearía el cuello de botella de los vencimientos durante algunos años, pero sin evitarlo. La suma a pagar por capital e intereses en 2022 podría crecer hasta alrededor de 8 % del PBI o más. Año en que además comenzaría la devolución del préstamo al FMI.

De esta forma, se requeriría igualmente alcanzar rápidamente un holgado superávit fiscal, partiendo del actual déficit primario del 1 % del PBI o más. Por lo tanto, la exigencia será la de realizar un ajuste fiscal acelerado de al menos 2 puntos del producto bruto, algo similar a lo que realizó Macri en el 2018 cuando sucedieron las devaluaciones y se acudió al Fondo. Las posibilidades de impulsar el crecimiento bajo estas condiciones, sumadas al viento de frente de la economía internacional, son muy bajas.

Te puede interesar: Reperfilando: la encrucijada de la deuda para Fernández y la situación del sistema previsional

La propuesta de Guzmán no sólo debe pasar la prueba del visto bueno del FMI, de los acreedores y los bancos internacionales, también implica seguir honrando una deuda ilegítima que se utilizó para seguir sometiendo al pueblo trabajador a las necesidades del capital imperialista. Descarta así la única alternativa razonable para salir de la crisis actual: rechazar el chantaje de la deuda e imponer una serie de medidas de emergencia como la nacionalización de los bancos y el monopolio estatal del comercio exterior.





Temas relacionados

Martín Guzmán   /    Economia   /    Alberto Fernández   /    Ministro de Economía   /    Ministerio de Economía   /    Economía Nacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO