×
×
Red Internacional

El 5 de junio de 1981, el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) alertaba en su boletín semanal de cinco casos de una ‘relativamente’ rara neumonía (Pneumocystis carinii) en hombres que habían sido tratados en Los Ángeles. En la década de los ´80 empezó el estigma con la "peste rosa". Se lograron conquistar muchas leyes al respecto sin embargo al volverse un negocio de la industria farmacológica seguimos peleando para que se descubra la cura ya.

Tomás Máscolo@PibeTiger

Domingo 6 de junio | 10:40

Los grandes laboratorios y los Gobiernos, siguen haciendo aún hoy negocios con la salud de millones. Desde que se descubrió el HIV/Sida según cifras del Ministerio de Salud, entre los años 1982 y 1990 hubo 1169 casos. Solamente en el año 1992, 1128. En 1994 hubo 2172. Destrás de los números hay personas. ¿Qué pasa hoy en Argentina?

En nuestro país cada año se registran 6.500 nuevos diagnósticos de VIH. Se trata de una tendencia que se mantiene estable desde los últimos diez años pero ya vamos a seguir con algunos datos más adelante.

“Estos datos nos confirman que no solo tenemos que tener una posición dinámica en lo que respecta a las políticas de acceso al diagnóstico y a la prevención si no también estar atentos a los cambios que una epidemia como el VIH tiene en las poblaciones modernas. Vemos cómo nuevamente los varones, especialmente los más jóvenes, gays y bisexuales siguen liderando los casos de infección y cómo las mujeres por encima de los 40 están empezando a tener una relevancia que no habían tenido hasta ahora en la historia de la epidemia”, según la dirección de Sida y ETS del Ministerio de Salud de la Nación en enero del año pasado. Los datos que hay en la población travesti y trans datan del año 2014 lo que manifiesta una falta de políticas públicas y de relevamiento serio.

Cabe recordar que en el 2019 pasado volvió a perder estado parlamentario el proyecto que plantea actualizar la Ley Nacional de Sida (23.798), sancionada en 1990. El proyecto por una nueva ley de VIH, Hepatitis Virales e ITS fue presentado por primera vez hace cinco años y solo consiguió el despacho de la Comisión de Salud en una oportunidad.

Un poco de historia

En 1985, se celebró la primera Conferencia Internacional de SIDA en Atlanta (EE.UU.). Al igual que ha ocurrido con la pandemia de COVID-19, cada día se generaba información nueva y los especialistas aplicaban en práctica clínica aquello que habían aprendido el día anterior.

Sin embargo, el desconocimiento todavía presente estigmatizó a estos pacientes y se les catalogaba en esos primeros años de la epidemia como ‘altamente contagiosos‘. “Además del miedo que veías en los pacientes y en el propio entorno hospitalario, a esos pacientes con VIH se les trataba como “peligrosos”, y se les ponía una pegatina roja en su historia clínica, e incluso en la cama”, señaló José Alcamí, director de la Unidad de Inmunopatología del SIDA en el Centro Nacional de Microbiología del ISCIII.

Un enemigo en común

La película Pride se hizo mundialmente conocida y reflejó la lucha que dieron activista LGTBI para acompañar una de las huelgas más grandes de los mineros ingleses. Uno de sus personajes principales se llama Mark Ashton. Nacido en Irlanda el 19 de mayo de 1960 logra trasladarse a Londres a finales de la década del ´70. A inicios de los´80 fue voluntario del London Lesbian and Gay Switchboard, un teléfono de ayuda a gays y lesbianas. En 1983 participa en el documental "Framed Youth: The Revenge of the Teenage Perverts". Hijo de obreros textiles, fue militante de la juventud comunista y rompe cuando comienza la gran gesta de los minero del año 1984. Él murió por una neumonía provocada por el HIV/Sida.

Te puede interesar: Pride: a 34 años de su muerte, ¿quién fue Mark Ashton?

“A los niños se les está educando en que tienen un derecho inalienable a ser gays. Todos están siendo engañados desde el comienzo de sus vidas”, declaraba la “Dama de hierro” en un acto del partido Conservador en 1987 en Inglaterra. Thatcher apoyó en 1967 la despenalización de la homosexualidad pero veinte años después, durante su mandato, se mostró tan inflexible con los gays que como con los mineros. En el año 1983 el paro de trabajadores en Inglaterra contaba con más de tres millones de personas. El Canciller de la Hacienda Nigel Lawson había anunciado las intenciones del gobierno Conservador: convertir al Reino Unido en una economía de servicios.

Para eso el objetivo era tener una ofensiva sobre los trabajadores de la minería de carbón, sector que tenía una gran subvención. Así aprobó el Artículo 28 para la educación pública que decía literalmente que las autoridades locales “no deben promocionar intencionadamente la homosexualidad o publicar material con la intención de promocionarla” o “promocionar la enseñanza de la aceptabilidad de la homosexualidad” en las escuelas.

Según afirmaba Kelvin MacKenzie, director por entonces de The Sun, altos cargos de la Administración thatcherista se planteaban usar la pandemia de HIV/SIDA como pretexto para criminalizar la homosexualidad, apuntando la idea de crear campos de concentración para gays y lesbianas. Sir James Anderton, jefe de policía en Manchester, describe a los enfermos de sida como “desechos humanos”, y a los mineros como “terroristas” y “mafiosos”. Junto a la Iglesia la apodaron como "la peste rosa".

Nuestra salud vale más que las ganancias de los laboratorios

En el 2019 el presupuesto en dólares de la Dirección de Sida, hepatitis, tuberculosis e ETS fue de 120 millones. Tras el cual renunció el titular del área, Sergio Maulen y desde ese momento. Hoy la directora de Respuesta al VIH, ITS, Hepatitis Virales y Tuberculosis, es Cecilia Santamaría alineada con el Frente de Todos.

¿Cómo fue el ajuste en salud? Entre el presupuesto ejecutado de 2020 ($ 335 215 millones) y el presupuesto vigente en salud para 2021 incluyendo la reasignación de partidas ($ 415 931 millones), existe un aumento nominal del 24%. Pero aún si contemplamos un escenario inflacionario ficticio del 29%, como dibujó Guzmán en el Presupuesto 2021, el resultado arroja una caída de 4% en términos reales. Al tomar una estimación inflacionaria más acorde a las mediciones de los primeros meses, alrededor del 40 %, el ajuste en el presupuesto de salud es de 11,8 %.

Mirá: Lo que ocultó Alberto Fernández: en la segunda ola bajó 12 % el presupuesto de salud

"Menos presupuesto todos los años, con un dólar dos veces más caro y una inflación del 42%. Teniendo en cuenta que la mayoría de los medicamentos se compran a transnacionales y se pagan en dólares, esto significará que al menos el 30% de las personas con VIH no podrán acceder a sus tratamientos", expusieron desde la Fundación GEP.

En nuestro país hay 50 mil adultos y niños que dependen del servicio público de salud para conseguir los medicamentos. Se estima que en la Argentina son 136 mil las personas que tienen el virus, aunque un 17% de ellas lo desconoce. El 67% de las personas que conoce su diagnóstico se atiende en el subsistema público de salud y 60 mil están se encuentran en tratamiento antirretroviral en el mismo.

Por año se producen un promedio de 4.800 nuevos casos, diagnosticándose 2,3 varones con VIH por cada mujer con el virus. En cuanto a la oportunidad del diagnóstico, el 30,2% se realiza en una etapa avanzada de la infección: en el 26% de las mujeres y en el 32,1% de los varones.

Mientras los laboratorios que comercializan los antiretrovirales la siguen levantando en pala desde hace décadas.

La cura ya

Estamos en un estado de alerta por la intervención del FMI y el mayor endeudamiento, el presupuesto reduce el programa de tratamiento y prevención. Es por esto que miles de personas que viven con VIH se quedaron sin posibilidad de seguir con el tratamiento.

Desde el Frente de Izquierda Unidad queremos poner en prioridad la vida y la salud de la población. Es por esto que para erradicar, controlar y prevenir las enfermedades que se transmiten, proponemos un plan de urgencia que comprenda la creación de equipos móviles, para llegar a cada barrio de la Argentina. A su vez poder detectar los casos en las personas que por distintos motivos no pueden llegar al hospital.

Leé: ¿Qué hay detrás de las empresas diversas e inclusivas?

Los medicamentos y vacunas no pueden ser tratados como mercancías con las que se lucre. La accesibilidad en todos los niveles de atención debe estar garantizada por el Estado, mediante la producción pública de medicamentos, bajo gestión de los trabajadores y especialistas de las universidades públicas, terminando así con los negocios millonarios de laboratorios nacionales y extranjeros. Por eso proponemos la nacionalización sin pago de los laboratorios que hacen ganancia a costa de la salud de la gente.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias