×
×
Red Internacional

El Gobierno está intentando acelerar la agenda parlamentaria para cerrar el acuerdo con el FMI cuanto antes. Tienen como objetivo votar el presupuesto el próximo jueves 16 en el recinto. Un camino de ajuste para los sectores de menores ingresos.

Miércoles 8 de diciembre de 2021 | 17:43
Foto: Télam

El ministro Martín Guzmán quiere meter el pie en el acelerador para cerrar el acuerdo con el FMI cuanto antes. El proyecto del Presupuesto 2022 se había presentado en septiembre pasado, pero recién el ministro se hará presente en Diputados el próximo lunes para defender sus lineamientos, debido a que buscaban avanzar con las negociaciones con el Fondo. El oficialismo quiere tener un rápido dictamen en la semana y votar inmediatamente el próximo jueves 16 en el recinto.

Principales proyecciones para del Presupuesto 2022 son:

  • Crecimiento del PBI 4 %
  • Dólar a $ 131
  • Inflación anual 33 %

Para Guzmán son metas de difíciles de cumplir, teniendo en cuenta que el ritmo interanual actual de la inflación supera el 50% desde hace 5 meses, que el FMI exige al Gobierno un plan para dejar de intervenir en el mercado cambiario y que enfríe la economía para bajar la inflación, apuntando a un crecimiento del PBI menor.

El proyecto incluye un crecimiento del 4 % del salario real, una nueva promesa. Hasta el momento lejos de recuperar los 20 puntos perdidos con Macri, los salarios reales siguieron cayendo y en septiembre estaban en 2,4 % por debajo del nivel de noviembre de 2019.

Te puede interesar: Bregman charló con Novaresio sobre los desafíos actuales como diputada: “Hoy enfrentar al Fondo”

El Presupuesto proyecta para 2022 un déficit primario (sin incluir pagos de deuda) de 3,3 % del PBI y un déficit financiero del 4,9 %. Esto significará continuar con el “sendero” de ajuste fiscal, al mismo tiempo que con pagos de deuda en torno al 1,6% del PBI.

En 2020 Guzmán redujo el déficit primario de un 8,3 % proyectado en el presupuesto 2021 a un 6,5 %. Luego en 2021 proyectó un 4,5 % y en el primer semestre del año alcanzó prácticamente un “déficit cero” (1,1 % según el centro CIFRA-CTA), para envidia de los economistas liberales como Cavallo, estimándose para fin de año que rondará el 3-3,5 % como el ministro prometió al FMI. El año que viene la discusión central del ajuste estará en las tarifas.

Por su parte, el Gobierno ya adelantó que no habrá bono para los jubilados, en tanto que las prestaciones sociales en octubre cayeron un 14% en términos reales frente a 2020. Con el pago que se realizará durante el mes de diciembre ya se habrán destinado U$S 6.496 millones al FMI.

Para esa semana, también esperan en el Ejecutivo tener novedades sobre el plan plurianual, algunos esperaban que se presente el 15 de diciembre pero no hay confirmaciones. El mismo incluirá las metas macroeconómicas que la delegación oficial negocia por estas horas con el staff del organismo internacional en Washington.

El Gobierno busca cerrar las negociaciones con el FMI lo antes posible, dejando de lado sus denuncias realizadas sobre la deuda ilegítima tomada por la gestión de Cambiemos y resignado además las distintas solicitudes que fue realizando en relación a los plazos de pago, el uso de las DEG y las sobretasas.

Pero puede haber otro camino si millones de trabajadores enfrentan los planes del FMI en las calles. Con esa perspectiva en el horizonte, el Frente de Izquierda Unidad y distintas organizaciones políticas, sociales y sindicales convocan a una primera movilización a Plaza de Mayo para el sábado 11 de diciembre que plantee el desconocimiento soberano de esa deuda ilegal, ilegítima y fraudulenta.

También podes leer: Del trabajo a marchar contra el FMI: organizaciones sindicales porteñas se suman el 11D




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias