Economía

AUMENTO SALARIAL POR DECRETO

Al final, poca plata en el bolsillo: 5 claves del aumento a trabajadores privados

Al contrario de las promesas de campaña, Alberto pondrá por decreto “muy poca plata en el bolsillo de la gente”. El aumento salarial para trabajadores privados será en total de $ 3320 pesos en mano, que se pagarán en dos cuotas con los sueldos de enero y febrero. A continuación, repasamos los detalles de la medida en 5 claves.

Viernes 3 de enero | 22:19

Fotografía: Presidencia

Luego de semanas de negociaciones con las cámaras empresarias y los sindicatos, el aumento salarial por decreto para trabajadores privados fue anunciado en la tarde del viernes y oficializado este sábado en el Boletín Oficial.

Fue el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, el encargado de comunicar esta medida adoptada por Alberto Fernández que aplicará un incremento salarial alcanzando de hasta $4000 pesos (en bruto) en dos cuotas.

Te puede interesar: Mucho ruido y poco aumento: un anuncio salarial muy por debajo de las expectativas

Muy por detrás de un bono entre $6000 y $9000, la medida del Gobierno para “llenar de plata los bolsillos de la gente” tiene sabor a poco, será en dos cuotas como adelanto de futuras paritarias. A continuación, repasamos algunas claves:

1)¿Quiénes están incluidos en el incremento salarial?

La medida abarca a los trabajadores y trabajadoras en relación de dependencia del Sector Privado. Según estimaciones del Gobierno se trataría de 1.300.000. trabajadores.

Pero quienes deberán tener más paciencia -por quedar excluidos- son los empleados públicos, quienes en los últimos 4 años perdieron más de 33 % de salario real según estimaciones de ATE Indec. Moroni sostuvo que a partir de la semana que viene habrá medidas similares para ellos, esperar y ver.

Podés leer: Estatales fueron de los que más perdieron pero deberan seguir esperando

Misma suerte corrieron los trabajadores rurales y las trabajadoras domésticas, quienes por tener convenios particulares “se evaluará la posibilidad de instrumentar medidas tendientes a contemplar la situación de dichos trabajadores”, según se lee en el documento.

2) ¿Cuándo y cómo se pagará?

El aumento salarial se pagará en dos cuotas: una en el sueldo de enero por $ 3000 y en el sueldo de febrero se adicionarán $ 1000, totalizando en ese mes la suma de $ 4000.

Dado que el aumento es por un monto fijo remunerativo, en mano sumaría $ 2490 la primera cuota y $ 3320 la segunda.

3)A cuenta de futuras paritarias

En palabras de Moroni la medida tiene como objetivo “compensar” a los que ganan menos, por eso el aumento es “uniforme para todas las escalas” y se liquida bajo el ítem de “incremento solidario”. Es decir, no se aplica al salario básico porque la intención del gobierno es no afectar condiciones (como antigüedad) que deben resolverse dentro de los convenios colectivos específicos a tratarse en las próximas paritarias.

La suba salarial por decreto irá a cuenta de los futuros ajustes paritarios, por este motivo es que sostienen que no se trata de un bono (pago por única vez) sino de un aumento que se mantendrá. En realidad, el resultado final de recuperación o no, estará atada al resultado de las negociaciones que encabezarán los sindicatos que hasta el momento se han mantenido en silencio.

Podés leer: Salarios y jubilaciones ¿cuánto tienen que aumentar para recuperar lo perdido con Macri?

4)Las Pymes y microempresas no pagarán cargas patronales

A contrapartida de convalidar la suba salarial, el Gobierno dispuso que las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas queden eximidas de pagar cargas patronales (sólo en el monto referido al incremento solidario) por el plazo de 3 meses.

Aquellas que no cuenten con su “Certificado MiPyME” vigente, podrán quedar eximidas del pago mencionado siempre que lo obtuvieran dentro del plazo de SESENTA (60) días corridos, desde la fecha de entrada en vigencia del Decreto.

5)Inflación y moderación

El Gobierno ha delineado una batería de medidas económicas que marcan un claro objetivo: hacerse de recursos para demostrar su voluntad de pago, ya que todos los “esfuerzos” son para pagar la deuda. El ejemplo más claro fue la ley de “solidaridad”, en la que el mayor costo es recae sobre los jubilados (por la suspensión de la movilidad), mientras los bancos no aportan un solo peso.

Te puede interesar: Albertnomics: ¿quiénes pagan (y quiénes no) los costos de la “emergencia”?

Ahora, el aumento salarial en las condiciones antes descritas se realiza con el mismo “espíritu”, poniendo por delante aquellos trabajadores privados de menores ingresos. Pero nada dicen de los trabajadores informales que quedan por fuera del decreto y que no tienen paritarias.

Alberto Fernández había condicionada además el accionar de los sindicatos frente a las paritarias al decir: "Queremos que las paritarias funcionen. Estamos tratando de garantizar un aumento mínimo con el fin de lo que los empresarios no vuelvan a abusarse de los que trabajan. Pero también hay que pedir a los que trabajan que tengan en cuenta la situación. No hagamos pedidos desmedidos, todo repercute sobre la economía."

Mientras algunos empresarios han manifestado estar de acuerdo con el aumento salarial anunciado por Moroni, desde la CGT prima el silencio por el momento. El resultado de la medida sobre el salario real de los trabajadores privados dependerá en gran medida de negociación paritaria, algunos sectores no han cerrado las de 2019 -en ellas la absorción del aumento será más rápido- y otras tendrán que empezar las de 2020.







Temas relacionados

Emergencia económica    /    Alberto Fernández   /    Deuda   /    Salarios   /    Ajuste   /    Inflación   /    Estatales   /    Economía Nacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO