Sociedad

PROBLEMAS DE INFRAESTRUCTURA

Barrios inundados y vecinos afectados en un nuevo temporal

Si algo le faltaba a esta campaña electoral, luego de una semana plagada de denuncias y acusaciones mutuas entre los candidatos del peronismo para la gobernación, era una inundación en varios distritos de la provincia clave para la definición de quién será el futuro presidente.

Viernes 7 de agosto de 2015 | Edición del día

Varias localidades bonaerenses que fueron visitadas por sonrientes Julián Domínguez, Aníbal Fernández, María Eugenia Vidal y Felipe Solá en campaña, llenos de promesas igual que Daniel Scioli, Sergio Massa y Mauricio Macri, amanecieron con el agua hasta la rodilla, con daños en casas y bienes. Como sucede siempre, esto afectó sobre todo a los barrios más pobres.

En medio de la desesperación y la impotencia de quienes una vez más sufrieron las consecuencias de la falta de las obras hidráulicas necesarias y la proliferación de barrios privados, el humor popular no tardó en relacionar el hecho con la actividad por la cual se hizo famoso el candidato a presidente del peronismo, Daniel Scioli: la motonáutica. Pero no fue el único en recibir “palos”: también los hubo para Massa, que pone siempre como ejemplo al distrito de Tigre. “En los barrios de Los Troncos, Ricardo Rojas, Las Tunas, La Paloma, Talar, Rincón, las casas tienen varios centímetros de agua, mientras que en los countries el agua es la de las piletas climatizadas. En nuestros barrios las piletas son las calles cuando llueve. Ellos viven detrás de muros, sobre humedales y terrenos rellenados que impiden que drene el agua; nosotros del otro lado, inundados, perdiendo lo que conseguimos con el esfuerzo de nuestro trabajo; colchones, muebles” explicaba indignada la candidata a intendenta por la lista 1A del Frente de Izquierda Gabriela Macauda, docente que conoce de primera mano la situación de la comunidad donde vive y enseña.

En La Plata también se inundaron algunos barrios, y todo el mundo se puso en estado de alerta. No es para menos, luego de la traumática experiencia que vivieron en 2013, cuando murieron casi un centenar de personas en una de las peores inundaciones en décadas. Hace unos meses este diario entrevistó a Pablo Romanazzi, especialista en hidráulica de la Universidad de La Plata, quien explicó que “las obras son una parte de la solución, ya que van a poder atender a un subconjunto de las tormentas de las que estamos hablando. Pero otra parte quedará afuera, y son precisamente las de mayor severidad como las de 2002, 2008 y 2013. Para ser gráficos, si cae otra tormenta igual a la del 2 de abril no vamos a poder evitar la inundación. Y yo no veo que se esté actuando en la otra faceta de este tipo de problemas, que es tener un sistema de alerta, un plan de contingencia y tener bien organizada la emergencia. No lo veo ni a nivel municipal, ni provincial ni nacional. (…) A nivel municipal hubo un despilfarro de compras de vehículos que, teóricamente, son para “cuidarnos” (para la Policía Comunal, NdR). (…) con el valor de uno o dos de esos autos se puede comprar el instrumental para tener un buen sistema de alerta que diga por ejemplo, aún cuando se está produciendo la tormenta, si va a ser severa o no. Y eso serviría mucho para llevar calma a la población, primero, pero también para permitir tomar decisiones sobre evacuación en zonas críticas con avisos tempranos a esa misma población. Bueno, ese sistema de alerta no está. Tampoco veo que haya trabajos a nivel barrial donde se lleve un censo acabado para saber bien dónde están las personas discapacitadas, las personas de edad avanzada, las familias con niños, etcétera”.

Volviendo a lo vivido en los barrios, así relataba la situación el trabajador ferroviario Gustavo Nocetti, mostrando fotos sacadas con su teléfono: “¡Este es mi barrio! ¡Así vivimos los trabajadores y los pobres en Almirante Brown! Ni Giustozzi, ni Cascallares ni ningún candidato de los partidos del ajuste vive así! Nocetti, harto de las promesas incumplidas por los sucesivos gobiernos, decidió tomar el toro por las hastas y presentarse como candidato a intendente del distrito, logrando gran simpatía entre sus vecinos. Lo mismo le ocurrió a Sandro Salazar, obrero de la gráfica MadyGraf (ex-Donnelley) y vecino del barrio "Cri Cri" de Escobar. Junto a su familia, Salazar fue uno de los tantos vecinos de barrios y localidades del distrito de Escobar que se vieron afectados ante las fuertes lluvias de las últimas horas, que provocaron serias inundaciones. “Es una verdadera catástrofe” afirmó. “Todos los gobiernos tienen su responsabilidad, tanto el nacional de Cristina Fernández como el provincial de Scioli, así como el intendente de Escobar Sandro Guzmán. Hace años están atornillados en sus sillones. Incumplen sistemáticamente con las obras que anuncian y prometen en las campañas electorales, que jamás llevan adelante. Los trabajadores y vecinos estamos cansados de vivir así. Esta mañana salí a recorrer el barrio y mis vecinos expresaban la bronca e indignación que sienten porque este problema no se resuelva más. Ya van más de diez años del llamado ’modelo’ y la infraestructura social, habitacional y sanitaria del país está en ruinas, cada vez peor”.

Otro de los lugares afectados fue Luján, donde hay vecinos que incluso decidieron abandonar sus hogares, hartos de las inundaciones cada vez más frecuentes. En San Antonio de Areco, donde cayeron más de 160 milímetros, hubo decenas de familias evacuadas por el desborde del río. Desde Lomas de Zamora llegaban fotos de calles completamente tapadas por el agua, y lo mismo ocurría en Quilmes, Merlo, Pilar, José C. Paz y Berisso. Las denuncias son las mismas en cada localidad: obras hidráulicas que no se hacen o se dejan a medias, proliferación de barrios cerrados que urbanizan zonas por donde antes se absorbía o desagotaba el agua, existencia de canales de riego clandestinos que desvían el curso de los arroyos.

En la Ciudad de Buenos Aires gobernada por el PRO esta vez se registraron menos vecinos afectados directamente por el agua, pero hubo una falla generalizada de los semáforos, que dejaron de funcionar por decenas sumando dificultades al intenso tránsito vehicular. La imposibilidad de canalización del agua caída trajo trastornos en el funcionamiento del subte, trenes y los vuelos.

Al cierre de esta edición rige un nuevo alerta meteorológico (que podría incluir granizadas) para Capital Federal, la zona del Río de la Plata, Entre Ríos, centro y noreste de la provincia de Buenos Aires, sudeste de Córdoba y centro y sur de Santa Fe. En pleno cierre de campaña electoral, la tormenta divide aguas muy claramente: de un lado están las promesas de los candidatos de los partidos como el Frente para la Victoria, el PRO o el Frente Renovador, bien protegidos en sus countries o edificios lujosos, y del otro lado la realidad de los habitantes de los barrios más populosos, entre los cuales están los trabajadores y trabajadoras que decidieron presentarse como candidatos porque saben que sólo ellos se preocupan realmente por resolver las problemáticas de infraestructura que afectan a esos barrios.







Temas relacionados

Aníbal Fernández   /    La Plata   /    Mauricio Macri   /    Inundaciones   /    Daniel Scioli   /    Sociedad   /    Urbanismo   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO