×
×
Red Internacional

Primera División. Boca, campeón de la Copa de la Liga tras contundente 3-0 a Tigre

El equipo de Battaglia se impuso en lo futbolístico durante los 90 minutos. Goles de Rojo, Fabra y Vázquez para asegurar el título. Nuevamente, repudiable inclusión de Villa.

Augusto Dorado@AugustoDorado

Domingo 22 de mayo | 18:30

El Xeneize fue contundente de principio a fin en esta final de torneo. Se enfrentaba a una de las revelaciones, el Tigre recién ascendido de Diego Martínez que había bajado -y jugando bien- a un candidato seguro, el River de Gallardo. En el partido definitivo, Boca sacó chapa de equipo grande y nunca flaqueó, ni siquiera cuando sufrió la injusta anulación de un gol de esos que solamente los caprichos del VAR determinan como inválidos. Pero la mayor posesión y seguridad durante todo el primer tiempo, el gol de Rojo sobre el final de esa primera etapa (con la involuntaria complicidad de Marinelli, un gran arquero que se equivocó cuando más duele), el temple para acomodarse luego de un único momento en que Tigre inquietó con aproximaciones de Retegui y luego un golazo de Fabra, fueron los argumentos con los que cerró el partido y se autoproclamó campeón del fútbol argentino. El tercer gol, el de Vázquez, fue para bajar la cortina y regodear al pueblo azul y oro.

Boca Juniors es un merecido campeón de esta Copa de la Liga, lo que le asegura una nueva participación en la Copa Libertadores (edición 2023), solamente cayó en una ocasión y limpió del camino al equipo que entregó mejor fútbol: el Racing de Gago, que pese al invicto cayó rendido ante los de Battaglia. En la final de este domingo en el estadio Mario Alberto Kempes no dio ningún lugar a dudas ante un Tigre que no pasó de ser un equipo prolijo y un buen partenaire. De todas maneras, los de Victoria pueden estar orgullosos por este subcampeonato y por el futuro del equipo.

Sin embargo, lo que es imposible dejar de mencionar es que uno de los protagonistas del plantel recibió un respaldo repudiable: nuevamente Sebastián Villa estuvo como titular todo el partido en la final, justo después de la semana en que avanzó la causa por el delito de graves situaciones de violencia de género y abuso sexual, ante lo que la dirigencia hizo la vista gorda, felicitándolo por su cumpleaños o con palabras elogiosas de boca de Juan Román Riquelme ¿La ausencia de Villa podía haber afectado el rendimiento de este equipo? ¿Hubiera alterado el desenlace? Imposible saberlo, pero también hay que tomar nota de cómo afecta la lucha por erradicar la violencia de género y en ese sentido el balance es profundamente negativo porque no hubo ni actitudes ni tibias declaraciones de cuestionamiento o reproche de parte del club. Fue todo “siga, siga” a pesar de una víctima y de la ofensa a todo un colectivo (el potente movimiento de mujeres de este país). Villa es el caso más grave de un plantel en el que también protagonizó hechos repudiables Salvio, y donde también había antecedentes de denuncias por violencia contra en el arquero Rossi y el propio Villa en años anteriores. Hay una respuesta institucional lamentable de parte de Boca.

Boca Juniors es campeón del fútbol argentino y el envión de esta copa lo ubica en buena posición para su camino en la actual Copa Libertadores y para el próximo campeonato, que tendrá formato clásico de torneo en el que se enfrentan todos los equipos participantes. Pero en esta primera mitad del año, el festejo y el papel picado son azules y amarillos.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias