×
×
Red Internacional

Crisis sanitaria. Colapsó la ocupación de camas de terapia intensiva en Berisso

Trascendió en los medios locales y nacionales el colapso del área de terapia intensiva en Hospital Larrain debido al avance de Covid-19. Entrevistamos a Federico Surila referente del Frente de Izquierda.

Cristian CanecillasDocente de La Marrón. Delegado Suteba Berisso

Jueves 6 de agosto de 2020 | 16:19

Desde el Hospital Mario Larrain manifestaron su preocupación porque en la Unidad de Terapia Intensiva de 10 camas disponibles, 9 están ocupadas. Este hecho generó un debate en la redes y entre los pobladores de Berisso sobre las responsabilidades en esta situación.

Según datos oficiales, el Municipio tiene 629 casos confirmados (212 activos, 401 con alta médica y 16 fallecidos), y 1791 casos descartados. Hace apenas tres semanas, el intendente Fabián Cagliardi puso en funciones al nuevo secretario de Salud, Santiago Ramírez Borga.

Sin embargo, desde inicios de la pandemia en el país y la aplicación del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO), se sabía que la ciudad no cumplía con las condiciones mínimas que se necesitaban para cuando se llegue el pico de contagios. Que el precario sistema sanitario en Berisso, teniendo en cuenta los datos de hospitales públicos y privados, no llegaría a ni a la mitad de lo sugerido por la Organización Mundial de la Salud para enfrentar el Coronavirus.

Hoy hay a un avance crítico en la ocupación de camas, un colapso del sistema de SAMe que no llega a quienes necesitan ser hisopados, y que perjudica también a aquellos deben ser atendidos por otras enfermedades.

Frente a esto el referente del Frente de Izquierda en Berisso y trabajador de la salud, Federico Surila, declaró: "Desde el principio de la cuarentena planteamos un programa que anteponga los intereses de los trabajadores y no seamos los que paguemos las consecuencias de la crisis, pero desde los sectores gobernantes priorizaron otros intereses".

En el mismo sentido, agregó: "Nos encontramos ante una situación crítica en los hospitales, es muy grave en nuestra ciudad y comienza a serlo también en distintos municipios de nuestra provincia. Los trabajadores de la salud venían denunciando y alertando acerca de esto, y el propio gobierno lo preveía".

Campaña demonizadora de la responsabilidad individual

Surila también denunció que el gobierno "en vez de fortalecer el sistema sanitario, tiene cómo respuesta cargar sobre la población una campaña demonizadora de responsabilidad individual".

En ese sentido, explicó que el discurso del gobierno y también de los empresarios, "se cae por su propio peso, ya que la mayor cantidad de contagios se da en los lugares de trabajo y no por negligencia de los trabajadores, sino por los escasos recursos de bioseguridad destinados a enfrentar la pandemia como así también la sed de ganancia de los empresarios a costa de la vida de millones de laburantes".

En relación al gobernador de la provincia de Buenos Aires, afirmó "hemos escuchado al ministro de salud de la provincia y a Axel Kicillof hablar del enorme esfuerzo que se ha hecho para incrementar el número de camas e insumos, un discurso que tiene muy poco de cierto. Si uno ve la cantidad de millones de dólares que se han pagado en este año a los especuladores y lo compara con el vaciado presupuesto de salud".

A esto debemos sumar los enormes problemas de pobreza estructural que padecen las familias laburantes, que propician el avance de contagios en las barriadas populares.

En ese sentido, el ex candidato a intendente, sostuvo, "el no acceso a servicios básicos elementales como el agua, el hacinamiento, las viviendas precarias, generan un caldo de cultivo propicio para los contagios, cuestión que también fue denunciada por los trabajadores de la salud".

En el mismo sentido, resaltó, "la gran mayoría de la población trabajadora que solo puede acceder a trabajos precarios se ve obligada a sobrevivir con un IFE de 10 mil pesos, ni siquiera un cuarto de lo que cuesta la canasta familiar según datos del indec. Mientras que por otra parte el gobierno y la oposición celebran un acuerdo con los especuladores, que no es más ni menos que la legalización de una estafa que deberán pagar los laburantes y solo traerá penurias y miserias para el pueblo".

A días de que el gobierno del Frente de Todos junto a la oposición de Cambiemos festejen el acuerdo con los buitres extranjeros, la crisis en las familias trabajadoras y los sectores más vulnerables se siguen profundizando mientras que con los U$S 17.000 millones extra que cedieron a los buitres se podrían costear 9 millones de IFE por 14 meses.

"Nosotros hemos sido claros, creemos que podemos enfrentar en mejores condiciones la pandemia. Los recursos existen, hay que afectar la ganancia de los que siempre ganan… los capitalistas", sostuvo Surila.

Para finalizar, agregó "Desde el PTS en el FIT hemos planteado la unificación del sistema de salud, poniendo los recursos del sector privado a disposición de toda la población. Hemos planteado la reconversión de sectores de la industria para fabricación de insumos y respiradores. Y hemos planteado la inmediata necesidad de incrementar el sistema de salud y la IFE en base a un impuesto a las grandes fortunas. Un impuesto del 3% a las principales fortunas del país podría generar un ingreso de 30 mil pesos para todo aquel que lo necesite, además de un mayor presupuesto para el sistema sanitario".




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias