×
×
Red Internacional

Oposición derechista. Como si nunca hubieran gobernado: Juntos por el Cambio se reunió y criticó la pobreza

Fue en La Matanza. Ni Macri ni Carrió estuvieron presentes. Hubo un comunicado común lleno de frases hechas. Un intento de parecer unidos para tapar la lucha interna que sigue hasta 2023.

Viernes 20 de mayo | 20:53

Mauricio Macri no pudo o no quiso pisar La Matanza. Fue este viernes, cuando en el distrito más populoso de la Provincia de Buenos Aires se reunió la oposición derechista de Juntos por el Cambio. Fue para intentar hacer las pases y mostrar una foto de unidad en el marco de las tensiones internas hacia el 2023.

A la hora de los discursos, según reseña la corporación mediática afín a este espacio político, hubo triunfalismo. Según relatan, Miguel Ángel Pichetto afirmó que “si nos mantenemos unidos y no hacemos muchas tonterías, vamos a ser gobierno en la Argentina″. Un poco más osado en cuanto a los objetivos, Horacio Rodríguez Larreta llegó a afirmar que “dado que vamos a ganar, tenemos que tener en marzo un plan consensuado e integral”.

Lo de “consensuado” aparece como problemático. Es público que hay matices en la coalición opositora a la hora de los programas. Aclaremos que se trata de matices dentro de una óptica común de ajuste, en la línea del acuerdo con el FMI. A la hora de hablar en los distintos cónclaves empresarios de las últimas semanas, el “moderado” Rodríguez Larreta se mostró en sintonía con Macri y, por lo tanto, muy cerca de Milei.

Es bueno recordar que, cuando llegó al gobierno a fines de 2015, Cambiemos se proponía un programa de ajuste duro, orientado a lograr la “confianza” del gran capital. Si ese programa no se desarrolló hasta el final fue por la resistencia y el repudio de amplios sectores de la población trabajadora.

Este viernes sobraron, a la hora de las propuestas, sobraron las frases hechas y faltaron las propuestas concretas. Sin embargo, así y todo, Juntos por el Cambio demostró su abierto alineamiento con el gran empresariado y su rechazo virulento hacia los sectores más humildes de la población y las organizaciones que los representan o agrupan. Sean estas oficialistas o independientes, como es el caso de quienes convocaron a la Marcha Federal hace 10 días.

Así, entre las ideas que están en el comunicado que se difundió a la prensa se señala que “la mejor política social es el trabajo” y, en función de eso se habla de “una macroeconomía estable” y “herramientas concretas que permitan mejorar la empleabilidad y formalizar el trabajo de los sectores vulnerables”. Detrás de las palabras vacías emerge la condena a los planes sociales y la defensa de políticas de reforma laboral. ¿Qué otra cosa son las “herramientas concretas” para “mejorar la empleabilidad” sino el pedido empresario de una reforma laboral que permita bajar los costos para despedir?

El mismo tono tiene el comunicado cuando terminar con “clientelismo político” o establecer una “red de protección social para la igualdad y la libertad” que sea “clara y transparente”.

El encuentro de este viernes en La Matanza no cierra las brechas internas. La carrera hacia el 2023 sigue abierta. Tanto entre los distintos partidos y espacios que conforman la alianza Juntos por el Cambio como entre las figuras de las mismas. La interna entre Rodríguez Larreta, Patricia Bullrich y, eventualmente Macri, está lejos de haberse definido. La foto de la tregua no es la foto del final de la guerra.

Mientras tanto, lo que sobra es el cinismo. Los partícipes de la reunión fueron parte de la gestión que entre fines de 2015 y fines de 2019 hundió al país y trajo al FMI de vuelta.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias