×
×
Red Internacional

Las capacitaciones a cargo del Estado no cuentan con amplia matrícula, tienen pocos capacitadores y ofertas de cursada. Institutos, universidades y centros de formación privada poseen una gran oferta cobrando precios muy altos mientras en la Provincia de Buenos Aires el Gobierno de Kicillof sostiene en la precarización a 50.000 docentes desocupados, subocupados y no garantiza acceso amplio a cursos por puntaje.

Celeste MolinaDocente de Nivel Primario, Estudiante del Postítulo de ESI JVG

Agustin PalazzeziEstudiante ISFD 35 - Docente de Historia Agrupación Marrón

Jueves 10 de junio | 01:04

Para quienes no están al tanto de lo que conlleva inscribirse en una carrera docente, los estudiantes de los profesorados tardan un promedio de 4 a 6 años en finalizar la carrera. La gran mayoría, son hijos e hijas de trabajadores que provienen de sectores populares, quienes al mismo tiempo que estudian realizan trabajos ultra precarizados ya sea en actividades fuera del sistema educativo como en los planes propuestos por el Ministerio de educación PIEDAS, FORTE, ATR y luego de recibidos el plan FINES.

Lo que comienza con una fuerte ilusión en muchos, no solo por la vocación sino también por una búsqueda laboral estable, termina siendo solo el principio de una verdadera odisea. En su mayoría los estudiantes de los profesorados son mujeres y sostén de hogar. Cabe destacar, que esto que se profundizó en tiempos de pandemia no es otra cosa que la consecuencia de una política de precarización que mantuvieron, a pesar de sus matices, los gobiernos nacionales desde el menemismo, pasando por De la Rua, Duhalde, los Kirchner, Macri y Alberto Fernández, en conjunto con los distintos gobernadores como Scioli, Vidal y Kicillof (solo por nombrar a los últimos tres), en connivencia más o menos indirecta -dependiendo de las circunstancias y el oportunismo político- de las dirigencias sindicales como es el caso de Suteba y CTERA.

¿Por qué sucede esto?

Una vez recibidos, los docentes debemos seguir sumando puntaje a fin de
titularizar e ir subiendo dentro de un sistema diseñado, en sus orígenes, para respetar el orden de mérito de acuerdo con la antigüedad, capacitación, etc. Esto surgió a principios de los años 90´para reemplazar al antiguo sistema de elección que consistía en las asignaciones “a dedo”, lo cual generaba mucha controversia. Lo que comenzó como un sistema más igualitario se convirtió en un negocio del
que sacan jugosas ganancias las instituciones privadas.

Es un secreto a voces que en esta odisea que representa estabilizarse dentro del sistema educativo, hay quienes aprovechan esta oportunidad para llenarse los bolsillos. Sobre esto hay ejemplos muy contundentes.

¿Quiénes son los principales beneficiarios de este negocio?

Como cualquier persona puede buscar en internet productos para comprar a la distancia en plataformas como “Mercado libre” un pantalón, un secador de pelo o un parlante, también se pueden encontrar ofertas para los cursos docentes. Al buscar también en Google llueven las ofertas de formación docente paga. Lo peor de todo es que muchos de estos cursos cumplen solo con el mero objetivo de sumar puntaje, ya que en muchas ocasiones te dan hasta los trabajos prácticos resueltos para que el o la docente no pierda el tiempo. Además ¿Quién no se cruzó en épocas de actos públicos presenciales con promotores pertenecientes a estas agencias repartiendo volantes como si estuviese vendiendo cualquier otro producto?

Veamos las “ofertas”. La universidad FASTA , ofrece dos diplomaturas por 5 puntos por un total de $21.000 llegando a poder obtener para el puntaje de otros títulos un total de 7 puntos por casi $30.000. Por otro lado, la editorial BEMSA cuenta con cursos para llegar a 10 puntos por 12 cuotas de $5900, un total de $70.800. Mientras que Aunar Proyectos Educativos propone cursos para los puntajes anuales del 1, 21 por el costo de $3.500.

Un dato interesante a saber es que FASTA pertenece a una organización confesional que colaboró con altos jefes del gobierno militar de 1976 a 1983 y apoyó a los grupos que resisten el avance de los juicios por los crímenes de ese entonces. Parte de sus miembros colaboraron con la formación de la policía bonaerense durante la gestión del gobernador peronista Felipe Solá (quien hoy se desempeña como ministro de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto del gobierno de Alberto Fernández).

Te puede interesar: PROVINCIA DE BUENOS AIRES.Despidos y privatización educativa: “El que quiere capacitación con puntaje, que se la pague”

Actualmente, los y las docentes solo podemos ingresar por año un total de 1,20 y en otros títulos un total de 10 en posgrados. Luego de este brevísimo recorrido por propuestas y aranceles de las capacitaciones pagas ¿Qué nos dice esta realidad?

Si no trabajo no puedo pagar cursos y sin puntaje no hay estabilidad laboral

Esta situación deja al descubierto una gran contradicción: son los mismos docentes que no cuentan con cargos fijos y un bajo salario quienes terminan siendo empujados por la misma crisis a pagar estos cursos de valores exorbitantes para acceder lo más rápido posible a la titularidad.

¿Cómo un docente que paga alquiler, es sostén de su hogar y no tiene cargo fijo puede llegar a acceder a estos costosos puntajes? Con un sueldo básico por cargo que ronda en los $41.000 y una canasta básica familiar de $60.800 aproximadamente que no contempla estos aranceles antes vistos.

Como es sabido el Ministerio de Educación de la Provincia de Buenos Aires realiza cursos por medio de los CIIE pero estos no cuentan con una gran cantidad de capacitadores, tampoco tienen variedad de ofertas y los cupos son limitados. Además, exigen que para cursar estés dando clase, cuando justamente se cursan para poder obtener el puntaje que permite acceder a horas y cargos. Toda una contradicción.

Trabajo con plenos derechos tiene que ser la primera exigencia, aunque no la única

Queda en evidencia que las posibilidades en camino a la titularización para los docentes que cuentan con bajo puntaje no son muchas: se espera contar luego de varios años con los puntos necesarios para la titularización (incluso realizando las capacitaciones del Estado) o realizas cursos en el ámbito privado para obtener ese puntaje en menos tiempo. Esto es desigual en distintas áreas de la enseñanza y en distritos, pero a nivel provincial es una realidad innegable: somos cerca de 50.000
docentes los y las que estamos desocupados y subocupados.

Mientras el gobierno sostiene un presupuesto de ajuste en plena pandemia para seguir pagándole al FMI una deuda ilegal, de la que el pueblo no vio un solo peso, miles de docentes estamos cada vez más empobrecidos. Muchos tuvimos que salir a buscar por otro lado -incluso en trabajos mucho más precarizados- mientras hay docentes que están recargados de tareas, ya sea porque tienen dos cargos o más para no ser pobres o porque la
bimodalidad genera un doble trabajo. Sin contar el que no es pago y realizamos por fuera de nuestra jornada laboral.

También podes ver: Docentes desocupados y precarizados organizan fondo de lucha y llaman a la coordinación

Quienes estamos desocupados o subocupados podemos crear instancias de organización para visibilizar nuestras demandas y pelear por tener trabajos con plenos derechos, exigiendo el reparto de las horas de trabajo para que todos podamos trabajar lo mismo ganando lo necesario para cubrir la canasta familiar con un solo cargo. Una jornada laboral de 6 horas: 4 frente al curso y 2 para planificar, corregir y lo que sea necesario hacer.

Claramente los docentes tenemos como reivindicación histórica las capacitaciones en servicio y si bien de manera formal las hemos conseguido, tenemos que seguir peleando para que sean accesibles, variados y de calidad. Es urgente pelear por una política que refuerce las capacitaciones gratuitas y de calidad a cargo del Estado y, de esta manera, anular todo tipo de posibilidad para que el sector privado haga de la formación docente un negocio. Por supuesto, esto solo puede venir de la mano de
la organización de las y los docentes, ya que, como mencionamos más arriba, se viene manteniendo desde hace varios años a pesar de los cambios de gobierno. Este viernes 11, por ejemplo, se realizará una acción organizada por los sectores en lucha del Area Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), del cual formarán parte docentes junto a ferroviarios, trabajadores de la salud, etc.

Te puede interesar: AMBA.Gran asamblea de sectores en lucha: votaron mesa abierta de coordinación y jornada unitaria el 11/6




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias