×
×
Red Internacional

LA CGT AGREDE A LA IZQUIERDA. Córdoba: insultos y silbidos contra Laura Vilches, legisladora del FIT

Con el aval del delasotismo y su bloque de legisladores, la CGT cordobesa abucheó a Laura Vilches, legisladora del Frente de Izquierda, en el recinto.

Jueves 30 de abril de 2015 | Edición del día

1 / 4

En la sesión del día 29 de abril de la Unicameral cordobesa se realizó un homenaje por el Día Internacional de los Trabajadores. Todos los bloques intervinieron para “homenajear” a los trabajadores. Todos coincidieron en diferenciarse de la intervención de la legisladora Vilches, mostrando un gran arco de partidos patronales que le hizo el coro a Unión por Córdoba. El oficialismo, por su parte, llevó delegaciones de la UOM, de la Unión Ferroviaria, de la UOCRA, de la Asociación Bancaria, entre otros gremios de la CGT delasotista.

Fue el legislador de Unión Por Córdoba, José Pihen, Secretario general del Sindicato de Empleados Públicos (SEP) y miembro de la CGT, quien despuntó el “homenaje” reivindicando el rol de los sindicatos bajo el peronismo y tomando la lucha de los Mártires de Chicago como una cuestión del pasado, de “otro momento del capitalismo”, cuando había que luchar por la jornada laboral, la efectivización, el blanqueo, la sindicalización de los trabajadores. Todo eso, según el jefe del SEP, ya no sería necesario.

Luego le tocó el turno al bloque radical que reivindicó al dirigente de la UCR, Crisólogo Larralde y su concepción de que el obrero tenía que ser “socio del capital y no su esclavo”. Lo siguió el legislador Santiago Clavijo, hasta hace poco del Frente Cívico, quien se plegó en términos generales, a las palabras de Pihen.

El homenaje de la Izquierda

Fue con la intervención de la legisladora del PTS - Frente de Izquierda, Laura Vilches, cuando quedó en claro qué intereses defienden la CGT, el delasotismo y el kirchnerismo. Luego de señalar el carácter internacional de una clase que sufre miserias y penurias parecidas en distintas partes del mundo bajo la explotación capitalista, defendió el Día Internacional de los Trabajadores como un día de lucha y organización independiente de los patrones y sus partidos, frente a peronistas y radicales que saludaron la imposible colaboración entre el capital y el trabajo.

Pero fue tras el recuerdo de los mártires de la clase obrera argentina, además de los Mártires de Chicago y su lucha por la jornada de 8 hs, que estalló la silbatina de la CGT. Bastó la mención de los nombres de Carlos Fuentealba, Teresa Rodríguez, Maximiliano Kosteki, Darío Santillán y Mariano Ferreyra, como los mártires que recuerda y homenajea el Frente de Izquierda, y la alusión a que fueron “asesinados por las balas policiales o las patotas sindicales como las que siguen persiguiendo en los gremios a los delegados y trabajadores antiburocráticos”, para que la burocracia estallara en insultos como “andá a laburar”, “caradura” y silbidos con el fin de impedir que Vilches continuara con su intervención.

“Cada cual se pondrá el sayo que le quepa”

Lo insólito fue que ni siquiera fueron mencionadas las conducciones de los gremios ni los sindicatos a los que Vilches identifica como burocracias, tras lo cual la legisladora agregó “cada cual se pondrá el sayo que le quepa, mientras tanto nosotros seguiremos haciendo homenaje a los trabajadores que siguen luchando por sus condiciones de trabajo, como los trabajadores de la UOM, jóvenes ultraprecarizados que se organizan aún a pesar de las conducciones gremiales; como los trabajadores de la industria automotriz, como los trabajadores de Lear…”

Allí volvieron a estallar los insultos de la patota de la UOM y la CGT que le hacía de coro, con el beneplácito de todo el bloque de Unión por Córdoba que se sumaba a una suerte de hinchada que cantaba “borombombón, borombombón, los sindicatos, son de Perón”, así como la marcha peronista.

“Homenajeamos a los trabajadores que se organizan, a los trabajadores de la educación, de la salud, que siguen defendiendo la salud y la educación pública; a las trabajadoras que son las más oprimidas entre los explotados y así lo haremos”.

Para finalizar, expresó que la realidad les va dando la razón a quienes pelean por los derechos de los trabajadores, cuya evidencia es la reciente reinstalación de uno de los indomables de LEAR, del mismo modo que sucedió hace unos meses en Volkswagen Córdoba con Walter Silva, despedido arbitrariamente con anuencia de la burocracia del SMATA.

La frutilla de postre apareció cuando el jefe del bloque del Frente para la Victoria atacó al Frente de Izquierda para defender a un gobierno que “no tiene patotas sindicales” ni métodos violentos como los que terminaron con la vida de Mariano Ferreyra. Esto le significó el aplauso rabioso de toda la bancada delasotista, y por supuesto, la hinchada “democrática” de la CGT.

En la Unicameral cordobesa quedó expuesta, una vez más, la estrecha relación que existe entre las burocracias sindicales y sus patotas, los legisladores que defienden a los partidos patronales y los gobiernos de la provincia y la nación.

Intervención legisladora Laura Vilches




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias