×
×
Red Internacional

La empresa, que fue emblema del gobernador Valdés, suspendió y despidió a todos los obreros que pelean por sus derechos y mejoras laborales para todos sus compañeros. Los trabajadores por su parte resisten y luchan por la reincorporación.

Miércoles 4 de agosto | 21:05

Cuatro trabajadores del frigorífico Muralla China fueron despedidos y otros tres recibieron suspensiones luego de haber participado de una asamblea interna en la que reclamaron mejores condiciones laborales, salarios acordes a los costos de vida y por sus derechos a tener representantes sindicales. Ante este ataque de la patronal, los obreros, desde la semana pasada, decidieron quedarse gran parte del día en las afueras de la fábrica en modo de protesta, y planifican intensificar las protestas.

Te puede interesar: La justicia ordena la reincorporación de trabajadores en ArreBeef

Los trabajadores en conflicto sufrieron las represalias luego de organizar una asamblea fuera de la fábrica en la cual participaron más de setenta trabajadores, para exigir a la patronal aumento salarial, ya que desde 2019 vienen percibiendo el mismo sueldo mensual de $25.700. Además, reclaman tener aguinaldo, como así también vacaciones y el derecho a poder afiliarse al Sindicato de Carne.

Julio Cesa Portillo, un trabajador del frigorífico, contó a La Izquierda Diario que la empresa “pone un monto en los recibidos de sueldos y otra cosa es la que cobran de bolsillo”. “Le depositan en su cuenta 25 mil pesos y en su recibo consta que dicen cerca de $50.000. Por mes le están estafando entre 25 y 30 mil pesos”, denunció.
Luego comentó que han realizado las denuncias correspondientes ante la Secretaria de Trabajo, pero que hasta ahora sus reclamos no son escuchados. Además, señaló que en la empresa la misma Subsecretaria de trabajo constato que hay entre 30 y 35 obreros trabajando en negro (no registrados) y algunos de ellos son menores de edad, según reveló Portillo.

Por su parte, el trabajador Paolo Godoy denunció que la persecución comenzó cuando empezaron a organizarse sindicalmente: “Las suspensiones nos notificaron por WhatsApp, y a mi hasta me acusaron de robo sin ninguna prueba,” expresó, demostrando así que las sanciones de la empresa son totalmente discriminatorias sindicalmente.

La Muralla que dejó sin trabajo a más de 300 personas

El grupo Velar vendió el Frigorífico Tomás Arias a empresarios asiáticos insolventes (según datos oficiales) que representan a Muralla China S.A., en más de 5 millones de dólares, a la vez que dejó en la calle a más de 300 empleados a quienes se le debe indemnizaciones laborales con sentencia firme desde hace más de 20 años. El fallo data de 1996.

Para los cientos de trabajadores que siguen esperando cobrar el juicio laboral, no está claro, quien en realidad es el verdadero dueño de lo que en algún momento fue el emblema fabril de la localidad de Riachuelo.

En la actualidad, hay días que no se faena, y lo que se vendió como un boom cárnico de la zona con sueños de exportación a los mercados del otro lado del mundo, solo se ha convertido en un matadero donde explotan a los trabajadores para la ganancia de unos pocos.

La mayoría recuerda que se consumieron páginas en los diarios locales que anticipaban que 2000 cabezas de ganado diario como mínimo irían a ser faenados en el Tomás Arias. “Era inconcebible que Corrientes no tenga la posibilidad de faenar, con Muralla China vamos a hacer que la carne correntina llegue el mundo. Juntos vamos a construir la provincia que soñamos, una Corrientes industrializada, agregándole valor a nuestra materia prima”, había declarado de manera entusiasmado el gobernador de Corrientes, Gustavo Valdés de Juntos por el Cambio, cuando encabezó la re apertura del frigorífico en el 2019.

La Muralla China -que está instalada en 42 hectáreas de la localidad correntina de Riachuelo- en un principio contrató a 126 operarios y se tenía previsto aumentar el personal a 160; sin embargo, en la actualidad trabajan menos de 80 empleados y en pésimas condiciones. Además esta empresa que cuenta con grandes beneficios impositivos otorgados por el gobierno provincial tiene una deuda de más de dos millones de pesos con el Departamento Provincial de Energía de Corrientes (DPEC).




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias