×
×
Red Internacional

Antipiquetes. De Zabaleta a Marra: la criminalización a los pobres cayó como fichas de dominó hacia la derecha

El libertario Ramiro Marra presentó un proyecto para imputar a quienes participan de manifestaciones con sus hijos. Esta semana, la estigmatización a movimientos sociales comenzó por el Gobierno y cayó como fichas de dominó hacia la extrema derecha.

Jueves 7 de abril | 16:43

Ramiro Marra, el legislador porteño socio de Javier Milei en Libertad Avanza, presentó un proyecto de ley en CABA, para prohibir la presencia de menores de 16 años en manifestaciones que corten el tránsito. Esto se suma a otro proyecto que presentó recientemente, para directamente prohibir las manifestaciones.

Esta nueva aparición de la extrema derecha liberal, a la que los grandes medios de comunicación le dan horas de televisión, se da en medio de inmensas protestas que están protagonizando los movimientos sociales opositores al Gobierno, en reclamo de comida, aumento en el monto y la cantidad de los planes sociales y la exigencia de trabajo genuino.

Mientras en Argentina, la mitad de los niños y niñas son pobres, Marra quiere imputar a los miles que participaron del acampe frente al Ministerio de Desarrollo, con sus hijos e hijas, por no poder acceder a una guardería pública o privada, a la hora de salir a luchar por las condiciones de vida de sus familias.

Toda su fundamentación está basada en en artículo 194 del Código Penal, que fue impuesto durante la dictadura anti-obrera de Juan Carlos Onganía, como marco legal para reprimir las luchas del pueblo trabajador. Hasta el día de hoy, jueces y fiscales continúan usándolo para imputar y procesar a quienes reclaman por salario, comida, vivienda o en defensa del medioambiente.

Te puede interesar: Protestar no es delito: la aplicación del ilegítimo artículo 194 contra cortes y piquetes

Un día antes de que Ramiro Marra presentara su nuevo proyecto de ley anti-piqueteros, Christian Castillo, dirigente del PTS en el Frente de Izquierda Unidad, lo cruzó en televisión por sus insistencia en aplicar el código penal contra los manifestantes. "Es una inmoralidad lo que plantea, habiendo un 37,9 % de pobreza en Argentina”, dijo Castillo y aclaró "si fuese como dice Marra, toda movilización sería un delito y no es así. El artículo 194 dice que si el corte es por un tiempo determinado y hay vías alternativas no hay delito. Eso lo dice la jurisprudencia argentina".

¿Que otra cosa se puede esperar de Ramiro Marra? Dueño de la sociedad de Bolsa Bull Market Brokers, que heredó de su padre, Daniel Marra, quien inició su carrera bursátil en Wall Street: una familia que se enriqueció con la especulación financiera. Escondidos tras la demogogia anti-casta política, Marra y sus socios libertarios, pujan por representar descarnadamente los intereses del capital financiero y los grandes empresarios.

Un hecho peculiar, que contrasta con su demagógico apego a las leyes, es que a fin del año pasado, la Comisión Nacional de Valores multó a Ramiro Marra por $2 millones, por hacer recomendaciones financieras sin tener certificado de “idoneidad”.

Un dominó hacia la derecha

Libertad Avanza, está siendo el ala extrema dentro de un consenso anti-piquetes que manifiestan distintos sectores de la casta política argentina, a pedido de las grandes patronales. El objetivo común es mantener el control de la calle, en medio de una crisis social con 17 millones de personas pobres; donde los ajustes que el Gobierno nacional viene llevando adelante a pedido del FMI, se combinan con una alta inflación, puestos de trabajo cada vez más precarios y salarios por debajo de la inflación.

Esta semana, la estigmatización a las protestas de trabajadores desocupados, informales y precarizados, comenzó por el Gobierno nacional y cayó como fichas de dominó hacia la derecha.

El lunes fue el Ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta, quien en vez de atender los reclamos de los movimientos sociales, los demonizó: "¡Basta de apretar a los argentinos de esta forma!", dijo. De su lado, Fernando "Chino" Navarro, funcionario en la jefatura de Gabinete y dirigente de Movimiento Evita, movimiento social afín al Gobierno, habló de “cortes salvajes”.

Horacio Rodríguez Larreta, el jefe de gobierno porteño, le tomó el guante y pidió al Gobierno Nacional que les quiten los planes sociales y un "compromiso total" para evitar nuevos acampes (léase, para reprimir). Luego de esto, reapareció con toda furia, el líder del intento proto-fascista Movimiento Anti Piquetero Argentino, Ramiro Marra.

También esta semana, en Jujuy, se envalentonó el régimen policíaco del gobernador Gerardo Morales (UCR - Juntos por el Cambio) y se llevaron de sus casas a dos dirigentes de movimientos sociales, a quienes mantienen detenidos de manera arbitraria, solo por manifestarse. Por este motivo, este jueves se llevó adelante una conferencia de prensa y manifestación por su liberación.

Una salida para el pueblo trabajador

Ante los intentos de las distintas coaliciones políticas de estigmatizar la protesta social de los sectores más pobres y de dividir y poner a los sectores ocupados contra los desocupados, informales y más precarizados; es necesario reunir fuerzas y organizarnos por salida que beneficie al conjunto del pueblo trabajador.

El Frente de Izquierda Unidad plantea pelear por reducir la jornada laboral a 6 horas, empezando por las grandes empresas, donde se podrían generar 1 millón de nuevos puestos de trabajo: bajando la carga horaria para los trabajadores y dándole trabajo a los desocupados. Otra demanda elemental es recuperar el 20% que perdió el salario bajo el macrismo y, una vez reconquistado, establecer que los salarios aumenten mes a mes, de a cuerdo a la inflación, para no volver a perder.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias