Mundo Obrero

MUNDO OBRERO

Despedidos de Siderca: Rocca sigue sin cumplir la conciliación obligatoria

Las 191 familias afectadas por los despidos así como el resto de los trabajadores de Siderca y de la población de Campana estaban a la expectativa del resultado de esta negociación.

Jueves 16 de enero | 10:07

Pese a realizarse una nueva audiencia la empresa propiedad de la familia Rocca sigue sin cumplir la conciliación obligatoria que dictaminó el Ministerio de la Provincia de Buenos Aires la semana pasada.

A las 11hs del día miércoles, los trabajadores despedidos de Tenaris-Siderca de la ciudad de Campana asistieron a una nueva audiencia. La reunión se realizó entre los representantes de la UOM con los funcionarios de la Secretaria de Trabajo de la ciudad.

No se anunciaron medidas por parte del sindicato.

Además los despidos se suceden en el marco de las intenciones del gobierno nacional de hacer un pacto social entre sindicatos y empresarios. No se debería permitir que Rocca viole las leyes en contra de los que menos tienen. La mayoría de los despedidos son jóvenes contratados. Muchos con su primera experiencia laboral.

Como informamos en La Izquierda Diario "el conflicto comenzó en Diciembre por las negociaciones por una nueva acta de suspensiones para el año 2020. La propuesta de la empresa comprendía la suspensión de los operarios con el 75 % del salario (55 % al bolsillo) y el despido de 300 trabajadores de planta y 100 trabajadores de contratistas. Como venimos explicando en La Izquierda Diario, en la planta trabajan más de 4 mil operarios de los cuales un mil lo hacen por contratistas tercerizadas (la mayoría bajo convenio de la UOCRA y UOM) y unos 500 bajo contrato de Siderca de plazo fijo con renovaciones mensuales hasta con duración de 5 años para la "posterior" efectivización".

Seguiremos en contacto con los trabajadores para ampliar la información.

Te puede interesar: Conflicto Tenaris/Techint: Rocca no tiene crisis y sigue incumpliendo con el Ministerio de Trabajo







Temas relacionados

Paolo Rocca   /    UOM   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO