Mundo Obrero

PROHIBICION DE DESPIDOS

Despiden a 200 trabajadores del servicio de transporte en La Plata

Osmar Corbelli, dueño del 80% de las líneas de transporte de La Plata, a días de reducir la frecuencia y el servicio que prestan sus empresas en la ciudad, despidió a 200 trabajadores en medio de la pandemia del Coronavirus y la emergencia sanitaria decretada por el Gobierno.

Bernardo Mayo

Agrupación David Ramallo por las 6 horas de trabajo en el transporte

Martes 31 de marzo | 17:37

Foto|ANDigital

Despidos y amenazas, realidades paralelas.

En el marco de la prolongación de la cuarentena obligatoria y la emergencia sanitaria decretada por el gobierno, los empresarios están aprovechando la situación de crisis para despedir y suspender personal, flexibilizar las condiciones de trabajo y, como si fuera poco, especular con las necesidades de la gente aumentando los precios de los productos esenciales.

Esta no es la excepción del transporte (declarado como “servicio esencial”) en la ciudad de La Plata. Osmar Corbelli, dueño de UP Union Platense, T. La Union S.A y Expreso ya suma en promedio unos 200 despidos entre choferes, lavacoches, administrativos y técnicos.

La situación de precarización de los trabajadores en estas empresas que se escudan en las leyes de flexibilidad laboral son la base de los despidos, ya que éstos presentaban un modo de contratación de prueba por 8 meses, renovándoles el contrato de forma mensual.

En la conferencia de prensa del domingo, Alberto Fernández, expresó que iba ser “muy duro” con los empresarios que despidieran a sus empleados, los cual no resulta efectivo con solo decirlo, ya que no se traduce en medidas concretas como prohibir por ley despidos y cesantías.

Mientras denunciamos la situación laboral en el transporte, Paolo Rocca, dueño de Techint anunció el despido de 1500 trabajadores y en la misma sintonía, el grupo Mirgor, propiedad de Nicolás Caputo, dispuso más de 700 desvinculaciones en su planta de Río Grande, Tierra del Fuego.

Desde el Movimiento de Agrupaciones Clasistas, MAC, exigimos no solo la prohibición de los despidos, sino también mejores condiciones laborales de sanidad para los miles de trabajadores que continúan asistiendo a sus puestos de trabajo; situación que ni el gobierno, empresarios y sindicatos tienen en cuenta.

Permiso para circular…y enfermarse.

Si bien a través del Decreto 260/ 2020 se considera al transporte como servicio esencial, este no contempla la salud de los trabajadores que siguen asistiendo a sus trabajos en condiciones precarias de sanidad ante el COVID 19.

Leé también: La Plata: hay alerta sanitaria pero las líneas de colectivo reducen el servicio

En esta semana se ven los colectivos transitando por la ciudad con mínimas medidas de resguardo y seguridad: carteles pegados por la empresa en los parabrisas con la consigna “Ascenso y descenso por la puerta trasera sin excepción”. Cortinas plásticas o cualquier otro tipo de separación para con el chofer. Medidas que no contemplan el cuidado real de la salud ni de choferes ni de usuarios.

No solo los empresarios continúan acumulando ganancias a costa de la salud de los trabajadores y usuarios del transporte sino que, ante sus medidas insuficientes de salubridad, el sindicato mira para otro lado.

El día 26 de marzo, Roberto Fernandez, Secretario General de la UTA (Unión Tranviarios Automotor) expresó, en una declaración del sindicato, que “los conductores de colectivos y los trabajadores de subterráneos, que cumplen con todos los requisitos indicados para evitar el contagio de la enfermedad y con los que hay que colaborar ascendiendo a los vehículos por la puerta trasera o la intermedia, para conservar la distancia entre las personas, asumen con profesionalismo la función que les ha sido encomendada, enfrentado contingencias y riesgos con la mayor templanza.”

Así como los trabajadores de la salud no son héroes sino trabajadores precarizados en un sistema sanitario que no brinda los recaudos necesarios para no contagiarse del virus COVID-19, tampoco lo son los miles de choferes que día a día denuncian las condiciones laborales que los exponen al contagio.
El sindicato, habla de templanza y profesionalismo pero ante los despidos hace oídos sordos.

La vida de miles de trabajadores y sus familias valen más que la especulación de empresarios que cuentan con el aval del sindicato para cargar la crisis sobre las espaldas de los mismos.

Es necesario avanzar de manera urgente en una ley que prohíba todos los despidos y las suspensiones mientras dure la cuarentena y establecer en todos los lugares de trabajo comisiones de Higiene y Seguridad a cargo de los trabajadores para controlar el cumplimiento de las medidas de prevención sanitaria. Nuestras vidas valen mas que sus ganancias.







Temas relacionados

#coronavirus   /    #Despidos   /    Transporte   /    Provincia de Buenos Aires   /    La Plata, Berisso y Ensenada   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO