×
×
Red Internacional

Marcos Ortiz sufrió un despido persecutorio en plena pandemia. La empresa incumple con el fallo de reinstalación cautelar.

Fernando LunaLic. Seguridad e Higiene - Trabajador de Shell Raizen

Jueves 9 de junio | 20:35

Marcos Ortiz fue despedido por Shell Raizen injustamente en plena pandemia, cuando regia el decreto de prohibición de despidos, con una falsa acusación de romper protocolos de COVID que no existían. Esta persecución, que involucró suspensiones a otros trabajadores, se dio en el marco del reclamo de los trabajadores por problemas con el hisopado que no se realizaban, irónicamente, por la falta de protocolos reales en plena pandemia.

Ortiz se presentó en el juzgado de Primera Instancia del Trabajo N° 4 junto con Gustavo Intrieri, abogado del Ceprodh, a fin de solicitar se resuelva el pedido de sanciones más graves a la empresa por el incumplimiento del fallo de reinstalación cautelar. Actualmente se le impone a la Raizen una multa irrisoria de $2.000 diarios por cada día de incumplimiento. Se hizo saber que esta multa lejos de lograr que Raizen cumpla con el fallo tiene el efecto contrario.

La empresa, hoy bajo la dirección de Raizen Brasil, continúa en la ilegalidad. No cumplen el fallo cautelar del 17/02/21 dictada por la Sala X de la Cámara Laboral con el agravante de que en ocasiones no abona las multas por dicho incumplimiento. El monto de las multas es irrisorio considerando que se trata de una multinacional de envergadura cuyas ganancias siguen en aumento.

El incumplimiento del fallo permite que la empresa continúe con estas prácticas de persecución. Suspendieron a tres brigadistas, bomberos de la refinería, por haber ido a una asamblea del sindicato luego de un incidente que casi costó la vida de un trabajador. Posteriormente ante una elección fraudulenta de comisión interna, siguieron suspensiones para los trabajadores que quisieron presentarse a dicha elección.

Cada día de incumplimiento del fallo de reinstalación de Marcos Ortiz, aumenta la impunidad de la empresa, que ampliaron sus ganancias durante toda la pandemia, a costa de arriesgar la salud de los trabajadores y sus familias. La Justicia debería hacer cumplir el fallo de reinstalación para que Marcos Ortiz vuelva recuperar el sustento de su familia.

Junto con Gustavo Michel de la agrupación Naranja Petrolera, mandaron su apoyo a los trabajadores del neumático.

Se solidarizaron con Marcos también los trabajadores de Madygraf, empresa bajo gestión obrera.

También diputados y referentes del Frente de Izquierda Unidad.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias