×
×
Red Internacional

Opinión. Editorial de editoriales: Los diez Massa facts

Sergio Massa entre el humo y los hechos. ¿A dónde va el Frente de Todos? Diez hechos de los primeros diez días del superministro. Crónica de una desigualdad profundizada. El affaire de Juntos por el Cambio y coaliciones que juegan a ser el meme del hombre araña. La hora de otro control tiene su episodio este 17 de agosto.

Escuchá esta nota
Domingo 14 de agosto | 10:28
Foto: Mariana Nedelcu

Especuladores en control

El superministro Sergio Massa cumplió sus primeros 10 días de gestión. Que sobrellevó la corrida cambiaria es tan cierto como sus altos niveles de precariedad. Con las reservas del Banco Central en terapia intensiva, el Frente de Todos queda a tiro de nuevos cimbronazos. Los especuladores están en control.

“La crisis no se profundizó ni, mucho menos, se revirtió. Quedó por ahora en suspenso” define Diego Genoud en La Política Online, señalando la fragilidad central del desembarco renovador. “No logró lo que a su lado habían dejado trascender antes de que asumiera: aumentar las reservas del Banco Central, que cayeron en más de U$S1000 millones en los últimos 10 días”. Los sojeros siguen sentados arriba de las silobolsas y no liquidan los dólares. El financiamiento externo que prometió el ministro, tampoco llegó.

Lo que no queda en suspenso es el avance de la desigualdad, con un Frente de Todos subido al barco del ajuste como dice Fernando Rosso en El DiarioAr. Los primeros 10 días de Massa pueden sintetizarse en una serie de medidas que apuntan a profundizar ese drástico rumbo que mostró en números el informe de Cifra de la CTA y Flacso. Con el gobierno de los Fernández, hasta el 2021, se transfirieron 41 mil millones de dólares que se le expropiaron a las y los trabajadores, para que se la lleven los sectores más concentrados del capital. En las huestes oficialistas no parece generar escozor que estén superando la transferencia de ingresos que ya hizo el gobierno de Macri. ¿Cómo entender sino las medidas, anuncios y resultados de los ultimos 10 días? Veamos.

  1. El martes Alberto Fernández habló en Lomas de Zamora de un posible “acuerdo de precios y salarios” para los próximos 60 días. Esa frase bastó para una nueva oleada de remarcaciones que detallan Leandro Renou en Página 12 y Esteban Rafele en El Cronista. Los “aumentos preventivos” de los especuladores se concentraron en lácteos, bebidas y elementos de higiene personal, con aumentos de entre 9% y 12% de una sola vez. Renou especifica que hubo “subas del 9 por ciento en las empresas Mastellone (La Serenísima), Unilever, Arcor y Molinos; mientras que Mondelez subió un 12 por ciento”.
  2. La inflación de julio marcó un récord como se esperaba: la más alta desde el 2002. No es la “inflación Massa” dicen… pero es la “inflación Frente de Todos”. Entre los productos con aumentos exorbitantes e inexplicables, está el azúcar: 30% solo en julio. Sí, 30%. La empresa que controla prácticamente toda su producción es Ledesma. El periodista Ari Lijalad mostró su balance: informaron ganancias por $5.837 millones de junio de 2021 a mayo de 2022.
  3. En lo que va del 2022, los precios de los alimentos subieron 48,3% (por encima del nivel general de inflación que es de 46,2% en estos siete meses). Aunque Leandro Renou cuenta que hay “en algunos casos incrementos que están por encima del 70 por ciento”. Entre las empresas alimenticias más importantes están Molinos Rio de La Plata y Arcor, de quienes también se conocieron sus ganancias. Para la primera, las ganancias solo en el segundo trimestre del 2022 fueron de $5.195 millones, triplicando las que tuvieron en el mismo período del año pasado. La segunda, reportó ganancias netas en el primer semestre de este año por $19.935,5 millones (38% más que las que tuvo en junio de 2021).
  4. El flamante secretario de comercio, Matías Tombolini, reconoció esta semana la voracidad de los laboratorios en la suba de precio (de hasta 135% en lo que va del 2022), que incumplieron los permanentes fallidos “precios cuidados”. Subieron los precios por encima del 11%, que era el acuerdo rubricado hace poco. Lo curioso es que semejante denuncia, no merezca ninguna acción por parte del gobierno. Tombolini dijo “No creo en las políticas de carácter punitivo” y que va a convocar a los laboratorios para “preguntar cómo usan los dólares". Lindo contraste con la campaña punitiva contra los más pobres, a quienes se estigmatiza, audita y amenaza con quitar planes sociales. Todavía esperan respuesta del gobierno Myriam Bregman, Nicolás del Caño y Alejandro Vilca del Frente de Izquierda que solicitaron que se identifiquen las 722 empresas, que según el ministro Sergio Massa, habrían efectuado 13.000 operaciones de triangulación y sobrefacturación de importaciones.
  5. Como contamos el domingo pasado, finalmente el gobierno hizo el canje de títulos de deuda en pesos que vencían este trimestre. El beneficio para la especulación financiera sigue siendo monumental: márgenes de ganancias asegurados con el “bono dual” que les permite que sigan la inflación o el dólar, según cuál ofrezca más beneficios. El negoción ofrecido hizo que haya una aceptación del 85%. Con esta movida, el gobierno logra patear “hasta junio, julio y septiembre del año que viene compromisos por 2,1 billones de pesos”. La especulación financiera sigue la rueda de ganar siempre.
  6. “Dentro de las empresas argentinas que cotizan en Nueva York, la acción de Edenor fue la que más se disparó entre el 27 de julio y este viernes: un 49,14%, en dólares” cuenta Alejandro Rebossio en El DiarioAr. La explicación está en la estrecha cercanía de Sergio Massa con sus dueños, Vila y Manzano. Los inversores interpretaron que “les irá necesariamente mejor”. Queda claro que los tarifazos más duros que implementará la gestión de Massa es una muy buena noticia para las ganancias de las empresas del sector, y muy mala para los bolsillos populares.
  7. Este jueves, Sergio Massa hizo anuncios desde Neuquén para favorecer los negocios en Vaca Muerta. Estuvo acompañado por “Wado” de Pedro, el gobernador Arcioni (Chubut) y Gutiérrez (Neuquén), y la nueva secretaria de Energía Flavia Royón. Econojournal repasa todos los anuncios, de los que se destacan tres particularmente. La aplicación del régimen de beneficios impositivos y fiscales (ley 19.640) en el mega proyecto de explotación de gas offshore sobre las costas de Tierra del Fuego. Las empresas que se beneficiarán son PAE de Bulgheroni, la petrolera francesa Total Energies y la alemana Wintershall Dea. Además, anunció un régimen cambiario diferencial para empresas que incrementen la producción de hidrocarburos. Quiere decir que tendrán libre disponibilidad de dólares (entre un 30% y 40% sobre las exportaciones registradas a partir del 2023). Otro beneficio anunciado: un sistema especial de importaciones para la industria petrolera.
  8. El jueves el Banco Central anunció una suba de tasas de casi 10 puntos. Una medida que tiene un doble efecto: al encarecer el crédito alienta la recesión de la economía; y beneficia enormemente a los grandes bancos que especulan con las Leliq ya que su tasa escala al 69,5 %. El año pasado las ganancias por intereses de las Leliq superaron el billón de pesos, una masa equivalente a más de 5 millones de jubilaciones mínimas por mes.
  9. En el Senado, presidido por Cristina Fernández, se activaron los pedidos de Massa de leyes que otorguen más beneficios impositivos a grandes empresas. La sesión del miércoles convirtió en ley la prórroga de “incentivos a la construcción”. La misma, de coautoría entre el superministro y Ritondo del PRO, ofrece a los empresarios un blanqueo de capitales, con el “incentivo” de pagar menos impuestos si están destinados a la construcción, exención del impuesto a los Bienes Personales, y otras reducciones en IVA y Ganancias. A su vez, se le dio firma en comisiones con un tratamiento express, a la ley que otorga beneficios impositivos a las automotrices y cuenta con media sanción de Diputados. En este caso, le regalan retenciones 0% (derechos de exportación) hasta 2031 a multinacionales como Toyota, Ford, Fiat, entre otros beneficios impositivos.
  10. El martes se publicó en el Boletín Oficial la “creación de un sistema de control y auditoría” de los planes sociales, para amenazar con quitar los planes a quienes no cumplan requisitos que ni siquiera están especificados. La resolución tiene las firmas del jefe de Gabinete, Juan Manzur, y el ministro del Interior, Wado de Pedro. Con esta herramienta, se profundiza la estigmatización y persecución a los más pobres y a las organizaciones sociales que vienen protagonizando masivas protestas como ocurrió nuevamente con el acampe este miércoles. Lo que sí puede esperar para el gobierno y las direcciones sindicales de la CGT y la CTA, es la convocatoria al Consejo del Salario, que fija el salario mínimo vital y móvil que tiene impacto en los montos de las prestaciones sociales. Se pateó, según dijo el ministro de trabajo, porque el titular de la Unión Industrial Argentina, va a estar de viaje en el exterior. El único anuncio sobre los ingresos de las mayorías, fue el de los jubilados: el bono representa un aumento de $233 por día para los haberes mínimos. Diego Genoud muestra con datos del Mirador de la Actualidad del Trabajo y la Economía el rumbo con las jubilaciones: en 2018 “representaban el 52% del total de los gastos del Estado y ahora representan el 42%: perdieron 10 puntos desde entonces hasta hoy”. Una comparación que basta para mostrar la dinámica y los alcances del anuncio.

Si la desigualdad creció primero con Macri, y con el Frente de Todos hasta el 2021, con estos 10 Massa facts las conclusiones de lo que sigue se sacan solas. Sobre todo cuando hasta Unicef está diciendo que en nuestro país más de un millón de niños, niñas y adolescentes dejaron de comer alguna comida diaria por falta de dinero.

Equilibrios y desequilibrios

Sigue flotando una pregunta: ¿por qué Cristina Fernández y La Campora están en el barco de Sergio Massa con esta hoja de ruta? A lo que ya sabíamos de su rol para designarlo superministro, esta semana se despejó la incógnita en el área de energía: aceptaron los cambios para permitir que se haga el tarifazo. Diego Genoud se aproxima con un respuesta en La Política Online: “aunque Massa haya prometido hacer lo mismo que Guzmán pero más rápido, hay entre ellos una diferencia fundamental. ´Sergio quiere ser candidato a presidente y no puede hacer cualquier cosa. Guzmán en cambio nos mintió´, repite un senador de trato histórico con la vice”.

Maia Jastreblansky en La Nación, preguntó si el respaldo del kirchnerismos a Sergio Massa puede tener fecha de vencimiento. Recibió como respuesta de un diputado de su órbita: “Probablemente aún cuando a él le vaya bien el kirchnerismo se va a desmarcar. Porque Sergio es escurridizo y representa otra cosa. Y por encima de todo el kirchnerismo tiene que cuidar su capital político”. ¿Primero su capital político, después la Patria?

La realidad es que avanza el plan de Massa con el “volumen político” que le ofrece hasta ahora el respaldo unitario del Frente de Todos. Aunque las tensiones no desaparecen, y traspasan al espacio de la vicepresidenta: ahí están los gobernadores velando por sus cajas provinciales, y la dirigencia de la CGT preocupada por su poder de negociación en las paritarias.

Entre las fotos que ofreció la hiperactividad del superministro esta semana, hubo una que destacó. Un Sergio Massa, reconocido por sus múltiples vasos comunicantes con Estados Unidos, recibió en su despacho al embajador chino Zhou Xiaoli este viernes. El contexto internacional es de máxima tensión entre China y el país imperial del norte. Claudio Mardones analiza en Tiempo Argentino el encuentro, como una muestra de “que los acuerdos del tigrense con CFK se extienden al terreno geopolítico”.

Casualidad o no, Marcelo Di Bari agrega en el mismo diario, otro hecho que involucra a China. El titular del Banco Central, Miguel Pesce, “admitió por primera vez que echó mano a los yuanes del swap con China. Esos fondos, que hasta ahora formaban parte de las reservas internacionales y no generaban cargos, ahora devengarán un interés cercano al 7% anual por las sumas que se usen para pagar las importaciones de ese país asiático”.

Massa tendrá igualmente su contrapartida yanqui: en dos semanas viajará a Washington y Nueva York a hacer su lobby, esta vez con el traje de ministro de economía. La parada obligada será con la titular del FMI, Kristalina Georgieva, quien le envió sus “sinceras felicitaciones” esta semana.

En el tablero del sistema político el juego de equilibrios y desequilibrios es transversal. Y parece retroalimentarse.

Eduardo Van Der Kooy analiza en Clarín un “juego de espejos” de las mutuas debilidades de las dos coaliciones mayoritarias. Ve que el arribo de Massa “para regenerar expectativas públicas parece menguar antes de lo pensado”, que atribuye al “acompañamiento anémico de Alberto Fernández” y “las condiciones que, aún a la distancia, sigue imponiendo Cristina Fernández”.

La vicepresidenta, como dice Diego Genoud, está embarcada en su batalla judicial: “mientras la mayoría de los votantes históricos pelea cada día por inventarse su sobrevida, CFK vuelve a concentrarse en un tema desconectado de las necesidades más urgentes” analiza.

A nadie se le escapa que Juntos por el Cambio está en su propio fango. Van Der Kooy habla de “la intifada de Elisa Carrió. Contra todos, a excepción de Mauricio Macri”. También quedó exceptuado Rodríguez Larreta, aunque con cierta incomodidad. Las razones de Lilita parecen ser varias, pero en una coincidió más con el ex presidente: “ponerle un límite a la creciente porosidad de algunos miembros de la coalición opositora con el sector más liberal del peronismo, liderado por Massa” como dice Mardones. Aunque Macri supo aprovechar esa porosidad para su conveniencia mientras estuvo en la Casa Rosada. El ventilador de la líder de la Coalición Cívica, en el mismo acto que quemó a varios del PRO, expuso el rol acuerdista y conciliador del peronismo bajo el desastre del gobierno de Macri.

La degradación de la política tradicional es el meme del hombre araña. Contratos electorales rotos. Ajuste a las mayorías. Aumento de la desigualdad. Acuerdo con el FMI. La crisis y la dependencia argentina tiene a las dos coaliciones como protagonistas y co-partícipes.

La hora de otro control

Esta semana fueron las y los docentes que están peleando en varias provincias, quienes pusieron sobre la mesa con un paro nacional los salarios de hambre que sostienen gobiernos oficialistas y opositores. La Unidad Piquetera volvió a la calle con un acampe para reclamar por las familias más necesitadas. En Rosario la nueva quema de humedales, desató la movilización y la organización desde abajo: “humo y plomo el negocio de matar” se leía en las pancartas. Allí se recordó la lucha del pueblo de Chubut que con paro regional de sindicatos y masivas protestas, hicieron retroceder al gobierno y sus planes de extractivismo.

Las y los ajustados y saqueados por este gobierno y por el anterior son las mayorías. Trabajadores, trabajadoras. Ocupados, informales, desocupados. Jubilados. Jovenes. Las mujeres. Sus reclamos empiezan a hacerse sentir, porque no son parte del “consenso del ajuste” que tienen el auspicio del sistema político tradicional y los grandes empresarios. Solo desde esa fuerza organizada y coordinada puede emerger una salida alternativa a la crisis.

Este 17 de agosto el sindicalismo combativo convoca a una movilización a Plaza de Mayo y en todo el país. Uniendo los reclamos obreros y populares y en apoyo a las luchas, como la del neumático que lleva 3 meses y convoca a la jornada con paro y otras medidas. Sigue la exigencia de un paro nacional a la CGT y la CTA, que ese mismo día harán un desfile contra nadie y por nada en particular.

La convocatoria del sindicalismo combativo es un paso necesario, para una salida alternativa a la crisis a favor de las mayorías. Que empiece a prefigurar que el control debe estar en manos de otra clase para terminar con las recetas del ajuste eterno. Que el control sea devuelto a la clase que todo lo mueve y todo produce.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias