×
×
Red Internacional

Apriete por la deuda.El FMI reclama un plan “creíble y sólido" y nuevos ajustes: el Gobierno dispuesto a negociar

El “Informe del Sector Externo” del FMI dice que el país necesita “un plan macroeconómico y estructural creíble y sólido, sugiere nuevas reforma" y que “se requieren reformas estructurales para impulsar la capacidad exportadora de Argentina y fomentar la inversión extranjera directa”. El Gobierno busca una nueva negociación, tiene consenso del régimen político para pagar, a como dé lugar.

Viernes 3 de septiembre | 10:02

El Gobierno de Alberto Fernández aspira a refinanciar la deuda por unos US$45.000 millones que dejó Mauricio Macri transformando el Acuerdo Stand-By de 2018 en un Acuerdo de Facilidades Extendidas (EFF, según sus siglas en inglés), la línea de crédito más larga que ofrece el Fondo.

Esa evaluación del staff del FMI, plasmada en un documento anual del organismo, llamado “Informe del Sector Externo”, que evalúa la cuenta corriente, los flujos de capitales y las reservas de las principales economías, surge a pocos días de las elecciones legislativas y con escasos indicios sobre el futuro acuerdo, que deberá estar listo antes de fines de marzo del año próximo.

El informe señala que “la consolidación fiscal favorable al crecimiento, combinada con políticas monetarias prudentes, es esencial para mantener un fuerte superávit comercial, reconstruir las reservas internacionales, recuperar el acceso a los mercados y garantizar la sostenibilidad de la deuda, aunque esta vía dependerá de la evolución de la pandemia mundial”. Además, afirma que “se requieren reformas estructurales para impulsar la capacidad exportadora de Argentina y fomentar la inversión extranjera directa”.

Las negociaciones continúan y mantienen un diálogo que ha sido catalogado como “constructivo” o “productivo”. Ese es el camino esperado por el Gobierno nacional. Si bien el staff del Fondo dijo que el país requiere de un plan económico “sólido y creíble” que tenga respaldo internacional, no se detiene el rumbo de negociación trazado.

No hay dudas, FMI anticipa que el país tendrá que avanzar con reformas estructurales, laboral, tributaria y más ajuste. Es decir, una reforma laboral, tributaria, reducción del déficit fiscal (más recortes) y una posible devaluación si deciden flexibilizar el cepo. Un salto del tipo de cambio impactaría en los precios y aceleraría la inflación carcomiendo los salarios.

Te puede interesar: Deuda. El FMI contraataca: las condiciones del acuerdo que el Gobierno cerrará post elecciones

Macri endeudó al país por U$S 82.400 millones. Alberto pagó U$S 13.500 millones y hasta fin de año va a pagar U$S 4.000 millones más al FMI. Argentina debe 42 veces más que en el año 1976 a pesar de los pagos. Los costos de pagar la deuda no recaen sobre estos empresarios sino sobre los trabajadores, con devaluaciones, más impuestos regresivos, ajustes del gasto en partidas sociales, y deterioro económico resultante del mismo ajuste.

El Frente de Izquierda plantea que es esencial el desconocimiento soberano de la deuda basado en la movilización popular, la ruptura con el imperialismo y el FMI, junto a la pelea porque los trabajadores controlen los resortes fundamentales de la economía en defensa propia (como los bancos, el comercio exterior y la gran propiedad terrateniente).




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias