×
×
Red Internacional

Gira por Europa.El Gobierno hizo los deberes para reunirse con el FMI: jubilaciones bajas y plan de ajuste en marcha

Fernández espera reunirse con la titular del organismo, Kristalina Georgieva en el Vaticano con el fin de avanzar en la negociación de un nuevo acuerdo. Antes confirmó que seguirá el ajuste a los jubilados y aumentó las tarifas, dejando además intacto el tarifazo de Macri de más de 3000 %. En esta gira también buscan postergar la deuda con el Club de París. El plan de ajuste está en marcha.

Martes 11 de mayo | 21:20
Foto: Télam.

Alberto Fernández y Martín Guzmán están de gira por Europa y se reunieron con el primer ministro de Portugal y su par español. Este miércoles mantendrá un encuentro con Emmanuel Macron en el Palacio Eliseo. El Gobierno busca lograr apoyos de los países europeos para avanzar con un acuerdo con el FMI y el Club de París.

Este próximo viernes la titular del FMI, Kristalina Georgieva, se encontrará con el ministro de Economía, Martín Guzmán, en el marco de un seminario en la Pontificia Academia de Ciencias (PAC), en el Vaticano. También se espera la participación de la Secretaria del Tesoro de los Estados Unidos, Janet Yellen. Ese día, se calcula, que podría darse el encuentro con Georgieva que ruega Fernández.

Te puede interesar: Un ministro zombie en la tempestad social

El Gobierno cumple con los deberes que suele exigir el FMI, aplica un fuerte ajuste fiscal y recorta jubilaciones. Los adultos mayores perciben haberes de miseria, se votó un presupuesto ajustado y sube la tarifa de electricidad, mientras se cocina un aumento de la factura del gas.

¿“Me quedo con los jubilados"?

Los jubilados y beneficiarios de pensiones perdieron poder de compra. Un informe de la Oficina de Presupuestos del Congreso sostuvo que el gasto en jubilaciones y pensiones presentó una caída real de 10,5 puntos en el primer trimestre del año en comparación con el mismo período de 2020.

Eugenio Semino, el Defensor de la Tercera Edad en CABA, en declaraciones a La Izquierda Diario afirmó que “a pocos meses de haberse cambiado la forma de cálculo de la movilidad vemos como los jubilados entre el trimestre octubre, noviembre y diciembre del año pasado, enero, febrero y marzo, vieron cómo perdieron respecto a la inflación general doce puntos más de poder adquisitivo de su haber”.

Te puede interesar: Complaciendo al capital: el ajuste a las jubilaciones bajo el Gobierno de Alberto Fernández

En marzo la suba de las jubilaciones y pensiones fue de sólo 8,07 % con la aplicación de la nueva fórmula previsional, mientras que la inflación acumulada del cuarto trimestre del 2020 fue del 11,34 %.

Este lunes se conoció que el aumento de las jubilaciones y pensiones y demás prestaciones sociales será de 12,12 %, pero la inflación del primer trimestre fue del 13 %. Se recuerda que la fórmula de movilidad no establece que la suba de los haberes y pensiones no pueda ser menor al incremento de los precios del trimestre anterior. Es decir, si los precios siguen en ascenso los jubilados, pensionados y beneficiarios de asignaciones podrán volver a perder.

Con el nuevo aumento, la jubilación mínima asciende a $ 23.064 en junio, pero la Defensoría de la Tercera Edad, estimó la Canasta del Jubilado en $ 64.039. Es decir, que solo alcanza para vivir once días en el mes. Una miseria.

Presupuesto 2021 de ajuste y tarifazos

La crisis política del Gobierno que se expresó en la disputa entre Guzmán y Federico Basualdo, subsecretario de Energía Eléctrica, fue interpretada en algunos casos como una disputa dentro de la coalición entre ajustadores y gastadores. Sin embargo, el Presupuesto 2021 fue votado por el Frente de Todos en el Congreso, donde Máximo Kirchner dirige la bancada oficial en Diputados y Cristina Fernández lidera el Senado. No hubo divisiones.

Esa hoja de ruta eliminó el gasto Covid (como el IFE, ATP o el presupuesto de salud) bajo el supuesto que este año el coronavirus no impactaría. La segunda ola llegó, pero no se volvió a implementar un IFE. El ajuste en el Presupuesto tenía el objetivo de cumplir con las exigencias del FMI.

Un informe del Centro de Investigación y Formación de la República Argentina (CIFRA) de la CTA alerta sobre el ajuste en curso. El documento destaca que “las cuentas públicas tienden a equilibrarse a costa de la posibilidad de que la política fiscal actúe de modo expansivo para salir de la crisis”. Explica que la inversión en obra pública en el primer trimestre fue solo un 0,4 % mayor en términos reales a la del primer trimestre de 2019 “bajo los efectos del “megaajuste” tras el acuerdo con el FMI” y agrega que “es significativamente inferior a los volúmenes volcados a la obra pública en el primer trimestre de los primeros tres años del gobierno de Cambiemos (2016, 2017 y 2018)”.

El informe afirma que “con excepción de los subsidios económicos y el gasto de capital, el resto del gasto primario exhibe un ajuste que alcanza a 5 % en términos reales entre el primer trimestre de 2021 y el mismo período del año anterior”. Georgieva puede estar orgullosa.

Te puede interesar: Internas a cielo abierto: mucho ruido, pocas nueces y el fantasma del FMI

A pesar de los choques por las tarifas, finalmente se dispuso un aumento de la factura de electricidad para los hogares del 9 %. También se espera que el Gobierno anuncie en los próximos días una suba de las tarifas de gas de entre 6 % y 7 % para usuarios residenciales y de 4 % para pymes. El Frente de Todos cuestionó los tarifazos de la era Macri, pero no se retrotrajeron los aumentos y se vienen nuevos ajustes. Celebran las empresas privatizadas que gestionan los servicios públicos.

Fernández la semana pasada en el Consejo Federal contra el hambre negó que sean “un Gobierno que ajusta” mientras anunció un aumento de la tarjeta Alimentar. Si bien para muchas familias significa una importante ayuda, es una medida insuficiente ante el aumento de la pobreza. Hay recursos, por ejemplo, para establecer un IFE de $ 40.000, pero para eso hay que afectar los intereses de los sectores concentrados como los bancos que perciben jugosos intereses de las Leliq, o los agroexportadores o los millonarios como Marcos Galperin, Paolo Rocca, entre otros que figuran en el ranking de la revista Forbes, o dejando de destinar fondos a la deuda.

Fernández afirmó que nada le “preocupa más que el hambre de los argentinos”. Pero hoy la prioridad oficial está en negociar la deuda fraudulenta del FMI y el Club de París. Hay que invertir las prioridades. Para eso hay que rechazar el acuerdo con el FMI y movilizarse por el desconocimiento soberano de la deuda, junto a otras medidas como la nacionalización de la banca y el comercio exterior para reorganizar la economía en favor de las mayorías.

Te puede interesar: ¿Hay recursos para un IFE de $ 40 mil para todos?




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias