Política

IMPUNIDAD

El genocida Scilingo camina libre por Madrid

El asesino y genocida Adolfo Scilingo se pasea por las calles de Madrid, a pesar de haber sido condenado en 2005 en España a una pena de 1084 años de cárcel por los llamados “vuelos de la muerte” durante la dictadura cívico militar eclesiástica.

Viernes 17 de enero | 16:17

Scilingo solamente cumplió en prisión 22 de esos 1084 años a los que fue condenado en 2005. Se acaba de conocer que hace un mes fue beneficiado por régimen especial que le permite pernoctar en un Centro de Inserción Social (CIS) de la Comunidad de Madrid, y durante el día, libre, “colabora” con una iglesia gracias a las gestiones de la pastoral penitenciaria. Sutil muestra de la comunión iglesia y dictadura.

En esa pequeña iglesia madrileña lo descubrió recientemente un periodista del periódico Voxpópuli. “Alfredo”, le dijo, e inmediatamente el genocida, sorprendido, se dio por aludido. Le señaló con cinismo al periodista que “Ya no soy interno (preso), soy residente”.

Los beneficios de los que goza este asesino no son nuevos: estaba detenido en la penitenciaría de Alcalá de Henares y desde 2016 gozaba del privilegio de salidas transitorias. Tras ser visto pasearse por las calles de Madrid, la comunidad reclama que se lo declare persona non grata.

Te puede interesar: Madrid: vecinos del genocida Scilingo piden que sea declarado ‘persona non grata’

Ahora, la impunida vuelve a ser la norma: desde hace cuatro semanas fue beneficiado con el artículo 100.2 del Reglamento Penitenciario que le permite concluir lo que le queda de condena fuera de prisión. Así es que ha quedado eximido de volver por las noches a la cárcel y lo habilita simplemente a dormir en un Centro de Reinserción. El paso siguiente es la libertad condicional y vivir más tranquilo aun en su casa.

Adolfo Scilingo fue unos de los más brutales represores de la dictadura, en especial de la ESMA, y era quien comandaba los llamados “vuelos de la muerte”, como se denominaba al aberrante método de arrojar desde aviones a detenidos desaparecidos al Río de La Plata y al mar. Fue condenado por la Audiencia Nacional de España por delitos de lesa humanidad cometidos contra 30 personas, al que se le sumaron en 2007, 255 secuestros y un caso de tortura. El excapitán de corbeta fue el primer represor que públicamente detalló cómo eran arrojados vivos de los aviones los detenidos desaparecidos de la ESMA.

El único lugar es la cárcel

Apenas se conoció que Scilingo estaba libre y solo dormía en un Centro de Inserción Social, la noticia causó un extendido repudio entre organismos de derechos humanos y familiares de detenidos desaparecidos. Se expresaron en ese sentido la CTA-A, H.I.J.O.S. Capital, Graciela Lois (Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas) y Alejandrina Barry, hija de desaparecidos, integrante del Centro de Profesionales por los derechos Humanos (CEPRODH) y actual legisladora porteña por el FIT-U.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO