×
×
Red Internacional

Las autoridades de la Universidad Nacional de San Martín pusieron un techo a la participación de las mujeres en los ámbitos de representación. Incluso en humanidades, de composición mayoritaria de mujeres, imponen a la lista del Frente de Estudiantes de Izquierda (encabezada por una compañera) que el consejero que asuma debe ser hombre.

Malena AmestoyEscuela de Artes UNSAM/ Pan y Rosas

Martes 26 de octubre | 11:51

Tener una doble moral parece ser la principal característica de las autoridades de la UNSaM en estos días. Presentaron a través de sus redes un proceso electoral “democrático” cuando fue el menor porcentaje de participación en una elecciones. Pretenden mostrar un “aumento” en la representación estudiantil en los órganos de cogobierno cuando el nuevo estatuto garantiza que las autoridades controlen siempre las mayorías en el consejo superior.

Te puede interesar: Histórico: la izquierda ingresa por primera vez al Consejo Superior de la UNSAM

Pero ahora se destapó la otra mentira, quieren mostrar un “avance” en la inclusión de las mujeres en los organismos de decisión pero pretenden impedir que puedan asumir 2 mujeres como consejeras en la escuela de humanidades.

¿Como se da esto?

Según el nuevo estatuto votado a espaldas de todos los estudiantes, las listas se conforman con 2 columnas, una de mujeres y otra de hombres, y cada lista selecciona una columna A y otra B. Ambas listas que entraron al consejo de escuela de humanidades pusieron como columna A a las mujeres, por lo que ahora pretenden forzar al Frente de Estudiantes de Izquierda a que ingrese un hombre como consejero.

Esta paridad pone un techo a la participación de las mujeres en las listas y en la representación en los consejos. A pesar de que la mayoría de les estudiantes de la universidad son mujeres, y en humanidades en particular con una amplia diferencia, las mujeres no pueden conformar más del 50% de las listas ni asumir más de la mitad de los cargos electos aunque todas las listas sean encabezadas por mujeres.

Incluso más, la junta electoral y las autoridades amenazan con otorgar el cargo a otra lista contra la voluntad de los candidatos del FEI de renunciar antes de asumir y dejar su espacio a las compañeras mujeres de la lista que fueron la clara referencia durante la campaña y la vida política de la escuela."

Nuestra compañera Mari Lago de la Agrupación Pan y Rosas, así como las compañeras de La Caldera, son claramente las referentes del espacio de la izquierda en la escuela. Meri presentó en 2018 el proyecto en el consejo superior para que la UNSaM apoyara el proyecto del aborto legal durante la marea verde, así como siempre Pan y Rosas estuvo en cada movilización por NiUnaMenos y por el aborto legal. Es una parte de lo que cientos de estudiantes reconocieron al votar por la izquierda en estas elecciones.

Para asegurar la doble moral, los cargos de dirección de la universidad están ocupados mayoritariamente por hombres. El Frente de Estudiantes de Izquierda reclama que se respete la voluntad de la lista y sus candidates, que si deciden renunciar para dar espacio a las compañeras mujeres la universidad no interponga una sobreinterpretación del reglamento para entregar el cargo a un hombre que pudiera ser de otra lista.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias