×
×
Red Internacional

Si se compara con la canasta navideña formada por los principales supermercados, el alza llega al 80 %. Algunos productos de la canasta llegan con subas mayores como el pan dulce (65 %) o la sidra (75 %). Un golpe al bolsillo.

Martes 30 de noviembre de 2021 | 18:57

Fin de año y navidad llega con fuertes subas de los alimentos y bebidas. Un relevamiento realizado por Consumidores Libres en supermercados de la ciudad de Buenos Aires, que comparó el precio de 24 productos seleccionados que integran la llamada “Canasta Navideña”, mostró una suba del 64,64 %, respecto al año 2020.

Al analizar los productos típicos que se consumen tanto en navidad como en año nuevo la entidad encontró que el precio del kilo de avellanas y almendras con cáscaras aumentó 67 % al pasar de $ 780 a $ 1.300 pesos y de $ 750 a $ 1.250, respectivamente.

En tanto, los pan dulces, según la marca, variaron 53 % (Canale 500 GRS – de $ 380 a $ 580), 60 % (Marcolla con frutas 500 GRS – de $ 290 a $ 463) y 65 % (Bagley con frutas 400 GRS de $ 230 a $ 380.00), mostrando una suba similar que los budines.

Entre los confitados las garrapiñadas de 120 gramos que costaban $ 65 en 2020, hoy se consiguen por $ 99 lo que significa un alza del 52 % mientras que un turrón de maní de 120 gramos escaló 64 % (de $ 70 a $ 115).

El brindis será muy costoso. El Champagne Federico de Alvear de 750 cm3 aumentó de $ 210 a $ 475 (126,19 %), la Sidra La Victoria de 720 cm3 de $ 125 a $ 220 (76 %) y el Ananá fizz Real de 720 cm3 de $ 225 a $ 380 (68,89 %).

Una cena con asado también será un lujo. El kilo de asado pasó de $ 430 el kilo a $ 810 este año. Un aumento de 88 % en un año.

Así, con un total de 24 productos que también incluyen pollo y asado el costo total de la “Canasta navideña” que costaba $ 6.385 en 2020 subió a los $ 10.512 este año, marcando un incremento de 64,64 %. La canasta representa un 33 % del salario mínimo, vital y móvil.

Por su parte, las canastas armadas que ofrecen las grandes cadenas de supermercados tienen precios que registran subas que van desde 33,36 % al 80,08 % en relación al año 2020. En el caso de las canastas más básicas, que incluyen sidra, pan dulce, alguna frutas abrillantada, turrón, garrapiñada, postre de maní, budín con frutas, y vino tinto el relevamiento mostró un incremento de 72 % en Disco-Plaza VEA; 44 % en Coto; 64 % en Carrefour en sus versiones más básicas.

Las fiestas también llegan con precios por las nubes. La inflación castiga los bolsillos, y carcome los salarios de la clase trabajadora. El poder adquisitivo perdió desde noviembre de 2015 a septiembre de este año más de un 20 %. Los dirigentes sindicales son cómplices de dejar pasar el ataque al poder de compra. Es necesario un aumento de emergencia de salarios y jubilaciones para recuperar todo lo que se perdió en los últimos años, y que se ajusten automáticamente según la inflación. También hay que actualizar automáticamente por la inflación la asignación universal por hijo, y otras prestaciones sociales. El costo de la inflación no lo puede pagar el pueblo trabajador.

Te puede interesar: Las fabulosas ganancias de los monopolios que especulan con el hambre del pueblo




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias