×
×
Red Internacional

17A. Jornada de lucha en Argentina: habrá movilizaciones en todo el país

Dos sectores se expresarán este miércoles en las calles de todo el país: las conducciones burocráticas que buscan descomprimir la bronca con una movilización sin objetivos ni continuidad, y el sindicalismo combativo que exige un paro nacional y plan de lucha para imponer una salida a la crisis que sea favorable a la clase trabajadora.

Miércoles 17 de agosto | 09:51

Las dos principales centrales sindicales burocráticas del país, la Central General de Trabajadores (CGT) y la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) se movilizarán este miércoles “contra los formadores de precios”, en apoyo al Gobierno de Alberto Fernández y su súper ministro Sergio Massa. La izquierda y los sectores combativos se movilizarán de forma independiente, denunciando el ajuste del gobierno y del FMI y exigiendo a las conducciones sindicales un paro nacional y plan de lucha.

Mientras la CGT y la CTA harán una marcha en apoyo al Gobierno y a Sergio Massa, el sindicalismo combativo, las organizaciones piqueteras (de desocupados) y la izquierda saldrán a las calles en todo el país. En la zona metropolitana comenzarán apoyando las acciones del Sindicato de trabajadores del neumático (Sutna, que se encuentra en lucha por salarios hace 3 meses) y luego marcharán a Plaza de Mayo, donde realizarán un acto. Será contra el ajuste, en apoyo a las luchas, por salario y otras reivindicaciones. Exigirán paro nacional a la CGT y la CTA.

A pesar de las cúpulas sindicales burocráticas, será una jornada de lucha. El superministro Massa va confirmando que vino a dar una vuelta de tuerca del ajuste que exige el FMI. La situación de los sectores más empobrecidos en Argentina es durísima. Se conocieron los datos de la inflación, que será la más alta en 20 años, mientras miles de niños y niñas se saltean una comida por día. El martes, docentes de un barrio popular denunciaron el fallecimiento de una niña de apenas 11 años por malnutrición.

El malestar social sigue creciendo. Las y los docentes salieron a luchar en reclamo por sus disminuidos salarios en varias provincias, como Mendoza, Santa Fe, Chubut y Santa Cruz. Los gobernadores de todos los sectores políticos están implementando ajustes presupuestarios en sus provincias. Por eso, surgen conflictos que obligan a las conducciones burocráticas a convocar medidas.

El gobierno, la oposición de derecha y el FMI quieren descargar la crisis sobre el pueblo trabajador. Su promesa de “estabilidad” es a costa de más ajuste y pobreza para las grandes mayorías. En ese marco, la CGT tuvo que convocar una marcha, que no puede ocultar su alineamiento con el gobierno. Una marcha folclórica.

Por eso, el sindicalismo combativo, la izquierda y las organizaciones piqueteras (de desocupados) independientes decidieron convocar para ese día una jornada independiente en rechazo al ajuste, en apoyo a las luchas y con una exigencia a la CGT (y las CTA), que rompan la subordinación al gobierno y convoquen asambleas y un paro general que dé inicio a un plan de lucha por todas las demandas del pueblo trabajador.

La convocatoria será en todo el país. En la zona metropolitana comenzará con el apoyo a las medidas convocadas por los trabajadores del neumático y el SUTNA, que irán al paro después del mediodía e invitan a concentrarse en las tres principales fábricas (Fate, Pirelli y Bridgestone) a las 13:30, para continuar con movilizaciones y acciones en las inmediaciones. Luego continuará con un acto en Plaza de Mayo, donde participarán todas las corrientes del sindicalismo combativo, las organizaciones piqueteras independientes, el Frente de Izquierda Unidad y otras corrientes de izquierda, así como la juventud trabajadora y estudiantil.

En su convocatoria, el sindicalismo combativo resume las principales reivindicaciones de la marcha: “un inmediato aumento de salarios, jubilaciones y planes sociales, con actualización mensual automática según la inflación, que garanticen que ninguna familia viva por debajo de la canasta familiar. Para eso hay que exigir la reapertura de paritarias [negociaciones salariales entre sindicatos, patronales y Gobierno por sector], que han cerrado todas a la baja con una inflación anual que será cercana al 100 %. Exigimos un salario y jubilaciones para cubrir la canasta familiar y la universalización de los planes sociales”. Pero también plantean “un plan económico y social de los trabajadores para que la crisis la paguen los capitalistas y no los trabajadores”, con medidas que apuntan al desconocimiento de la deuda, la nacionalización del sistema bancario y las privatizadas, bajo administración obrera, entre otras medidas.

El Partido de Trabajadores Socialistas (PTS), que impulsa La Izquierda Diario en Argentina, realizó asambleas estos días en distintas localidades del país donde votó su participación en la jornada, apoyando las luchas y la movilización unitaria. Lo hará con las “Seis medidas para enfrentar la crisis” que viene difundiendo en cientos de lugares de trabajo.

Te puede interesar: Seis medidas para enfrentar la crisis: las trabajadoras y los trabajadores debemos tomar el control

El PTS estará desde el comienzo de la jornada apoyando las acciones docentes y en cada fábrica del neumático, para marchar luego a Plaza de Mayo y al resto de las convocatorias en distintas provincias. Serán parte el Movimiento de Agrupaciones Clasistas, la Red juvenil y toda la militancia, para confluir con el resto de las organizaciones.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias