Política

PROVINCIA DE BUENOS AIRES

La Matanza: declaran al distrito “bastión de la resistencia”

Verónica Magario convocó a varios ex funcionarios nacionales para su gabinete municipal. La jugada de Espinoza y un sector del FPV para hacerse fuertes en la interna del peronismo y negociar con el macrismo en el poder.

Nathalia González Seligra

Docente | Secretaría de organización Suteba La Matanza

Matias Mora

UOM | La Matanza @MoraMatias2014

Martes 15 de diciembre de 2015 | Edición del día

Foto: Infobae

El sábado 12 de diciembre asumió Verónica Magario como intendenta de La Matanza. El acto estuvo plagado de simbología, empezando porque Magario hizo su alocución en las puertas de la Catedral de San Justo, como marca la tradición peronista local que inicio Alberto Balestrini.

En su asunción estuvieron José “Pepe” Scioli, Julián Domínguez, Carlos “el Cuta” Moreno, Juan Carlos Dante “Canca” Gullo, Cristina Álvarez Rodríguez, Sergio Uñac, Juan Manzur y Héctor Recalde. Incluso, invitó a la hija del ex gobernador y derrotado candidato presidencial del FpV Daniel Scioli, Lorena. Y participó la gobernadora de Tierra del Fuego, Rosana Bertone, quien asume en su provincia luego de la condena de 28 trabajadores docentes y camioneros.

La Matanza le aportó un alto porcentaje de votos (8,1 % del padrón de toda la provincia de Buenos Aires y el 65 % en el balotaje para el distrito) a Daniel Scioli en las elecciones presidenciales. Los dirigentes locales con Fernando Espinoza a la cabeza, presidente del PJ bonaerense y ex intendente del distrito, quieren utilizar ese caudal para disputar la interna del peronismo y negociar con el macrismo en el poder. Es así que se presentan como el “bastión de la resistencia peronista” al gobierno de Mauricio Macri.

Espinoza busca mostrarse fuerte con figuras de alto vuelo del ex gobierno kirchnerista, un poco para remediar la culpa de la derrota que barones del conurbano le atribuyen al compañero de fórmula de Julián Domínguez.

Tanto el kirchnerismo como distintos barones del conurbano se preparan para una batalla por el bastón de mando del PJ, de cara a recuperar el espacio perdido tanto a nivel nacional como en la provincia. Están en juego los lugares de poder más importantes en la política nacional, Fernando Espinoza lo sabe y con eso juega cartas fuertes en la llamada “quinta provincia”, desde donde pretende aglutinar a importantes dirigentes del kirchnerismo, buscando catapultarse como una de las figuras más destacadas del partido y la provincia luego de la derrota de Aníbal Fernández.

Esto quedó claro en el discurso de la flamante intendenta donde pidió que La Matanza encabece la reorganización del peronismo a nivel nacional. “Quiero pedirte, Fernando, a vos y a todos los compañeros peronistas, que desde el lugar que les toque, construyamos peronismo y que, desde acá, la capital del peronismo nacional, salga la organización política para recuperar la gobernación y el Gobierno nacional. Los invito a que recuperemos y organicemos”.

Gabinete: toda la carne al asador

Algunos de los designados para esta tarea son el ex viceministro de Economía Roberto Feletti, el propio titular del PJ como jefe de asesores de la intendenta, mientras que Alejandro “Topo” Rodríguez ocupará el cargo de jefe de Gabinete.

Pero tal vez la designación más importante sea la de Débora Giorgi a cargo de la Secretaría de Producción local. La ex ministra de Producción Nacional aterriza en La Matanza con un caballito de batalla de papel de la anterior gestión, quienes exponen en su balance la creación de 300.000 empleos y el sustento de 4.700 PyMES aportando el mayor porcentaje de producto bruto a la provincia.

Estos números son en base a la precarización laboral y la súper explotación de los trabajadores de la zona, no nombran las empresas que han cerrado, que han suspendido a sus operarios, especulando con la devaluación, está haciendo producir a sus operarios entre 14 y 16 horas diarias, producir ahora es más barato si luego lo venden con un dólar más alto.

Los habitantes de Virrey del Pino aún esperan los 900 puestos de empleo que anunció la entonces ministra de Producción nacional en la autopartista Mercedes Benz. Por el contrario, la empresa culmina el año con despidos y toda la planta suspendida un día por semana.

La nueva intendencia y lo que no resolvió ni resolverá el PJ

Si hay algo que parece haber aprendido Magario del kirchnerismo y de Espinoza es la demagogia. Todo comienza antes de su asunción cuando mediante el Concejo Deliberante local logró hacer votar el presupuesto para el municipio y por amplia mayoría se aprobó un aumento de los servicios municipales que varía del 28 al 49.83 % más que la del año en curso según la sub-zona. Es decir que comenzó con un tarifazo.

Con relación al presupuesto los ingresos se estiman en alrededor de 4.220 millones y se componen de dos cuentas, una proveniente de la provincia de Buenos Aires ($ 2.703 millones) y la otra a nivel Municipal ($ 1.515 millones). Es decir que el 64 % de ese presupuesto lo aportará el macrismo.

Es llamativa la administración de dicho presupuesto, por ejemplo la Secretaria de Cultura y Educación cuenta con 136.805 millones el 3,24 por ciento. Mientras que el Honorable Concejo Deliberante cuenta con 91 millones y Jefatura de Gabinete con 108 millones, el 2,57 por ciento del total del presupuesto.

Por su parte Magario parece querer desarrollar lo que fue un caballito de batalla de la campaña de Espinoza que es reforzar el aparato represivo en la tierra de Luciano Arruga ya que destina a la Secretaria de Protección Ciudadana 372 millones (8.84 %) y a la de Control Comunal 53 millones (1,27 %), de conjunto el triple de lo que destina a educación.

¿Quién enfrentará el ajuste?

En base a demagogia el voto a Scioli en la localidad fue alto. Un voto distorsionado que castigó a Macri contra el ajuste (distorsionado porque Scioli también tenía en sus planes un ajuste contra el pueblo trabajador), pero primó el voto al mal menor. Esto es lo que quiere capitalizar el ex intendente matancero para mantenerse como un actor de peso en la política nacional y en la interna peronista. Pero la verdadera y única resistencia al ajuste es y será la de los trabajadores y la izquierda.

Los trabajadores locales siguen padeciendo las condiciones de la precarización y el ajuste con bajos sueldos, afectados ya por la suba de precios y la incertidumbre sobre las paritarias, y aún siguen padeciendo las inundaciones cuando caen dos gotas de agua, la falta de viviendas, cloacas. La cuna del peronismo resulta ser la cuna de la precarización de la vida del pueblo trabajador.

Como planteamos más arriba, la asunción de Verónica Magario y un Gabinete extraordinario como bastión para la resistencia del peronismo y la base para Espinoza como general del PJ no es para resolver los problemas de los trabajadores del distrito.

Los piquetes en La Matanza, desde fines de los 90 hasta el 2001, fueron uno de los símbolos de aquella crisis. Pero la resistencia al ajuste no está en los planes de los dirigentes del PJ que mantuvieron sus bastiones, sino que dependerá de los sectores del movimiento obrero que enfrenten el ajuste desde las bases y en las calles. Cómo lo hicieron los trabajadores de Lear, Cresta Roja, la línea 60 el año pasado y en la zona como en la Comisión Interna de Jabón Federal. El recuperado Sindicato docente de la Matanza o la pelea por frenar los despidos persecutorios en AGM (fábrica Gráfica), todos referenciados en el importante crecimiento de Nicolás del Caño como figura de la izquierda anticapitalista, para desde allí plantear una alternativa al conjunto de la población matancera, no podemos depositar nuestra confianza en el macrismo, pero tampoco en ninguna alternativa peronista.

Ellas y nosotras

Por último, un símbolo. Sin sonrojarse la intendenta, desde la puerta de la Catedral de San Justo conocida por el posicionamiento del obispado local contra el derecho al aborto, anunció que su gestión tendrá “color de mujer” y que tratará de tener buena relación con la gobernadora María Eugenia Vidal. Nada bueno podemos esperar las mujeres trabajadoras, jóvenes, estudiantes y pobres de Magario que se apoya en la iglesia y de buena relación con Vidal referenciada con el Opus Dei, enemigos de las demandas de los movimientos de lucha de las mujeres.







Temas relacionados

Fernando Espinoza   /    La Matanza   /    PJ   /    Suteba La Matanza   /    Provincia de Buenos Aires   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO