×
Red Internacional

Se dispararon los contagios de Covid-19 en las fabricas metalúrgicas matanceras. Los testimonios de los trabajadores así lo confirman. En medio, las negociaciones paritarias que la cúpula gremial acordó en cuotas y a la baja.

Jueves 15 de abril | 00:00

“Acá hay por lo menos diez compañeros aislados en estos días, ya está la segunda ola a full”, cuenta un trabajador de importante metalúrgica de San Justo. “Antes había diferentes horarios para la comida, 20 o 30 por turno para ir al comedor, lo mismo en el vestuario. Ahora eso terminó relajado, en el vestuario te mandan a bañarte todos a la misma hora y es un quilombo. Además, cuando hay algún caso, a los que son contacto estrecho no se los aisla.”

El número de casos positivos de covid-19 se disparan en la segunda ola. “Hay un protocolo que te hacen cumplir pero sirve mas que nada para poner orden, hay mucha persecución”. En esta fábrica, como en muchas otras, las patronales se dedican a investigar a los trabajadores y amenazarlos con sanciones, buscando cargarles la responsabilidad por los contagios. Así los protocolos y medidas de seguridad en manos de la empresa no sólo no son eficaces, sino que además se vuelven una excusa para perseguir y controlar a los trabajadores.

Desde una autopartista de la localidad de Virrey del Pino, también en el partido de La Matanza, otro trabajador cuenta: “Esta semana que pasó hubo varios contagios, se hicieron bastantes aislamientos en la fábrica y hubo como unas diez personas que dieron positivo. Desde que empezó la pandemia casi la mitad de la fábrica ya se contagio de covid”. Estos datos contradicen las declaraciones del presidente Alberto Ferandez, quien afirmó que las fábricas no son un lugar de contagio.

El papel de la burocracia sindical

La UOM de Antonio Caló acaba de negociar un aumento de 35% del sueldo en tres cuotas que ya esta generando malestar entre los trabajadores del sector.

A pesar de las críticas de Hugo Melo, secretario general de la UOM Matanza, ambos dirigentes coinciden en que los trabajadores metalúrgicos sean los convidados de piedra en esta discusión, siendo quienes sufren la desidia y el desprecio por la vida de parte de las patronales, cobrando salarios miserables y exponiéndose a los contagios. Con la complicidad e inacción de los delegados que dejan hacer y deshacer a las empresas a su antojo. Recordemos que en la UOM el sueldo básico apenas supera los $40.000, lejos de los $58.000 que necesita una familia tipo para no ser pobre, según los propios datos de INDEC.

“El que está aislado o es grupo de riesgo está cobrando el 70% del sueldo y hace un año que les están pagando esa miseria. Todo esto está avalado por el sindicato, porque hubo varios reclamos a nivel nacional diciendo que tienen que cobrar el 100% del sueldo, pero no se cobra y la burocracia colabora con la empresa justificando porque supuestamente no lo pueden pagar”.

“Hay compañeros endeudados, con problemas económicos, que son grupos de riesgo y que piden trabajar para que no les bajen el sueldo, porque sino estarían en la lona.Compañeros con alguna enfermedad, como asma o principio de asma, que están laburando. Hay una presión a que el tipo tenga que ir a laburar para cobrar un sueldo masomenos. Ya en la UOM los sueldos son bajos y que encima te descuenten el 30 o 40%, ganas miseria”.

Aprietes de las empresas

A esta desesperante situación, se suman las amenazas patronales. “Quieren hacer volver a los que son mayores de 60 y que no tienen ninguna enfermedad de base y después a los que son de riesgo pero que la empresa considera que no son tan grave. Están llamando uno por uno para preguntar si recibieron la vacuna para hacerlos volver a los 15 días porque necesitan gente”.

Los especialistas aseguran que a los 15 días de aplicarse la primera dosis de la vacuna los anticuerpos recién están empezando a generarse en el organismo y que la eficacia protectora de una sola dosis oscila alrededor del 60%. Es decir que no hay ningún criterio médico para una medida como esta, sino que lo que prima es el criterio de la ganancia capitalista: con tal de seguir amasando su fortuna no tienen ningún problema en exponer al contagio a trabajadores que son grupo de riesgo y a sus familias, en un momento donde el aumento exponencial de casos amenaza con llevar a un colapso sanitario.

Impulsar medidas de organización entre trabajadores es la única respuesta posible para que los trabajadores y sus familias no sean las que paguen las consecuencias de la crisis sanitaria. Comisiones de seguridad e higiene independientes dirigidas por los trabajadores, desde donde realicen un seguimiento de los contagios de covid-19, hagan conocer los casos. Exigir a la empresa que se realicen testeos y cumplan aislamientos y las licencias cuando sean necesarias. Una comisión en la que la prioridad sea la salud de los trabajadores y no la productividad de la empresa.

Te puede interesar: Covid.Campaña nacional: ¿cómo defendemos las vidas trabajadoras frente a la segunda ola?

Las vidas trabajadoras importan

Desde Virrey del Pino agregan que “Hace unos meses venimos discutiendo con la empresa porque ellos exigen más producción pero no nos pagan más por aumentar la producción. Ahora tambien tomaron algunos chicos de agencia y armaron un sector nuevo”.

Ninguna de estas fábricas pararon de producir ni un solo segundo desde que comenzó la pandemia y hoy en día exigen aumentar los ritmos de producción sin contratar nuevos trabajadores o haciéndolo en condiciones precarias.

Las empresas privilegian sus ganancias antes que la vida de los trabajadores. Garantizan sus riquezas y para eso suspenden, despiden y aprovechan la pandemia para flexibilizar las condiciones laborales. Más del 51% de la población del Conurbano Bonaerense se encuentra bajo la línea de pobreza y el ataque de los empresarios es acompañado por un gobierno que acompaña el ajuste de la mano del FMI.

La unidad de los de abajo se hace cada día más importante. Por eso, el próximo sábado17 de abril se realizará un Encuentro de Coordinación de las luchas del AMBA en la fábrica Madygraf bajo gestión obrera y a través de zoom. Participarán ferroviarios, metalúrgicos, trabajadores del servicio eléctrico que pelean contra la precarización laboral, pero también las familias que pelean por tierra para vivir.

En el marco de la crisis sanitaria y económica que golpea a todos los trabajadores, La Izquierda Diario está a disposición de mostrar la realidad desde abajo y te invitamos a compartirnos tu denuncia




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias