Voto joven

La juventud que vota al FITU: "En estas elecciones sentí la necesidad de involucrarme"

El debate sobre el voto jóven atravesó la campaña electoral. El aumento de la desocupación, la pobreza y la precarización laboral tiene rostro de pibes y pibas en todo el país. Pero también son la cara de quienes se organizan y dan pelea contra el ajuste del gobierno y las variantes de derecha, luchando y canalizando la bronca por izquierda. "Son trabajadores que hacen política. Eso los diferencia de las demás fuerzas” plantean desde Jujuy y varios lugares del país.

Sofía Achigar

@SofiaAchigar

Josefina García

Trabajadora de call center y estudiante

Martes 14 de septiembre | Edición del día

Una de las grandes sorpresas de este domingo es el resultado del FITU como tercera fuerza nacional. “En Caimán somos la 2da fuerza. Nos faltó re poquito para ganar. Por nada. Pero por ser la primera vez esta re bien. Porque no repartimos nada ni plata ni mercadería. Hay que demostrarles a los poderosos que sí podemos. Por eso tienen miedo, dice Marianela, una estudiante secundaria de 17 años de la provincia de Jujuy donde el FITU sacó casi el 24 % de los votos. En esa provincia como en todo el país, militantes y simpatizantes realizaron una campaña a pulmón llevando las ideas de la izquierda a cada rincón. Mientras el peronismo y todas las variantes de derecha (desde Juntos a Avanza Libertad/ Milei) que tienen empresarios en sus filas invierten millones en publicidad, la izquierda logró un salto a ser la tercera fuerza nacional con una campaña desde abajo. Contra todo pronóstico de las consultoras que hasta borraban a la izquierda de las encuestas, el domingo pasado quedó claro que la tercera fuerza es la que está en las luchas.

Te puede interesar:Izquierda.Elecciones en Argentina: con más de un millón de votos, la izquierda anticapitalista agrupada en el “Frente de Izquierda” es tercera fuerza

El voto joven fue un tema que atravesó toda la campaña porque los políticos tradicionales se acordaron de este sector social bastante tarde. Antes del domingo ya se conocía que el 73,5 % de los jóvenes argentinos encuestados opinaba que el gobierno acompañó poco y nada a la gente de este rango etáreo en lo laboral. Hoy la mayoría si no trabaja informal no tiene trabajo directamente y los menos, que trabajan en blanco, durante el macrismo y durante el peronismo en pandemia retrocedieron en cuanto a sus derechos laborales. Esto explica en parte, la ausencia de una parte de los votantes el domingo 12.

En la provincia de Buenos aires donde es candidato Nicolás del Caño hablamos con Fran de la zona norte que tiene 18 años. Para él los temas más importantes por los que decidió votar y colaborar con el FITU fueron “que están en contra del pago al FMI”. Hay una juventud que no le interesa que su futuro se hipoteque con el Fondo.

Esta elección también hizo historia en Chubut, la provincia que se levantó contra Arcioni por la defensa del agua, sacando casi un 10 % el FIT: fueron los jóvenes los que estuvieron al frente de esa pelea. Karen, trabajadora precarizada dice que apoyó a la izquierda “por la apuesta al medio ambiente y por haber estado a la cabeza de tantas luchas feministas como el aborto en el último tiempo.”

En Neuquén a principio de año los trabajadores y trabajadoras de la salud protestaron por los bajos salarios con un gran apoyo popular. Cortaron hasta las vías de Vaca Muerta y cuestionaron al gobierno feudal del MPN. Allí es candidato Raúl Godoy, obrero de la fábrica recuperada Zanón. Marina del asentamiento Casimiro Gomez dice: “En estas elecciones sentí la necesidad de involucrarme un poco más, no sólo yendo a votar, sino fiscalizando una escuela y dándole apoyo al Frente de Izquierda Unidad, quienes desde el día uno acompañan nuestra lucha por tierra para vivir, además de que siempre los veo en todas las luchas acompañando a los trabajadores como recientemente en la lucha de los trabajadores de la salud. Son trabajadores que hacen política. Eso es algo que lo diferencia de las demás fuerzas.”

Así lo cuenta Jeremías, trabajador precarizado de 24 años:“La gente está despertando y entiende que sin lucha no se llega a ningún lado. Muchos [de los que votaron al FITU] son trabajadores de servicios precarizados de Capital Federal y Zona Norte del conurbano que claramente se ven identificados al igual que yo.” Esto también pasó en Guernica, donde luego de la lucha por vivienda digna, el FITU sacó cerca del 10 % de los votos.

La decepción y la bronca

La noticia de estas PASO fue que el gobierno sufrió una derrota. El castigo al oficialismo, se notó tanto por el ausentismo a la hora de ir a votar así como por la perdida de votos a derecha e izquierda en todo el país. Ese descontento con el FDT que ya se veía durante los meses previos al 12 de septiembre, lo capitalizó centralmente la derecha y un polo de la izquierda.

Hace una semana Victoria Tolosa Paz, la candidata del Frente de Todos por provincia de Buenos Aires afirmaba en FiloNews que “no es momento para hacer autocrítica”, pero en la madrugada del lunes tuvo que admitir que “recibieron el cachetazo”. “Hace dos años con mi familia apoyamos a Alberto Fernández y honestamente aunque no esperaba mucho esperaba que sea mejor que lo de Macri, pero como sabemos han sido 2 años decepcionantes, no solo para mi, también lo piensa parte de mi familia entre ellas mi vieja que es kirchnerista a la que logré convencer que en estas PASO vote al FIT.” Cuenta Lucas de 26 años de la provincia de Mendoza, y agrega que “mi relación con el partido este año fue de mucho más cercanía ya que empecé a cursar Ideas de izquierda, una cátedra de la facu que me marcó mucho en conocimientos políticos y me entusiasmo tanto que entré a una agrupación. Estoy entusiasmado por las elecciones de noviembre.”

Josefina es estudiante y vive en la Ciudad de Buenos Aires. Sobre los resultados comenta: “se ve que en un sector que ha votado al Frente de Todos anteriormente está muy decepcionado por las decisiones que fueron tomando durante la pandemia. Yo creo que hay que seguir ganando más votos [para la izquierda]. Sobretodo creo que las pibas tenemos que meter una feminista en el Congreso. Una mina coherente que va a defender nuestros derechos.” Habla de Myriam Bregman que lideró una elección histórica, como no pasaba hace más de veinte años para ninguna variante de izquierda, con posibilidad de obtener una banca.

Las y los pibes como Lucas y Josefina que se cansaron de masticar bronca con el gobierno se decidieron a votar y organizarse con la izquierda. Mientras muchos no entendían qué pasaba con la juventud son cientos de miles en todo el país los que se decidieron a dar un voto de lucha.

A Emmanuel de Jujuy también le pasa eso. “Me cansó que en la provincia los amigos del poder de turno se acomoden en cargos de funcionarios y ganen sueldos exorbitantes, mientras el pueblo trabajador tiene que gambetearle a la inflación para poder llegar a fin de mes. Ale Vilca va a tener que redoblar esfuerzos, seguir caminando en los barrios, seguir escuchando a los sin voz. El Frente Cambia Jujuy y el Frente de Todos van a salir a comprar voluntades y ofrecer aumentos y bonos miserables que no alcanzan a cubrir la canasta básica.”

El gobierno intentará en las semanas que quedan hacia la elección hacer demagogia con algunas medidas. Dicen que “escucharon” las urnas, pero los planes que tienen para la juventud y los trabajadores no cambiaron: el país se mantiene atado al FMI.
En estas elecciones el desencanto se expresó por izquierda y también por derecha. Y después de esta gran elección, los políticos empresariales, van a querer que la izquierda no esté. Como dice Emmanuel, ahora toca redoblar los esfuerzos.

Cómo enfrentar a la derecha

Para entender de dónde surgen partidos como el de Milei o Espert, hay que situarse en la crisis capitalista internacional que viene mostrando tendencias ultraconservadoras, xenófobas, misóginas y de derecha en distintos países, Trump y Bolsonaro, por ejemplo. Y del lado opuesto hay procesos de lucha de clases que cuestionan el modelo neoliberal por izquierda: en América Latina la juventud fue protagonista de levantarse contra el FMI en Ecuador, y en Chile saltó el molinete del subte y junto a la clase trabajadora dijeron "No son 30 pesos, son 30 años" enfrentando la herencia de la dictadura pinochetista. Esta es la juventud que reivindicamos.

Aunque la suma de las fuerzas de izquierda en la Ciudad de Buenos Aires da más del 11 % de los votos, algunos grupos mediáticos, eligen mostrar apenas con un poco más de ese porcentaje, el avance de la figura de Javier Milei. El libertario se hace el antisistema, pero en varias ocasiones aseguró que Menem fue “el mejor presidente de la historia”, y que Domingo Cavallo fue el mejor ministro de economía de toda la historia argentina por su determinación y decisión, rememorando una de las peores épocas para la clase trabajadora que terminó en el estallido social de 2001. Su plan es quitar derechos a los y las trabajadoras, la juventud y las mujeres, para garantizar las condiciones de plena libertad para la ganancia de los capitalistas, así como derechos democráticos.

En CABA, el movimiento más importante fue una radicalización de la propia derecha, más que el crecimiento de su espacio de conjunto, que es mucho menor de lo que se quiere instalar. Desde hace más de una década que la derecha obtiene resultados alrededor del 60 %, entre el 50 % o más que suele sacar el macrismo. En estas elecciones Milei avanzó sobre ese espacio aunque radicalizándolo post derrota del macrismo. Por ahora, expresa un fenómeno político de radicalización del espacio de derecha, especialmente de antiderechos que no quieren perder sus privilegios frente al avance del movimiento de mujeres y la diversidad. Este personaje habla de oportunidades de trabajo en la juventud para meter que hay que hacer una reforma laboral y que avance aún más la precarización laboral. Su modelo es el Chile neoliberal que entró en crisis producto de la movilización del pueblo trabajador y la juventud; está por la privatización de la educación (y también de las veredas).

Este corrimiento a derecha de la campaña, también tuvo a Larreta pidiendo quitar la indemnización por despido. A esa agenda se sumaron los candidatos del gobierno, Tolosa Paz y Santoro, pidiendo taser y la baja de edad de imputabilidad, reivindicando a Patricia Bullrich y asegurando que Argentina bajo el gobierno de Fernández cumplirá con lo que solicita el FMI.
Los grandes capitalistas y poderes mediáticos que responden a ellos, se jugaron a que el descontento y la bronca con el peronismo en el gobierno, sea por derecha, especialmente con Juntos.

En casi dos años de gobierno del Frente de Todos han decidido beneficiar a los bancos y no a los jubilados, sacar la IFE para darle al FMI y reprimir a personas que querían una casa para construir canchas de golf. Todas estas medidas que viene llevando a cabo y votando en el Congreso incluso, habilitan una agenda más aún a favor de los sectores de derecha.

Para los que no quieren atar su futuro a las decisiones del FMI, en estas pocas semanas queda seguir estando en las calles llegando hasta el último rincón con las ideas de la izquierda. Poniendo el cuerpo en cada lucha. Hay que seguir el ejemplo de la juventud latinoamericana que se levanta contra los regímenes hambreadores que proponen sus gobiernos con el apoyo del imperialismo. Para fortalecer las peleas de ahora y las que vendrán, la conquista de bancas de la izquierda en el Congreso serán herramientas de lucha para visibilizar y potenciar nuestros reclamos en la agenda política. Peleemos para que el descontento sea canalizado por izquierda.






Temas relacionados

PASO 2021   /    Juntos   /    Granjas porcinas   /    Megagranjas   /    #Feminismo   /    #MovimientodeMujeres   /    #Ley7722   /    #MyriamAlCongreso   /    Frente de Izquierda y de Trabajadores - Unidad (FITU)   /    Frente de Todos   /    Juntos por el Cambio   /    #VotoJoven   /    Juventud militante   /    Javier Milei   /    Juventud    /    Campaña electoral    /    Aborto legal, seguro y gratuito   /    Debate en la juventud   /    Juventud precarizada   /    Alejandro Vilca   /    Derecha   /    Raúl Godoy   /    PASO   /    Myriam Bregman   /    Izquierda   /    Noelia Barbeito   /    Feminismo   /    Elecciones

Comentarios

DEJAR COMENTARIO