×
Red Internacional

En el medio de la segunda ola, el Gobierno porteño decretó la vuelta a la presencialidad a los que están en grupo de riesgo y hayan recibido la primera dosis de la vacuna. El sindicato de Sutecba, quien tuvo vacunados VIP, actuó como vocero y llamó a no perder el presentismo. Larreta sigue la línea de la Resolución del Gobierno nacional que habilitó esto el viernes pasado.

Xavi DellTrabajador del Consejo de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes @xavidell

Violeta Lavinia Equipo Técnico de Infancias y Adolescencias

Martes 13 de abril | 17:39

Mientras miles de trabajadores se encuentran a la espera de su turno para acceder a la vacuna y la segunda ola avanza con epicentro en el ámbito del AMBA, el gobierno de Larreta, mediante el Decreto 120/2021, dispone la asistencia de quienes han recibido solo una las dosis de la vacuna, aun siendo grupo de riesgo.

Esto se torna más desesperante porque la medida afecta embarazadas, adultos mayores y personas con algunas enfermedades, quienes se ven en la obligación de retornar a la presencialidad en una ciudad que hace de cada medio de transporte, una fiesta clandestina. Hay que resaltar que no está comprobada cuanta inmunidad se genera con las dos dosis de la vacuna, y por ende es más peligroso cuando es una sola dosis siendo grupo de riesgo.

Te puede interesar: Peligrosa decisión oficial: podrán convocar a trabajar a vacunados con una sola dosis

Esta definición de Larreta se da el día en que las cifras de contagios de COVID-19 en la Ciudad de Buenos Aires marcan un nuevo récord, llegando a los 3.358 casos positivos en un día, y mientras el sistema de salud arroja datos críticos en cuanto a la ocupación de las terapias intensivas del sistema público y privado. Lejos de avanzar en medidas para enfrentar esta segunda ola de contagios, para restringir la circulación, unificar el sistema de salud público y privado y declarar de utilidad pública los laboratorios y las patentes de las vacunas para salvar la vida de millones, tanto Alberto Fernández como Horacio Rodríguez Larreta toman medidas contra la salud de las y los trabajadores.

En este caso el Gobierno porteño sigue la línea de la Resolución Conjunta 4/2021 publicada el viernes pasado, con la que el Gobierno nacional habilita a los empleadores a convocar a todo el personal que haya sido vacunado con al menos una dosis de la vacuna contra el covid-19.

Ante el anuncio, el sindicato mayoritario en la Ciudad de Buenos Aires, SUTECBA, lejos de atacar la medida en defensa de los trabajadores, cumplió el rol de transmitir la resolución, como si cogobernara con Cambiemos. Algo a lo que los municipales están por demás acostumbrados. Cabe recordar que durante el escándalo de las Vacunas VIP, se confirmó la vacunación irregular del dinosaurio dirigente del Sutecba, Amadeo Genta y su hijo Emiliano.

En una circular que difundieron autoridades del Sindicato expresaron: “Sutecba informa decreto 120-2021 quienes tengan la primera dosis de la vacuna contra el covid-19, desde el día 14 deben hacer trabajo presencial los que estaban exceptuados: mayores de 60 años, embarazadas y grupo de riesgo”.

Te puede interesar: ¿Cuáles son los riesgos de diferir segundas dosis de vacunas contra el covid-19?

Sin interponer ninguna medida de protección para la salud de miles de trabajadores, el SUTECBA ha comunicado los alcances de la normativa a fines de evitar “perder el presentismo y que pueden correr las faltas”. Así podría haber descuentos salariales para las embarazadas, mayores de 60 años y grupos de riesgo que se nieguen a ser “afectados de manera presencial a las áreas de efectores del subsistema público de salud que no tengan alta circulación viral de COVID-19” en tanto tengan una sola dosis de la vacuna. En cambio para quienes hayan completado el esquema de vacunación, aun sean de riesgo, estén embarazadas o tengan más de 60 años serán “asignados a la prestación de servicios en las áreas de alta circulación de COVID-19 siempre que hayan transcurrido 14 días de haber completado el esquema de vacunación en su totalidad”.

Los únicos que siguen exceptuados son los casos que cuenten con el trámite autorizado por medicina laboral, con todo lo burocrático que esto significa, y certifique que son personas con inmunodeficiencias: congénita, asplenia funcional o anatómica (incluida anemia drepanocítica) y desnutrición grave; VIH dependiendo del status ( menor de 350 CD4 o con carga viral detectable); personas con medicación inmunosupresora o corticoides en altas dosis (mayor a 2 mg/kg/día de metilprednisona o más de 20 mg/día o su equivalente por más de 14 días), y pacientes trasplantados de órganos sólidos o de precursores hematopoyéticos.

Te puede interesar: ¡No a las patentes! Vacunas para todos. ¡Por un plan de vacunación universal y gratuito!

En estas horas, en el mundo, se debaten las patentes de las vacunas y la desigualdad en la distribución mundial, donde los 10 países más ricos recibieron el 75% de las vacunas producidas, mientras que 130 países en los que viven 2500 millones de personas no recibieron aún ninguna dosis. Frente a esta irracionalidad del sistema capitalista, el Frente de Izquierda ha propuesto la eliminación de las patentes de las vacunas y un plan de vacunación universal y gratuito.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias