×
×
Red Internacional

“54 % de aumento y 90 mil de básico” difundió la conducción del gremio estos días. Pero, ¿cuál es la realidad de la paritaria de millones de mercantiles de supermercados, call centers y shoppings? La mayoría sigue debajo de la línea de pobreza.

Lucho Aguilar@Lucho_Aguilar2

Viernes 11 de febrero | 13:55

"La actualización salarial y la cláusula de garantía establecidas se erigieron como un mecanismo eficaz para resguardar el salario de más de un millón de trabajadores. El piso salarial se elevó de esa forma de 74.733 a 90.000 pesos, incluido el ítem presentismo". El comunicado lleva la firma de Armando Oriente Cavalieri, el eterno secretario general de la Federación y el Sindicato de Empleados de Comercio, y fue difundido por los grandes medios.

Pero la campaña de autobombo de la conducción del SEC en realidad esconde la situación de cientos de miles de trabajadores y trabajadoras mercantiles, que siguieron trabajando en plena pandemia y cobran salarios por debajo de la línea de pobreza que el Indec fija en 76 mil pesos.

Analicemos punto por punto.

1) Los salarios por la escalera, la inflación por el ascensor

Lo primero que hay que decir es que Cavalieri firmó uno de los peores acuerdos de 2021. Fue uno de los primeros sindicatos en aceptar el dibujo inflacionario de Guzmán y acordó 32% en cómodas cuotas no remunerativas. Eso implicó afectar los adicionales que forman parte del salario final, pero además afectaron el aguinaldo de junio y diciembre. Como explicamos acá, cuando cobrabas la primera cuota de 8%, ya estaba “licuada” por la inflación de lo que iba del año.

Además, durante la pandemia ya había hecho acuerdos por sumas fijas generales que no hacen otra cosa que "achatar" las escalas salariales.

El malestar en los lugares de trabajo y la derrota electoral del Frente de Todos llevaron a adelantar cuotas y reabrir la paritaria, pero los salarios de cientos de miles de trabajadores fueron corriendo todo el año muy por detrás de la inflación. Veían multiplicarse los precios de los productos que vendían, pero sus salarios subían en cómodas y miserables cuotas.

Te puede interesar: Cavalieri lo hizo. ¿Cómo se pagará el aumento salarial de empleados de Comercio?

2) 90 mil pesos: un dibujo

La escala salarial de Empleados de Comercio fue actualizada con el último acuerdo firmado estas semanas. Allí uno puede ver las distintas categorías. Efectivamente en muchas de ellas el salario promedia los 75 a 80 mil pesos. A eso hay que agregarle “presentismo” (art 40), con lo que varias de esas categorías se acercan a los 90 mil pesos. En teoría, claro.

Pero hay que aclarar algunas cosas muy importantes. Por un lado, que se trata del “salario bruto”, o sea que luego vienen todos los aportes y descuentos, que promedian el 17% . Entonces el salario de bolsillo baja considerablemente. Pero además, la escala está planteada la jornada laboral del convenio 301/75 que es de hasta 48 horas. O sea que es muy posible que su sueldo sea proporcional a las horas que te da la empresa, que en Comercio además tienen mucha flexibilidad.

Usemos otra fuente además de La Izquierda Diario. Por ejemplo el diario El Cronista: “la categoría cajero A, cobró en febrero 2022 un monto bruto de $ 73.518,28, a lo que se aplicó el descuento de Jubilación, Obras Social, Ley 19.032 y Sindicato - Art. 100 CCT 130/75, entre otros conceptos devengados”. Lejos de los 90 mil, ¿no?

Tomando el portal JorgeVega.com se puede tener una idea aproximada de las principales categorías.

Pero como decíamos, eso depende también las horas asignadas. Cuenta un trabajador de Coto del que mantenemos su identidad, que “nos dividimos en 3 categorías que se basan en las horas laborales que hace uno x semana; 24hs estamos cobrando 30/34 este mes, si te dan 32 horas cobrás 42/44. Las cajeras que hacen 48hs pueden llegar a 75 y para llegar a 80 tienen que hacer varias horas extras. Lo mismo repositores y cadetes que cobran menos”. La oposición a Cavalieri (Ramón Muerza) tiene peso en Coto, no ha quebrado esos techos salariales. Más bien lo contrario, por su buena relación con Don Alfredo.

O sea que puede ser que uno tenga que viajar y trabajar de domingo a viernes en cadenas que ganan millones de pesos remarcando precios, pero no llegue a los 50 mil pesos mensuales.

3) Los pibes y las mujeres, peor

Entre quienes realizan las jornadas part-time, tienen las categorías más bajas o tienen que pagar el “derecho de piso” están los jóvenes. Es cierto que eso vale para todos los gremios. Pero en Comercio hay un sector particular donde hay decenas de miles de jóvenes, sobre todo mujeres, para quienes los 90 mil pesos son un sueño.

Como cobran una suma proporcional al salario establecido por 48 horas, en la mayoría de los casos sus sueldos apenas superan el salario mínimo vital y móvil de 32.500 pesos. Cuenta N, que hace años trabaja en distintos call, que “hace un par de meses estaba en uno que hacía 5 horas por 5 días a la semana y me pagaban 27 mil. Ahora estoy en uno que trabajo 8 horas de lunes a viernes más 5 horas los sábados y me pagan 46 mil. Es una truchada porque me hicieron firmar una cosa para cumplir con la cláusula de insalubridad pero cumplo más horas. Pasa seguido. En el sector es muy común laburar 5 o 6 horas diarias, a veces los sábados también, por 32 mil pesos. A los que les respetan el 6 x 6 y están en los call de primeras línea les pagan un poco más de 40”.

4) Debajo de la línea de pobreza

Según el Indec, en 2021 un grupo familiar de 4 personas necesitó percibir $76.146,13 para poder cubrir alimentación y servicios básicos y no caer debajo de la línea de la pobreza. Si tomamos en cuenta los datos de la Junta Interna del Indec, para cubrir los consumos mínimos, que incluyen otras necesidades de una familia, se necesitan arriba de 110 mil pesos.

Podemos decir entonces que la inmensa mayoría de las cajeras, repositores, vendedores, operadoras, cadetes y quienes se desloman horas paradas en casas de ropa o shoppings están en su mayoría debajo de la línea de pobreza. O se las rebuscan con otras changas o ingresos.

Se trata, además, de quienes siguieron trabajando durante la pandemia y ahora en medio de la temporada turística y la tercera ola. Muchos enfermaron y lamentablemente es uno de los rubros con más fallecidos. Otros perdieron el trabajo, como el caso de Garbarino.

Por eso es importante desnudar las mentiras de Cavalieri y la complicidad del Ministerio de Trabajo en este saqueo al bolsillo obrero. Claudio Moroni ya adelantó que “la inflación será del 40%” para marcar un techo a las paritarias. Sin embargo el propio Banco Central estima que superaría el 50%. ¿Será Cavalieri otra vez el primero en aceptar la “claúsula FMI” para ajustar el salario?

No hay que permitírselo.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias