×
×
Red Internacional

En el marco del conflicto por aumento salarial miles de docentes rodearon la Plaza principal de la Capital y se dirigieron a la Casa de Gobierno, donde encontraron todo vallado y lleno de policías.

Miércoles 9 de marzo de 2016 | 19:01

Entre los miles de docentes, que siguen peleando por sus demandas, marcharon el gremio Cisadems, Sisadoc y Docentes Autoconvocados.

La Izquierda Diario dialogó con varios trabajadores durante la movilización. Quienes expresaron su bronca por la represión sufrida el pasado viernes y por la falta de respuesta al problema salarial.

José, docente de Añatuya: En la marcha del viernes, en la localidad de Taboada, se retenía a los docentes de Añatuya. Hubo un operativo policial donde se secuestraron todos los micros y autos que llevaban docentes. A los choferes se les pidió los papeles, pero como tenían todo en regla, sin justificativo alguno, se secuestraron los micros dejando a los docentes en la ruta. Ninguna explicación les dieron la policía a los docentes, solo dijeron que “recibimos órdenes de arriba”. Nos retuvieron los DNI, nos anotaron en una lista con nombre y apellido. No nos entregaban los DNI, hasta que uno de los policías que no se identificó, hablaba por teléfono a otro superior, que estaba en Santiago del Estero y le pasó uno por uno, todos nuestros datos.

A los autos que se paraban en la ruta y subían a los docentes que hacían dedo, se los amenazaba, diciéndoles, que les iba a pasar algo si los llevaban a la Capital.
Llegando a la Capital, había otro gran operativo, que a toda persona que tenía un guardapolvo blanco, lo retenía, para que no puedan llegar a la marcha. Esto que paso esta semana, nunca se había visto, solo en épocas militares.

La lucha que se pierde es la que se suspende, aquí no hay que suspender nada. Estamos peleando por algo que es nuestro, no pedimos más nada.

Docente1: En mi caso, estoy ganando $ 2.190 de básico, estoy a punto de jubilarme y gano lo mismo que un docente que recién se inicia, entonces los sueldos siguen siendo los mismos. Todo comenzó por las redes sociales, por la bronca que había. Autoconvocados son lo que llamaron al paro y aquí nos hicimos presentes los docentes del interior. El viernes, nos han hecho bajar del colectivo, hemos tenido que llegar caminando. Y ahora para llegar a esta marcha, los docentes del interior han salido ayer, porque las rutas hoy estaban todas cortadas. No nos dejan llegar a la Casa de Gobierno.

Docente2: Soy docentes del nivel primario y medio, profesora de Lengua y Literatura. Aquí los Medios de comunicación pertenecen a los empresarios y el principal accionista es el gobierno. Si nosotros, no tenemos libertad, para expresar y defender nuestros derechos, nunca vamos a poder dar a conocer nuestras demandas. Después del santiagueñazo, nunca había habido una movilización como esta. El miedo, el temor, reinaba en todos, sobretodo en el sector público y entre ellos estamos los docentes.

Nunca habíamos visto un gobierno tan déspota. Tanto Macri, como Bullrich, saben muy bien lo que está pasando en Santiago del Estero. Después de lo del viernes, que hubo una gran represión, con heridos y detenidos, el gobierno, el domingo por la tarde, suspendió la reunión, y nadie nos ha dicho porque.

Xiomara: Hace 12 años que venimos soportando sueldos de hambre y miseria. Acá están los docentes santiagueños de pie, no somos ovejas, no nos dejamos gobernar por corruptos que mantienen hace años a la provincia en una pobreza extrema. Esto no es solo un problema de los docentes, es un problema de todos los trabajadores santiagueños. Estamos pidiendo un salario igual a ala canasta familiar, una recomposición del básico que en el cargo testigo es una miseria de $ 2199 y el 70 % de nuestro sueldo esta en negro, pedimos también apertura de paritarias que no existen desde 2005, existe una mesa de dialogo aplaudidora.

Claudio: Los docentes nos sentimos ignorados por el gobierno. Siempre pasa lo mismo, nos sentimos ninguneados, maltratados. Nadie puede soportar esta situación, de $ 2300 que cobramos, pasamos a $ 2900. Yo soy joven, pero pienso en mis compañeros que están a punto de jubilarse y no les alcanza el dinero.

Docentes del departamento de Jiménez: Nos sumamos a este reclamo por primera vez por los intereses que toda la docencia santiagueña viene exigiendo de hace mucho. Nosotros no trabajamos en la capital, y nos tenemos que trasladar. Queremos volver a las escuelas y trabajar como corresponde, porque sabemos que los jóvenes y niños nos están esperando. Trabajamos en condiciones indignas, los ventiladores no funcionan, el material didáctico lo tenemos q comprar nosotros.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias