×
Red Internacional

Desde octubre del año pasado las trabajadoras del Nordelta exigen que se les garantice el transporte para ir a trabajar por ser consideradas esenciales. En aquel momento el gobierno de la Provincia de Buenos Aires junto a la Unión de Personal Auxiliar de casas particulares crearon un protocolo que no se cumple. Desde La Izquierda Diario hablamos con Mercedes, trabajadora del country.

Nancy MéndezLic. en Trabajo Social UBA | Redacción Zona Norte Gran Buenos @NancyMariele

Viernes 16 de abril | 11:19

El protocolo que se firmó el año pasado, indicaba que los traslados a los lugares de trabajo debían ser en transportes particulares a cargo de los patrones. ¿Cómo está la situación hoy?

Desde que se empezó a trabajar en octubre fue una odisea entrar a trabajar. A algunas compañeras al principio sus patronas las iban a buscar. Pero eso también fue disminuyendo con el tiempo porque su supuesta “buena voluntad” de solidaridad hacia las mujeres pobres trabajadoras, les duró poco.
Hoy lo que hacemos es mediante grupos que organizamos nosotras, vamos caminando 4 kilómetros hasta llegar a las mansiones, al rayo del sol o bajo la lluvia. Y a veces también pagamos entre cuatro de nuestro bolsillo un remis para llegar a destino. Sabemos que nuestro sueldo es una miseria y encima ese dinero jamás será devuelto a pesar de lo que dice el protocolo que firmaron, lo que pasa es que nunca nadie reguló que ese protocolo se cumpla.

Esto tiene que quedar muy claro, desde que comenzó la pandemia los propietarios y los que manejan el complejo “Pueblo Nordelta” (como lo llaman ellos) a las trabajadoras de casas particulares nos han sacado el transporte privado que en el año 2018 fue denunciado por discriminación al no querer llevar más a las empleadas domésticas mezclados con los propietarios ya que ellos las personas “de bien” ( como si nosotras fuésemos el mal) decían no soportarnos a nosotras, por hablar en guaraní o porque hablábamos de los problemas cotidianos de mujeres pobres de los barrios vulnerables.

¿Cómo está funcionando actualmente el transporte Mary Go dentro de Nordelta?

El transporte privado Mary Go de Nordelta funciona en esta pandemia solo para los propietarios con un cupo de 30 pasajeros, solo para disimular con algunas empleadas que si, tu patrona es de buen corazón podrás viajar si ella en el día te lo saca. Sin embargo para las demás trabajadoras ( que somos mayoría) nos pusieron un colectivo del municipio que solo entra tres veces a la mañana y dos a la tarde peleándonos entre trabajadoras por subir desesperadas ya que sabemos que después de esos tres colectivos no tendremos más nada para llegar a nuestros puesto de trabajo.

¿Cuántas trabajadoras y trabajadores están en esa situación actualmente?

Somos más de 7.000 trabajadoras sin contar a los hombres que están actualmente trabajando desarrollando distintas tareas dentro del Country, es decir que viajamos a diario, viajamos todo el día y todas tenemos distintos horarios.

La discriminacion en Nordelta en época de pandemia fue muy bien instalada y los ricos pretenden salirse con las suyas, pero las trabajadoras y trabajadores no se lo vamos a permitir. Hoy desde la agrupación de Trabajadoras en lucha de Nordelta contra la discriminación, exigimos que nos garanticen el transporte a todos los y las trabajadoras cumpliéndose el protocolo.

En el 2018 desde La Izquierda Diario difundimos una denuncia que se replicó en redes sociales y en los principales medios de comunicación: las trabajadoras domésticas de Nordelta, cansadas de la discriminación, se rebelaron. En aquel momento denunciaron que la empresa privada de transportes, Mary Go, se negaba a trasladarlas hasta el exclusivo complejo de barrios privados argumentando que muchos de los propietarios y patrones no querían viajar con ellas. Las trabajadoras conquistaron con su lucha el transporte público.

Este trabajo que realizan cientos de miles de mujeres pobres donde la mayoría es jefa de hogar, hoy en plena segunda ola de la pandemia vuelve a levantar su voz, exigiendo las medidas necesarias y sanitarias para llegar a sus puestos de trabajo.
El presidente Alberto Fernández anunció esta semana nuevas restricciones que regirán en el área metropolitana de Buenos Aires, en su discurso sostuvo que: “El problema del contagio no está en las fábricas, el problema central está en las reuniones sociales”. responsabilizando así a los trabajadores y trabajadoras que día a día viajan en pésimas condiciones, poniendo en riesgo su salud. Por eso en Nordelta hoy las trabajadoras vuelven a ponerse de pie.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias