Sociedad

EN MEDIO DEL ESCÁNDALO

Obra pública: se anunció una inversión de $ 98.000 millones

Se informó ayer en el boletín oficial, en momentos en que vienen saliendo a la luz los manejos turbios de funcionarios ligados a la obra pública.

Jueves 23 de junio de 2016 | 11:49

Imagen: Anexo con detalle de inversión proyectada – Boletín Oficial

Las esquirlas de la “experiencia religiosa” de José López – ex secretario de Obra Pública durante la gestión kirchnerista - siguen provocando heridas a diestra y siniestra, y pusieron bajo la lupa los negociados millonarios propiciados por los funcionarios del sector y las tajadas que reciben éstos en retribución. En este contexto, el Boletín Oficial anunció ayer que mediante el decreto 797/2016 el gobierno nacional determinó una inversión de $ 98.000 millones para obra pública, a lo largo de 4 años.

Cerca de la mitad del dinero -$ 45.000 millones- se destinarán al soterramiento del ferrocarril Sarmiento, obra anunciada al menos 6 veces durante los gobiernos kirchneristas y que el presidente Mauricio Macri había prometido reactivar en febrero de este año, cuando visitó Haedo en compañía del Primer Ministro italiano Renzi. La visita del Premier se debió a que la empresa a cargo de la obra es la italiana Ghella, a la cual está asociada el primo del presidente Ángel Calcaterra, uno de los grandes beneficiarios de la obra pública durante los últimos años. Calcaterra se quedó en 2006 con el control de las empresas Iecsa y Creaurban del Grupo Macri, y en 2007 creó la compañía ODS cuando entró Ghella como accionista. Todo queda en familia.

El mismo día en que se conocieron estos anuncios el juez Sebastián Ramos procesó a Ricardo Jaime y a Julio De Vido por su manejo de los ferrocarriles durante los gobiernos kirchneristas. El motivo que aduce Ramos es que son responsables de que no se hayan llevado adelante los procedimientos que correspondían para renegociar la explotación de las líneas ferroviarias metropolitanas, dando lugar a un festival de subsidios sin control sobre la realización de obras por parte de los prestadores. La falta de mantenimiento y el estado de abandono de las vías y las formaciones ferroviarias provocaron diversos accidentes de gravedad, siendo el peor el ocurrido el 22 de febrero de 2012 en la estación de Once, cuando fruto de esta verdadera política criminal (decir desidia sería alivianarlo) fallecieron 51 personas y cientos resultaron heridas. Tanto De Vido como Jaime se encuentran ya procesados por distintos hechos de corrupción durante su gestión; recientemente el ex ladero de Jaime Manuel Vazquez fue detenido mientras intentaba esconderse en un placard.

Metrobus, bicisendas, estaciones subterráneas y rutas

Las inversiones anunciadas ahora por el gobierno responden en gran parte a planes que ya llevan muchos años postergándose, como el ya mencionado soterramiento del Sarmiento. Otra parte corresponde a políticas del macrismo en materia de transporte, como continuar desarrollando el sistema Metrobus; está proyectado que se invierta en los corredores de Lanús, Morón, 3 de febrero, Mar del Plata, Córdoba, Corrientes, Rosario y Neuquén. Hay que recordar que hay numerosas denuncias de los sobreprecios que se vienen pagando en ciertos tramos a las empresas que construyen los refugios y colocan los materiales que separan los carriles exclusivos para el transporte público, y que el macrismo ha sido criticado por privilegiar la inversión en este tipo de sistemas en vez de invertir más dinero en un medio de transporte como el subterráneo, que permite una velocidad y descongestión de las ciudades muy superador del transporte sobre tierra.

Otras de las inversiones proyectadas, por un total de $ 1.100 millones, es en ciclovías y bicisendas, así como la construcción de estaciones subterráneas que interconecten distintas líneas ferroviarias en la ciudad de Buenos Aires. A esto se agrega el trabajo sobre puentes y tramos de algunas rutas nacionales y una inversión de $ 15.030 millones para construir las estaciones centrales Obelisco y Constitución, que pasarían a ser grandes centralizadoras de parte del transporte urbano que confluye en dichas zonas.

Obra pública: fuente de enriquecimiento de funcionarios y empresarios

Los anuncios del gobierno se dan cuando la corrupción ligada a la función pública viene siendo tema de debate en todos los medios desde hace algunos meses. Además de las denuncias, procesamiento y hasta detención de empresarios fuertemente ligados al gobierno anterior como Lázaro Báez, el gobierno de Mauricio Macri se vio manchado por los datos que afloraron con los Panamá Papers, donde el propio presidente quedó involucrado. Frente al “sinceramiento” impulsado por el gobierno para que empresarios y funcionarios que tienen dinero sin declarar lo hagan, la diputada del Frente de Izquierda Myriam Bregman (PTS) explicó que “lo que se busca es blanquear la estafa que significan el dinero de los López, los Jaimes y los De Vidos, que no podrían existir sin el concurso de los empresarios de la construcción y de todos los capitalistas que vivieron del Estado durante todos estos años, como los Rocca, los Lázaro Báez, los Eurnekian, los Calcaterra y tantos otros empresarios que hace décadas se enriquecen a costa de la obra pública del Estado”. Con López, De Vido y Jaime en el centro del huracán en estos días, es fácil sospechar que en el futuro próximo habrá noticias sobre hechos similares protagonizados por funcionarios del macrismo, que ya durante su larga gestión en la ciudad de Buenos Aire dio sobradas muestras de su voluntad de beneficiar a familiares y empresarios cercanos con obras millonarias que en muchos casos no llegaron a terminarse.

Nota relacionada:La administración obrera: las únicas manos limpias







Temas relacionados

José López   /    Ricardo Jaime   /    Julio De Vido   /    Ferrocarril   /    Provincia de Buenos Aires   /    Sociedad   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO