×
×
Red Internacional

Expectativas: se espera una jornada de festejos en “los mercados” de bonos y acciones. Ahora la incógnita es cuándo se cerrará el acuerdo con el FMI, si antes o después del 14 de noviembre. Las patronales presionarán por más devaluación y reformas antiobreras.

Lunes 13 de septiembre | 09:42

Se espera para hoy una jornada de importantes subas en las acciones de empresas argentinas y otros activos financieros locales, luego de la derrota del oficialismo en las PASO de este domingo.

En las operaciones previas a la apertura de Wall Street, las empresas argentinas que cotizan en la Bolsa de Nueva York ya acumulan compras suficientes como para explicar avances de hasta el 20 % en dólares.

Te puede interesar: Golpe al Gobierno, triunfo político de la derecha y muy buena elección del Frente de Izquierda

Las operaciones del premarket pueden ser un indicio muy claro de cómo van a abrir en las primeras horas de operaciones del día. De las nueve acciones de empresas argentinas que registraron operaciones, las nueve se mueven hasta ahora al alza, en particular la de grupos financieros y bancos como Galicia, Supervielle y Macro.

Los analistas esperan que el Gobierno apueste a aumentar el gasto y el dinero circulante para revertir el resultado de las PASO en noviembre, sumado a una continuidad de las restricciones en el mercado cambiario para evitar que la mayor emisión impacte en el dólar.

Te puede interesar: [Gráficos] Gran elección: el Frente de Izquierda es tercera fuerza nacional

Sin embargo, “los mercados” (es decir la presión de las patronales y las finanzas) apuestan a una devaluación para después de las elecciones generales de noviembre o una aceleración de las subas del tipo de cambio oficial. Una devaluación aumentará la inflación y licuará aún más el salario.

El peso estará a su vez más debilitado porque el Banco Central ya no contará con los dólares de la liquidación de divisas del agro, y su vez, si el Gobierno permite una suba del dólar buscará con eso frenar la salida de dólares por importaciones (lo cual tiene efectos contractivos en la economía también). Es, en el mediano plazo, una premisa del FMI ir liberando las restricciones.

La incógnita abierta ahora es cuáles serán los ritmos de la negociación con el Fondo. El acuerdo parece casi sellado en sus lineamientos generales: mayor ajuste del gasto para alcanzar un déficit cero cuando comience a pagar los vencimientos (se espera, a cuatro años, en 2025), un período de gracia y eliminación de la sobretasa de interés que está cobrando el FMI, un acuerdo que debe ser votado en el Congreso por los bloques mayoritarios, incremento de las exportaciones y la posible inclusión de condiciones de reformas laborales, tributarias y previsionales.

El 23 de septiembre el Gobierno pagará un vencimiento por U$S 1.800 millones al organismo. Habrá también un pago de intereses por unos U$S 400 millones y la duda es si pagará otro vencimiento por U$S 1.800 millones el 30 de diciembre o apuntará a cerrar el acuerdo antes.

Este miércoles el ministro de Economía Martín Guzmán presentará el proyecto de Presupuesto 2022 en el Congreso. Se espera que exprese un mayor ajuste fiscal a tono con los requerimientos del FMI. Según el periodista Alejandro Bercovich, el borrador contendría un dólar a $135, inflación de 34% y un crecimiento del PBI en desaceleración a 3,5% anual.

Te puede interesar: Editorial de editoriales: el descontento social y las caras de la derrota del gobierno




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias