Sociedad

SALTA EN EMERGENCIA

Denuncian que la situación de los wichís es peor que la de los refugiados

A través de un comunicado, la Red Universitaria de Ambiente y Salud denuncia la gravísima "crisis humanitaria" de los pueblos originarios, y piden que Médicos sin Fronteras se instale en Salta para realizar una misión humanitaria.

Jueves 30 de enero | 12:13

La realidad de los pueblos originarios en nuestra provincia ha tomado público conocimiento en las últimas semanas, generando indignación y no es para menos. En este marco, la Red Universitaria de Ambiente y Salud denuncia, a través de un comunicado, la gravísima "crisis humanitaria" de los pueblos originarios, y piden que Médicos sin Fronteras se instale en Salta para realizar una misión humanitaria.

En los últimos 26 días han muerto 6 niñes y otres 26 se encuentran internados en el hospital de Tartatal con cuadros de desnutrición grave. Estas son consecuencias directas de las políticas llevadas a cabo por los gobiernos desde hace décadas, sin importar quien gobierne, las comunidades quedan relegadas y desplazadas, obligadas a vivir en condiciones aberrantes e indignantes, entre el avance de los desmontes y la soja y sus agro tóxicos, sin acceso a derechos elementales como lo son el agua y la salud.

En esta misma semana y en el mismo sentido del comunicado de la Red Universitaria de Ambiente y Salud denuncia, se conoció la carta de un médico de la zona, Rodolfo Franco, quien denuncia que “Entre Misión Chaqueña y Misión Carboncito, a 50 kilómetros de Embarcación suman 6000 habitantes y yo soy el único médico. Los cuatro años de Mauricio Macri fueron muy duros para el interior de Salta. El gobierno de Urtubey hizo un esfuerzo enorme para que no se visibilice.” Franco también advierte que lo que se lleva adelante en la zona es “un plan sistemático de exterminio, (…) Como no lo pueden hacer con balas porque queda muy feo, impiden que se eduquen, que tengan medios para sobrevivir y mejorar en esta sociedad; niegan la comida y el agua, derechos fundamentales”.

Frente a esta gravísima situación, y en el mismo sentido que el médico local, la Red Universitaria de Ambiente y Salud denuncia, emitió un comunicado hace algunas horas en el cual solicitan a los gobiernos nacional y provincial que permitan que la
fundación internacional Médicos sin Fronteras pueda instalarse en la zona para poder desarrollar “acciones de contención sanitaria y de infraestructura básica, hasta que los argentinos podamos reconocer y dar una respuesta al problema que nuestro sistema productivo está generando a esta población que se estima entre las distintas etnias de casi 100.000 personas”.

En el mismo comunicados los profesionales, médicos y antropólogos advierten que la crisis humanitaria que se vive en nuestro norte es “similar a la de los refugiados africanos en Europa” o incluso peor, por esto es que consideran necesario que MSF desembarque en nuestro país; planteando que “la respuesta del estado nacional y provincial ha sido totalmente insuficiente para ayudar a los pueblos nativos despojados de sus bosques. Incluso el gobierno de Urtubey siguió autorizando desmontes a favor de grande grupos sojeros en el lugar y sus equipos de salud en el terreno son muy escasos y no cuentan con recursos suficientes ni capacidad para enfrentar la crisis humanitaria”.

El comunicado remarca la necesidad de que la misión de MSF se instale de manera urgente, pero para que esto pueda realizarse, la organización necesita la autorización del presidente Alberto Fernández y de los gobernados de la provincia, Gustavo Sáenz.

A continuación el comunicado completo de la Red Universitaria de Ambiente y Salud:

Argentina, 28 de enero de 2020

La población Wichi, Qom, Iyojwa’ja y Niwaclé que habita desde siempre el este y noreste de Salta y el oeste de Formosa y Chaco se encuentra en CRISIS HUMANITARIA crónica desde hace años, situación que se profundizó en forma de catástrofe en los últimos 10 años en que el agronegocio desmontó 1.200.000 hectáreas del bosque salteño que ocupaban armoniosamente estas poblaciones. Hoy sin monte que les de refugio y alimentos, se acumulan en pueblos y villorrios sin agua, sin alimentos y con profundas dificultades para adaptarse a la nueva situación. Estos pueblos han sido históricamente cazadores-pescadores-recolectores y requieren de nuestra sociedad un trato humanizado con contenido inter-cultural y de género.

La crisis humanitaria es tan grande que en lo que va del año han muerto 6 (seis) niños a causa de la desnutrición, pero solamente el Hospital de Tartagal tuvo 26 niños wichís internados por desnutrición crónica en este mes.

La situación sanitaria es gravísima, el hambre y el strees del despojo para un pueblo tan manso es terriblemente traumatizante, la desnutrición es generalizada, y niños con marasmo y kwashiorkor al estilo africano se detecta en casi todas las comunidades, la tuberculosis y el chagas tiene índices de incidencia altísimos, la mortalidad materna se sospecha que es muy elevada también.

Un grupo de médicos y antropólogos que conocemos la realidad de la región reclamamos que Médicos Sin Fronteras (MSF) se instale en este territorio, esta crisis humanitaria es similar a la de los refugiados africanos en Europa y peor aún. La respuesta del estado nacional y provincial ha sido totalmente insuficiente para ayudar a los pueblos nativos despojados de sus bosques.

Incluso el gobierno de Urtubey siguió autorizando desmontes a favor de grande grupos sojeros en el lugar y sus equipos de salud en el terreno son muy escasos y no cuentan con recursos suficientes ni capacidad para enfrentar la crisis humanitaria. La única posibilidad es que una organización humanitaria honesta, eficiente e imparcial como MSF se instale en la zona y desarrolle acciones de contención sanitaria y de infraestructura básica, hasta que los argentinos podamos reconocer y dar una respuesta al problema que nuestro sistema productivo está generando a esta población que se estima entre las distintas etnias de casi 100.000 personas.

Un grupo representativo de caciques de estos pueblos envió una nota a MSF pidiendo una Misión exploratoria en su territorio, que se adjunta a esta declaración.

Esperamos que MSF, organización que cuenta con el apoyo de miles de aportantes argentinos y decenas de médicos y técnicos argentinos que cumplen tareas solidarias por todo el mundo como miembros de este organismo, sea solidario con nuestros hermanos wichís, y esperamos también que los gobiernos del Presidente Alberto Fernández y del Gobernador Gustavo Sáenz acepten la misión de MSF en territorio Wichí y que preste toda la colaboración que la Misión requiere.-







Temas relacionados

Desnutrición   /    Comunidad Wichi   /    Pueblos originarios   /    Salta   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO