×
×
Red Internacional

Escalada militarista. Pedro Sánchez propone un aumento récord del gasto militar español para el rearme imperialista

La guerra en Ucrania ha provocado una oleada de incrementos en el gasto militar de los estados imperialistas miembros de la OTAN, y ahora el debate está en el seno del gobierno español. Quieren que el pueblo trabajador no solo pague las consecuencias de la guerra sino el rearme militar.

Carlos Muro@muro_87

Martes 15 de marzo | 21:17

El pasado lunes 14 de marzo Pedro Sánchez anunció, durante una entrevista en el canal La Sexta, que pretende aumentar de nuevo el presupuesto asignado a Defensa y pactar con los partidos una subida progresiva de ese gasto militar hasta “cumplir” con el 2% del PIB solicitado por la OTAN.

Unidas Podemos ha declarado que no comparte el anuncio del presidente. Pero como “buenos socios de gobierno” y como no podía ser de otra manera, asumen que “las competencias en defensa en el seno del Ejecutivo son del PSOE”, como parte del reparto de competencias entre Pablo Iglesias y Pedro Sánchez al inicio del mandato de este último. Cuestionan con la boca pequeña, pero no sacan los pies del plato.

El militarismo imperialista español

Unidas Podemos plantea que frente a la decisión de Sánchez “hay otras prioridades más acuciantes ante este nuevo contexto de crisis como el refuerzo de la sanidad, la educación, la investigación o la inversión para reducir la factura de la luz”.
Esto obviamente es cierto, debería ser una absoluta prioridad invertir en sanidad –durante la crisis de la pandemia esto se evidenció-, la educación –recordemos que su ministro Castells alababa el Plan Bolonia y todas las reformas neoliberales de la universidad- o en la cuestión energética –donde la expropiación de las eléctricas sería una medida fundamental-.

Sin embargo, hay un poco de hipocresía en la crítica que ahora hacen desde Unidas Podemos. El mismo Sánchez les podría recordar, como comentó en la entrevista para La Sexta, que su gobierno ya había incrementado el gasto en defensa ya que, a su llegada a La Moncloa, la inversión representaba el 1,25% del PIB, y ahora es ya el 1,4%.

Pere Ortega, periodista de Eldiario.es, aseguraba que los presupuestos generales supusieron un aumento “colosal” del gasto militar aprobado por el gobierno y con el beneplácito de Unidas Podemos. Tan solo lo presupuestado para el Ministerio de Defensa aumentó un 7,5% con respecto a 2021. “Un incremento que en buena parte se destinará a inversiones militares, pues los recursos destinados a armamentos serán de 4.581,5 millones, un 16,2% más que en 2021. Unas inversiones que suponen nada menos que el 21,3% respecto al total de las inversiones del Estado (las inversiones reales más los destinados a investigación y desarrollo).

Para la formación morada parece ser que esto sí era prioritario, pero incluso según los datos de la ONG “Centre Delàs d’Estudis per la Pau”, el “gasto oculto” militar repartido entre distintos Ministerios alcanzó los 22.796 millones de euros —un 124% más de lo asignado al Ministerio de Defensa (10.155 millones) —, lo que supone un crecimiento del 5,75% respecto al año anterior y marca un récord histórico en gasto militar. Lo que significa que el gobierno “progresista” se gasta 62 millones de euros diarios en presupuesto militar.

Luchar contra el imperialismo español y por un programa anticapitalista

Según los datos del “Centre Delàs d’Estudis per la Pau” el gobierno gastó en armamento: la compra de un avión “Eurofighter EF-2000” por unos 12.843 millones de euros, lo que equivale a 1000 hospitales (coste por 25 años con un coste anual de 515.000 euros); un Avión “A-400M” con un coste de 5.018 millones de euros equivalente a 27.720 camas de hospital; un “Submarino S-80” por 2.800 millones de euros equivalente a 62.222 enfermeros; una “Fragata F-110” por 800 millones de euros equivalente a 15.094 médicos; un “Blindado Leopoard” 2.800 millones de euros equivalente a 100.982 respiradores; un “Helicoptero NH-90” por 1585 millones de euros equivalente a 990.712 camas de UTI; un vehículo “VCR 8x82 por 2.101 millones de euros equivalente a 140 millones de test de covid; “Misiles KEPD-150 Taurus SPike y Iris-T2 por 706 millones de euros equivalente a 736 millones de mascarillas.

Mientras el PSOE avanza en la escalada militarista, algo que no debería extrañar de parte de uno de los padres fundadores del régimen del 78´ y garante de la entrada española a la OTAN, Unidas Podemos intenta distanciarse elaborando “un plan económico de respuesta a las consecuencias de la guerra en Ucrania”.

Tanto solo con estos gastos se podrían haber sufragado necesidades básicas elementales. Es por ello que necesitamos un programa anticapitalista que garantice que la clase trabajadora no sea la que vuelva a pagar ni sus crisis ni sus guerras. Mientras los empresarios suben los precios de todos los productos para seguir ganando millonadas, es la clase trabajadora quien lo paga.

Por ello necesario un programa que incluya un impuesto a las grandes fortunas para financiar el conjunto de necesidades sociales, la indexación de los salarios al aumento de precios, sin mencionar la expropiación de la fortuna del rey emérito vinculada al tráfico de armas, la eliminación de la monarquía con todos sus gastos o la expropiación de la gran banca que tiene enormes negocios por los que financia la industria militar

Sin embargo, no se trata de “regular” cuánto se gasta en armamento y cuánto en planes sociales. El rearme imperialista significa un reforzamiento del estado imperialista español que mantiene los enclaves coloniales en Ceuta y Melilla, que reprimió a miles de personas en el referéndum en Catalunya y que militariza las fronteras terrestres y marítimas en las que mueren miles de inmigrantes.

El cuestionamiento de Unidas Podemos no solo es parcial, no solo avala la política imperialista del gobierno, aunque lo critique con la boca pequeña, sino que además busca un reforzamiento de la política de defensa conjunta de la Unión Europea. Tal como lo expresaron: “un eventual aumento de la inversión en defensa debería ser un planteamiento coordinado en el seno de las instituciones europeas” y “sobre todo creyendo en la necesidad de aumentar la autonomía estratégica europea”. Esto no significa otra cosa que reforzar la reaccionaria UE imperialista para ser un eslabón más en la cadena de opresión imperialista en el mundo.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias