Mundo Obrero

MUNDO OBRERO

PepsiCo: la carpa se convierte en un centro de organización y solidaridad

La carpa que instalaron los trabajadores que luchan por la reincorporación ya se empieza a convertir en un símbolo. Organizaciones, personalidades y también gente que se acerca a apoyar la lucha.

Viernes 21 de julio de 2017 | Edición del día

“¡Fuerza!” grita una mujer, saludando a los obreros que están en la puerta de la carpa. Acaba de firmar el petitorio por la reincorporación en la mesa que está en la esquina de Rivadavia y Callao. Su amiga se para y aplaude. Todos repiten “fuerza” y sonríen. Es que la causa de las “leonas” y sus compañeros sigue recogiendo una enorme simpatía. Millones las vieron reclamar ante la injusticia – y la represión – que quiere dejarlas sin trabajo.

Dos motoqueros esperan el verde y tocan bocina. Uno levanta el pulgar, las obreras responden el gesto. Otras recorren los autos. Nadie duda en bajar la ventanilla para recibir un volante. “No a los despidos. No compre productos PepsiCo” dicen.

Un grupo de turistas sacan fotos del simbólico edificio del Congreso. Algunos se dan vuelta y sacan también a la carpa. ¿Quién puede negar que también es un símbolo de la Argentina actual?

Carina se saca una selfie con sus compañeras, obreras de PepsiCo como ella. “Día del amigo luchando” dicen.

A veces la fila para firmar se hace larga. No importa el frío. Nadie mira el reloj. Esperan su turno y le estampan su letra al pedido de los obreros. Algunos aportan al fondo de huelga, otros dejan palabras de aliento: “no bajen los brazos”.

La carpa, en uno de los centros políticos del país, va cobrando vida. Todo el tiempo circula gente y charla con los obreros que permanecen allí.

Este jueves, entre otros, se acercaron los integrantes de la comisión interna de Acindar, que llegaron desde Villa Constitución a solidarizarse. También lo hicieron trabajadores judiciales y de otros gremios enrolados en la CTA. Más tarde los harían docentes de la agrupación Marrón 9 de abril que trajeron su apoyo. Con ellos estaba Nathalia González Seligra diputada Nacional del FIT que es parte de esta agrupación.

Párrafo especial merece el SiPreBA, el sindicato de trabajadores de prensa, que se acercó con dirigentes y delegados, y donaron 10 mil pesos al fondo de lucha.

También lo hicieron referentes políticos de izquierda. Vilma Ripoll (MST) llegó con donaciones de alimentos. La noche anterior había estado Pablo López, diputado nacional del PO-FIT. Luis Zamora volvió a acercarse a apoyar con los trabajadores. Y no podía faltar Myriam Bregman, dirigente del PTS-Frente de Izquierda y siempre presente junto a los trabajadores de PepsiCo.

Por la tarde, después de las 17 horas, en la carpa de la lucha el día del amigo se compartió con una chocolatada junto a los vecinos y trabajadores que se acercaron.
“¡Gracias por estar con nosotros!” decían los de PepsiCo.

Luego de la juntada, los trabajadores retomaron sus programas de radio en vivo, que tienen miles de reproducciones y son otro de los canales por los que llega la simpatía y solidaridad desde todo el país.

Mientras tanto, los trabajadores utilizan la carpa como su lugar de reunión. Allí discuten las acciones que realizarán en los próximos días para continuar con la lucha por la reincorporación. O parten desde allí a apoyar otros conflictos, como lo hicieron hoy ante los despidos en Cresta Roja. La foto y el canto “unidad de los trabajadores”, el debate común con los dirigentes de la Federación de la Alimentación, son un ejemplo de ello.

“Fuerza” grita la gente que pasa. Las “leonas” sonríen, guiñan un ojo, levantan el puño. Sienten esa solidaridad cada día. Así pasa otra jornada más en la resistencia de quienes ya se han convertido en un ejemplo de toda la clase obrera.







Temas relacionados

Solidaridad   /    PepsiCo   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO