Mundo Obrero

MILITARIZACIÓN DEL CONFLICTO LABORAL

Policías cierran el edificio ante medida gremial en el Consejo de Niños, Niñas y Adolescentes

En la mañana del jueves, en el marco del conflicto por despidos que llevan adelante sus trabajadores y trabajadoras, el edificio del Consejo de Niños, Niñas y Adolescentes (CDNNYA) del Gobierno de la Ciudad amaneció con su entrada principal cerrada y vigilada por la Policía de la Ciudad.

Jueves 17 de octubre | 12:33

Así responde el gobierno de Rodríguez Larreta a la organización de las y los trabajadores quienes vienen realizando asambleas y distintas medidas gremiales ante a la falta de respuesta por parte de la gestión sobre la reincorporación de los trabajadores despedidos del CAT 2.

La cuasi militarización del edificio público ya había sucedido la semana anterior durante una asamblea donde infiltraron policías de civil entre las y los trabajadores que discutían cómo continuar con esta pelea. Esta mañana, no solo cerraron el acceso principal, sino que la Policía ingresó al edificio y tomó fotografías a trabajadoras en sus oficinas. Esta medida es un claro mensaje de ataque y amedrentamiento a la organización que las y los trabajadores nos encontramos impulsando.

Este conflicto está atravesado por la problemática de la precariedad laboral que sufren los y las trabajadoras, en un marco de desfinanciamiento de recursos generando que el trabajo se torne más agotador al no poder suplir las necesidades de uno de los sectores más vulnerados de la ciudad. A su vez, quienes trabajan en el Consejo denuncian una bajada persecutoria desde los funcionarios en varios sectores.

El último relevamiento (informado por ATE Capital) da cuenta de la existencia de 18.000 contratados precarizados como monotributistas bajo el régimen de locación de servicios o de obra. Además, existe la modalidad de asistencia técnica, trabajadores de cooperativas o tercerizados a través de empresas de seguridad y limpieza. Estos trabajadores no cobran aguinaldo, no tienen ART, deben pagarse el monotributo e ingresos brutos, no tienen vacaciones ni derecho a días por enfermedad o para estudio. El monto del contrato no está establecido por ningún convenio o categoría acorde a la tarea, sino que es definido discrecionalmente por cada dirección. En cada renovación anual, los trabajadores pasan de dos a tres meses sin cobrar. Los aumentos que reciben en cada renovación tampoco son negociados colectivamente, sino que cada trabajador recibe lo que discrecionalmente dispone la jefatura.

Te puede interesar: http://www.laizquierdadiario.com/Consejo-de-los-Derechos-de-Ninas-Ninos-y-Adolescentes-asamblea-general-por-despidos-y-traslados

En este sentido surgió la necesidad de tener mayor organización para los ataques presentes y los que puedan venir. Desde la Marrón Clasista (PTS-Frente de Izquierda e independientes) creemos que es necesario un paro de todo el CDNNYA para enfrentar esta ofensiva del gobierno de Rodríguez Larreta y al continuo ajuste que va a seguir en marcha. Asimismo es necesario que elijamos delegados por sector, donde participen afiliados y no afiliados, para que construyamos una organización lo más democrática, fuerte y desde abajo que nos permita luchar por nuestros derechos.

Basta de precarización laboral

Entendemos que estos ataques no son un hecho aislado cuando la precarización laboral es moneda corriente en el Gobierno de la Ciudad desde hace años. Por esto, el Frente de Izquierda-Unidad presentó en la legislatura un proyecto por el pase a planta de las y los trabajadores precarizados en la ciudad. Este proyecto es una herramienta más que desde nuestra organización se pone a disposición para acompañar la movilización de las y los trabajadores, única forma de conquistar nuestros derechos. El proyecto propone el pase a planta permanente de todo el personal que desempeña tareas para el GCBA bajo cualquier tipo de contratación, bajo la supervisión de una Comisión compuesta por trabajadores y trabajadoras elegidos por voto directo. De la misma manera, establece la aplicación de concursos públicos a partir la promulgación de la ley para cualquier ingreso a la Administración pública para terminar así con décadas de precarización en la que los y las trabajadoras nos encontramos inmersos.

Nuestra organización es fundamental porque sabemos que Macri se va, pero la precarización y el ajuste de manos del FMI se quedan. Alberto Fernández ya anticipó que pagará una Deuda externa que es ilegítima y fraudulenta y no hay formas de hacer eso sin reformas que sean un nuevo ataque para las y los trabajadores.







Temas relacionados

Precarización laboral juvenil   /    Intimidación policial    /    Precarización laboral   /    Militarización   /    ATE   /    Horacio Rodriguez Larreta   /    Ciudad de Buenos Aires   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO