×
×
Red Internacional

¿Vivo? Se cumplen 45 años de la muerte de Elvis Presley

Un 16 de agosto de 1977 se apagó la voz del mayor exponente del rock and roll en Graceland, su famosa mansión de Memphis, Estados Unidos. Un recorrido por su historia y las influencias posteriores de quien sigue siendo el Rey.

Escuchá esta nota
Lunes 15 de agosto

Existe una gran posibilidad de que el rock and roll que escuchamos hasta nuestros días, probablemente no haya podido sonar de esta manera si no fuese por él. Hace 70 años atrás, cuando el jazz, el rhythm and blues y el bebop ya habían pasado su gran época dorada, un nuevo sonido comenzaba a copar lenta pero inexorablemente el terreno musical para transformarlo de una manera que no tendría retorno: así fue que nació el rock and roll y con él la fama de sus primeros intérpretes como Elvis Presley, quien falleció en 1977 víctima de un paro cardíaco con apenas 42 años de edad. Sin embargo, en ese breve tiempo alcanzó para convertirse en el Rey.

“Eso está bien”

Elvis nació en 1935 en Mississippi pero a los 13 años se mudó junto a su familia a Memphis, Tennessee. Ya para entonces había recibido una guitarra como regalo de cumpleaños y tenía varias nociones gracias a algunas clases impartidas. En la secundaria era un estudiante más del montón, pero cuando comenzó a cantar y a tocar en público se hizo notar entre sus compañeros. La influencia de la música afroamericana junto con el rhythm and blues se fue reflejando en la música de Presley, quien estudiaba y tocaba de oído sin haber tenido una clase oficial de música.

Sin embargo, tras haber grabado algunos temas pagando en un estudio, su estilo vocal era incomprendido y le vaticinaban que nunca tendría éxito como cantante. Por entonces, el estudio Sun Records estaba en la búsqueda de un sonido particular que ayudara a llevar la música afroamericana a un público más amplio pero no lo podían encontrar. Ya conocían a Elvis porque había cantado algunas canciones, por lo que lo convocaron para que cantara junto al guitarrista Winfield “Scotty” Moore y el contrabajista Bill Black. La anécdota cuenta que no estaban logrando mucho hasta que en un momento Presley agarró su guitarra y comenzó a tocar un blues de 1946, “That ’s all right” (“Eso está bien”). Pronto se le sumaron los músicos y comenzaron a jugar e improvisar. Era tan raro lo que hacían que cuando les preguntaron qué estaban tocando, contestaron que no tenían idea. Lo grabaron y el impacto fue tal que cuando sonó en una emisora de radio, pusieron el tema 2 horas seguidas ya que los oyentes no paraban de preguntar quién era el cantante y la mayoría suponía que era afroamericano.

Te puede interesar: Plebiscito Constitucional en Chile: frente a un nuevo fraude histórico, por una salida independiente

Niño mimado del mainstream

El 17 de julio de 1954 tocaron por primera vez en vivo y la combinación entre su compenetración musical y los nervios de estar tocando en público hicieron que Elvis sacudiera las piernas al tocar y el público simplemente enloqueció. Ninguno podía saber por entonces que estos movimientos se convertirían en la marca registrada de Presley. La espiral ascendente se fue haciendo cada vez más palpable y las presentaciones y el espectáculo que le imprimía a sus actuaciones lo fueron llevando cada vez más lejos, llegando a ser considerado como “el artista masculino más prometedor”. Tras haber sido disputado por grandes discográficas, finalmente cerró contrato con RCA y en marzo de 1956 lanzó su primer disco, que lo llevó a ocupar rápidamente las primeras posiciones de los rankings musicales. Según afirmó el músico contemporáneo Roy Orbison, “no había punto de referencia en la cultura para compararlo”. Nacía el rock and roll y con él el fenómeno Elvis Presley. Para cuando salió su segundo disco, ya era un artista consagrado. Sus movimientos particulares frente al escenario habían escandalizado a un sector de la sociedad norteamericana mientras que el otro era parte del furor por el músico, que ya había participado en el famoso The Ed Sullivan Show y había alcanzado una fama sin antecedentes entre el público.

Por entonces, el desarrollo de los medios de comunicación y por lo tanto de la cultura de masas, hicieron que el impacto de este tipo de fenómenos se multiplicara como nunca antes y diera paso a una generación mainstream de adolescentes que fueron hijos de la Segunda Guerra Mundial y que ya no vivía con la gravedad de sus padres. Por la misma razón fue que Elvis se convirtió en un producto altamente rentable para una industria que no solo lo reproducía en las radios y lo mostraba en televisión sino que también lo ubicaba como protagonista de películas. Sus interpretaciones generaban una respuesta física tal en el público que el caos podía ser parte de la realidad y fue la base para que el sector social más conservador demonizara al naciente ritmo. Frank Sinatra hasta llegó a decir en una revista que el rock and roll era “brutal, feo, degenerado, lleno de vicios. [...] Aloja casi todas las reacciones negativas y destructivas en los jóvenes. Es cantado, tocado y escrito, mayoritariamente, por gansos cretinos. [...] Deploro este afrodisíaco olor a podrido”.

El final

El destino del Rey del Rock and Roll ya estaba sellado. El noviazgo, matrimonio y posterior divorcio con Priscilla, su carrera en el cine y una progresiva baja en la calidad de su música comenzaron a ser las constantes de su vida. Ya era tan parte de la cultura de la época que hasta fue usado por el entonces presidente Nixon para hablarle a la juventud de los peligros de las drogas, algo que contrarrestaba bastante con su propia realidad con su adicción a los fármacos. Esta situación empezó a combinarse con las giras y eventualmente generaron un grave estado de salud que derivaron en un infarto agudo de miocardio el 16 de agosto de 1977 en la mansión en la que había vivido con su familia, Graceland.

La influencia de Elvis llegó hasta nuestros días. Es considerado uno de los artistas más importantes de la cultura pop y justamente el avance tecnológico de la época junto al hiper desarrollo del mainstream provocaron que con apenas 21 años se haya convertido en una de las figuras más famosas del mundo. Además, supuso un gran refuerzo de este estilo de música y particularmente en torno a Elvis Presley de la cultura norteamericana. Su imagen y su voz son ampliamente reconocidos sin dificultad y el legado musical junto con la apertura de los sonidos afroamericanos al nuevo estilo musical del rock and roll lo convirtieron en quien hoy, sigue siendo el Rey.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias