×
×
Red Internacional

Congreso. Sergio Massa hizo un acto de despedida en Diputados: un mundo paralelo de festejos

Este martes se formalizó la renuncia de Sergio Massa como presidente de la Cámara de Diputados, y asumió en su lugar Cecilia Moreau. Con palcos de hinchada, festejos y discursos dialoguistas, el Frente de Todos cerró filas en la coronación del líder renovador como superministro. El Frente de Izquierda cruzó el clima festivo: “¿quién decidió que la única salida es el ajuste” dijo Myriam Bregman. Juntos por el Cambio en modo “distraído”.

Escuchá esta nota
Martes 2 de agosto | 22:05
Foto: Mariana Nedelcu

Sergio Massa organizó este martes su despedida de la Cámara de Diputados, aunque prometió que volverá “una y cien veces” a seguir buscando acuerdos en su nuevo rol de ministro de economía, producción, y agricultura. Lo reemplazó Cecilia Moreau, también del Frente Renovador, que asumió como nueva presidenta de la Cámara Baja.

Con alrededor de 450 invitados que llenaron los palcos para aplaudir los discursos oficialistas y abuchear las críticas, más que una sesión fue un acto. Fiel a su estilo grandilocuente, Massa organizó una jornada festiva: el Congreso fue un mundo paralelo a la realidad de millones de personas que no llegan a fin de mes.

Con aplaudidores, violines al inicio, y la presencia de funcionarios del oficialismo, Massa hizo un discurso dialoguista: “La Argentina necesita que en algunos temas tengamos la humildad, la tolerancia y el coraje de construir consensos y políticas de Estado”. El miércoles, luego de que Alberto Fernández le tome juramento como ministro, anunciará el “plan económico” del gobierno. Los “consensos” que preparan difícilmente incluyan a las mayorías trabajadoras que son las que vienen siendo ajustadas y perjudicadas por el acuerdo con el FMI. Sí se espera que sean con los poderes económicos concentrados que festejan su llegada al gabinete.

Foto: Matías Baglietto
Foto: Matías Baglietto

En la previa a la sesión, se reunió el bloque del Frente de Todos para hacer su propio festejo. Mientras caminaba los pasillos del palacio, Massa se hizo el tiempo para tuitear nuevos nombres del equipo del superministerio.

Prensa HCDN
Prensa HCDN

Entre los invitados hubo representantes del Senado, funcionarios de municipios, del gabinete nacional y de la provincia gobernada por Axel Kicillof, hasta dirigentes sindicales. La asistencia del cristinismo se hizo notar: Wado de Pedro (Interior), Luana Volnovich (Pami), las senadoras Juliana Di Tullio y Anabel Fernández Sagasti, Nicolás Kreplak (Salud de la provincia de Buenos Aires) entre otros. El diputado Máximo Kirchner eligió un mensaje a dos bandas. Se ausentó de la reunión del bloque oficialista previa a la sesión, llegando más tarde para ocupar su banca en el recinto. Aunque luego del discurso de Sergio Massa, se acercó a abrazarlo. Sus movimientos parecen apuntar a desmentir rumores de que podría recobrar un mayor protagonismo en Diputados, o que especulaban con su regreso como jefe de la bancada.

Foto: Matías Baglietto
Foto: Matías Baglietto

Luego del discurso de Massa, la sesión estuvo presidida por Omar De Marchi del PRO-JxC, hasta la aprobación de la designación de Cecilia Moreau como nueva presidenta de la Cámara de Diputados. Fue votada por el Frente de Todos, el Interbloque Federal y Provincias Unidas. El Frente de Izquierda se abstuvo en la votación, como lo ha hecho siempre que se trata de elegir autoridades de instituciones del Estado. Por el contrario, Juntos por el Cambio que siempre las ha votado inclusive siendo oposición, esta vez se decidió por la abstención. Javier Milei y Victoria Villarruel fueron los únicos votos en contra, mientras que José Luis Espert y Carolina Píparo directamente faltaron a la sesión.

Te puede interesar: Myriam Bregman: "¿Quién decidió que la única salida posible es con ajuste?"

Foto: Mariana Nedelcu
Foto: Mariana Nedelcu

En la misma línea que su predecesor, Cecilia Moreau dijo que “será mi voluntad administrar los disensos y buscar los consensos”. Y le deseó “lo mejor en lo que viene” a “Sergio, para el nuevo equipo, para el presidente Alberto Fernández, para la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y para todo el sistema político”. Un sistema político que viene legislando a favor de los intereses de los grandes empresarios, y rompiendo una y otra vez sus contratos electorales.

Myriam Bregman del Frente de Izquierda puso blanco sobre negro de cuál es el consenso de ese “sistema político”. “Se ha aceptado un consenso donde se dice que la única manera de salir de esta situación es con ajuste” dijo, para plantear que “hay otra salida que no implica que la sigan pagando los trabajadores”. La diputada detalló en su intervención datos crudos de un informe elaborado por la CTA: “la transferencia de ingresos de sectores asalariados hacia los sectores del capital, durante el gobierno de Mauricio Macri y del Frente de Todos fue de 70 mil millones de dólares. Pero de esa transferencia que le sacan a los trabajadores y le dan a los ricos, 41 mil millones de dólares ocurrió durante el gobierno del Frente de Todos. Dato mata relato”. Luego, precisó ante la prensa, que ese récord de transferencia de 41 mil millones de dólares bajo este gobierno, es casi el mismo monto de la deuda que se acordó con el FMI.

Foto: Matías Baglietto
Foto: Matías Baglietto

Desde la izquierda salieron al cruce de la designación del nuevo superministro: “se reúnen tres personas: Cristina Fernández de Kirchner, Alberto Fernández y Sergio Massa y deciden cambiar el Gobierno” lanzó Bregman en el recinto. Denunció que se llegó a ese cambio con “las patronales del agronegocio sentadas arriba de las silobolsas presionando, con los mercados provocando una corrida”. La hinchada “massista” se inquietó cuando Bregman dijo “Nosotros creemos que hay que convocar a una Asamblea Constituyente, que no se pueden tomar decisiones a espaldas del pueblo”. Mirando al palco les contestó “sí, el pueblo tiene capacidad de decidir y de opinar, esto que están decidiendo ahora no lo votó nadie”. También hubo caras largas de Juntos por el Cambio por la exigencia de Bregman de justicia por Santiago Maldonado. También habló Romina del Plá, por el PO - Frente de Izquierda Unidad, denunciando que el orden del que habla Massa “no es para poner en caja a los especuladores sino que orden contra los sectores populares”.

Nicolás del Caño habló al finalizar la sesión y recordó que “cuando asumió Macri se decía que por portación de apellido iba a beneficiar al conjunto de la población. Pero se beneficiaron los especuladores y nos dejaron una deuda impagable. Ahora se dice que porque Sergio Massa es amigo de la embajada norteamericana o porque lo han festejado los grandes empresarios, va a ser beneficioso para las grandes mayorías. De ninguna manera”.

Te puede interesar: Del Caño: “Planteamos una Asamblea Constituyente Libre y Soberana y medidas de emergencia”

Juntos por el Cambio actuó de oposición, para pilotear sus propias contradicciones. Cuestionaron el rumbo económico del gobierno, haciéndose los distraídos de su propia responsabilidad de endeudarnos primero, y legitimar la estafa después junto al Frente de Todos. Myriam Bregman les recordó en la sesión: “ustedes gobernaron hace muy poquito. Y hoy vienen a dar consejos. Quisieron embarcar al país en una nueva empresa neoliberal, reviviendo el menemismo, y hundieron la Argentina”. Los diputados de la coalición opositora también atinaron a pronunciarse sobre la trayectoria de Sergio Massa. El radical Rodrigo De Loredo, habló de la “experiencia un tanto zigzagueante” del nuevo superministro. Una verdad, pero que también los incluye. Fueron los radicales, en Jujuy con el gobernador Gerardo Morales, quienes sellaron una alianza con Sergio Massa cuando fue candidato a presidente en 2015. Sin contar la gran ayuda que brindó el Frente Renovador para aprobar muchas leyes al gobierno de Macri y a María Eugenia Vidal en la provincia de Buenos Aires.

Sergio Massa tuvo su festejo, y logró mostrar un amplio apoyo de todas las alas del Frente de Todos en su designación. En unas horas anunciará las medidas económicas del nuevo gobierno. Quienes no tienen nada que festejar son los millones que no llegan a fin de mes, necesitan dos o tres trabajo para arañar un plato de comida todos los días. Ni los jubilados que quedaron muy lejos de ser los elegidos en lugar de los bancos. No festejan las y los docentes de varias provincias que están movilizados porque tienen salarios de hambre. O trabajadores y trabajadoras de la salud de Jujuy que hoy están reclamando como recordó el diputado de la izquierdaAlejandro Vilca. Ni las organizaciones sociales que están exigiendo en la calle medidas frente a la emergencia social. Ellas y ellos hoy no festejaron. Mañana, seguro que tampoco.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias