Mundo Obrero

SINDICATO PETROLERO

Shell: pese a las amenazas y la patota, ganó el repudio al fraude

Lunes 12 de septiembre de 2016 | 14:08

Las elecciones de delegados en Shell demostraron hasta dónde es capaz de llegar la dirección del Sindicato Petróleo y Gas Privado Avellaneda (SPyGPA) para burlar la democracia sindical e ignorar la voluntad de los trabajadores.

¿Por qué decimos esto? Primero, convocaron a elecciones con menos de una semana de anticipación. Como esto no alcanzó, el día que fijaron para la presentación de listas ¡cerraron las puertas de la sede del sindicato! Todo para impedir que se presente la Lista Celeste-Naranja como denunciamos en La Izquierda Diario. Así llegó el viernes 9, día de la elección: en el cuarto oscuro había una sola lista -los mismos de siempre- y como si faltara algo, en acuerdo con la gerencia de la multinacional, trajeron una patota para amedrentar a los trabajadores y presionarlos a votar. “Como si estuviéramos en la dictadura militar”, denunció uno de los obreros. Recordemos que días atrás también recibió amenazas la diputada nacional Myriam Bregman (Frente de Izquierda) luego de intervenir en la Comisión de Trabajo del Congreso denunciando la precarización laboral y el fraude en el SPyGPA.

Todo esto provocó una enorme indignación entre los trabajadores, que en su amplia mayoría no fueron a votar; de la ínfima parte que lo hizo, un sector votó en blanco o impugnó para manifestar su bronca y rechazo a los métodos antidemocráticos y a la patota.

Otro trabajador desde adentro de la refinería dijo: “el sindicato dibuja los números que ya estaban ‘hechos’ desde antes que empiece la elección, pero la verdad es la de los trabajadores. En Shell todos los trabajadores, sector por sector, turno por turno, sabemos qué fue lo que pasó: la mayoría no fue a votar y muchos de los que ante el apriete y el clima que generó la patota entraron al cuarto oscuro, lo hicieron para votar en blanco o impugnar. Por eso la mayoría al enterarnos del gran dibujo del resultado que informó la comisión interna no nos sorprendimos por todo lo que vimos estos últimos días”.

Como dicen los carteles de la lista Celeste-Naranja y como bien saben el sindicato de Roberti y la Azul y Blanca, “la verdad de las elecciones de Shell es que ganó el rechazo al fraude y a la patota”.







Temas relacionados

Fraude   /    Petroleros   /    Avellaneda   /    Alberto Roberti   /    Shell   /    Provincia de Buenos Aires   /    Zona Sur del Gran Buenos Aires   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO