Sociedad

REGRESO A CLASES PRESENCIALES EN PANDEMIA

Sin acuerdo entre Trotta y Acuña para la apertura de escuelas en plazas

Hoy hubo nuevamente una reunión entre el Ministro de Educación nacional y la Ministra porteña, donde se discutió el protocolo presentado por el gobierno porteño para abrir las escuelas en plazas. También se habló de usar los patios de los establecimientos. La conectividad, computadoras y alimentación saludable, siguen si ser parte de la agenda de los gobiernos.

Julieta Azcárate

Docente delegada UTE-CTERA - Lista Marrón

Lunes 21 de septiembre | 17:35

Hoy se reunieron los ministros de Educación nacional Trotta, la ministra porteña Acuña, y los ministros de Salud Gonzalez García y Quiros, nacional y de la Ciudad, respectivamente. Desde la Ciudad presentaron la propuesta de regresar a las actividades escolares en los espacios públicos como parques, plazas y calles, y también se habló de la posibilidad de que se habiliten los patios de las escuelas, para los 6.500 chicos que no tuvieron contacto durante este tiempo.

Desde Nación aún no dieron el visto bueno ni hubo acuerdo con la Ciudad sobre cómo retomar las clases presenciales.

Ni bien finalizada la reunión, circularon rumores difundidos por medios oficiales de que se había llegado a un acuerdo sobre retomar las clases en los patios escolares. Sin embargo, desde Nación lo desmintieron, sosteniendo que “El acuerdo fue para seguir trabajando. No para dar clases en los patios”.

Mientras tanto, continúa sin ninguna respuesta ni resolución, tanto del gobierno porteño como nacional, el problema de conectividad y de falta de computadoras, no solamente para los 6.500 estudiantes sino de miles más, que comparten un dispositivo por familia y con sus hermanos, y que no cuentan con wi fi en sus hogares, sino sólo con datos celulares para poder realizar las tareas escolares.

Todo esto tiene lugar mismo día que el gobierno porteño reprimió a las enfermeras que se estaban manifestando en la Legislatura, las que están en primera línea enfrentando a la pandemia. Una brutalidad.

Trotta por su parte dijo que entregaría 6.500 computadoras para los chicos de barrios más humildes, pero aún no se concretizó. Mientras tanto, los chicos tienen que seguir sosteniendo la escolaridad como pueden, con ayuda de sus familias y docentes.

La semana pasada desde el gobierno porteño habían difundido la propuesta para abrir las escuelas para tres grupos distintos de estudiantes,y que se llevaran a cabo clases de apoyo escolar y talleres de lectura en lugares públicos y abiertos como parques y plazas. Esta propuesta generó el rápido rechazo de la comunidad educativa y los sindicatos, ya que el gobierno continúa insistiendo con la apertura de escuelas en medio de altos contagios en la Ciudad, que rondan entre los 1.100 y 1.300 en promedio por día, además de que las plazas no son lugares para enseñar y aprender (no cuentan con las mínimas condiciones para garantizar el cuidado de chicos y docentes: estarían expuestos al frío y lluvia, sin baños, etc). Además, la Ministra sostuvo la frase desacertada comparando a las escuelas con bares: "Así como los bares, las escuelas también sacan las mesas a la calle". Las escuelas tampoco son bares, señora Ministra.

Esta insistencia de abrir las escuelas en el pico de contagios, tiene que ver con el objetivo de Larreta de continuar impulsando la apertura comercial de la Ciudad, a pesar de la alta cantidad de contagios, y que las y los trabajadores con hijos en edad escolar vuelvan a sus trabajos. Si se abren las escuelas, podrían dejar a sus hijos allí, como si fueran “guarderías”.

No solamente el problema de la conectividad y la falta de computadoras continúa sin ninguna resolución por parte de los gobiernos, a más de 5 meses de pandemia y cuarentena, sino que nadie se preocupa por los cientos que forman parte de las familias que cayeron en la pobreza o la indigencia, se quedaron sin trabajo, viven en barrios hacinados y ni siquiera les alcanza la canasta alimentaria que les entrega el gobierno cada quince días en las escuelas. Trotta y Acuña discuten cómo regresar a clases presenciales, sin consultar a las familias y docentes de las escuelas, que son los protagonistas.

Por su parte, las y los docentes están convocando asambleas de las escuelas y distritos para discutir y decidir junto a las familias, estudiantes y comunidad educativa, cómo continuar, ya que son quienes sostienen a la educación pública todos los días.







Temas relacionados

Pandemia   /    Coronavirus   /    Ciudad de Buenos Aires   /    Educación   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO