APUNTES MILITANTES

Una hoja de ruta de las mujeres del oeste del Gran Buenos Aires hacia Rosario

Desafíos y propuestas de Pan y Rosas de la zona Oeste del Gran Buenos Aires, hacia el Encuentro Nacional de Mujeres que se realizará el 8, 9 y 10 de octubre.

Nathalia González Seligra

Docente | Secretaría de organización Suteba La Matanza

Jorgelina Esteche

Congresal Suteba Morón | @EstecheJor

Miércoles 31 de agosto de 2016 | Edición del día

Las mujeres trabajadoras frente al ajuste del gobierno

Durante estos 9 meses de gobierno, el macrismo avanzó con despidos, aumentos en productos básicos y un brutal tarifazo, repercutiendo directamente en cientos de miles de familias trabajadoras. El ajuste afecta particularmente a las mujeres, y sobre todo a las “jefas de hogar”.

En la zona oeste esta política tuvo expresiones concretas con los despidos en el Hospital Posadas, a tercerizados del ferrocarril Sarmiento, en la Secretaria de Niñez, Trabajo y en el Hospital de Morón. El macrismo se apoyó en la “herencia” de la precarización laboral que dejó el gobierno kirchnerista, para empujar a centenares de familias a la calle.

Las docentes, por ejemplo, cada vez recurren más al “tercer cargo” para poder llegar a fin de mes. Y en las fábricas aumentan los ritmos de producción, lo que afecta directamente la salud de las obreras porque crecen las enfermedades laborales, mientras los empresarios mantienen sus ganancias.

Producto de esta situación se empiezan a cambiar los hábitos en los hogares porque la plata no alcanza. Aumenta el trabajo doméstico que no se reconoce y es invisibilizado, y que recae particularmente en nosotras.

Te puede interesar: El trabajo doméstico sigue siendo cosa de mujeres

En este marco, las centrales sindicales o están en la tregua total con el gobierno y/o sólo piensan en los realineamientos del peronismo frente a las elecciones del 2017, como lo demuestra la Marcha Federal.

¿Y nosotras?

Pero así y todo, hay ejemplos de mujeres trabajadoras que enfrentan el ajuste. Como las docentes del Suteba La Matanza, recuperado de las manos de la burocracia sindical, con asambleas, paros y movilizaciones, contra las medidas del gobierno pero también por los derechos de las mujeres trabajadoras.

Otro ejemplo de resistencia, son las trabajadoras de Rasti, la fábrica de juguetes de Lomas del Mirador. Romina y Valeria fueron despedidas de manera discriminatoria porque expresar las condiciones de insalubridad dentro de la fábrica. Hoy se preparan para viajar al Encuentro de Mujeres para fortalecer la campaña por su reinstalación, junto a las compañeras de Pan y Rosas que con diversas iniciativas impulsaron su fondo de lucha.

Estos ejemplos protagonizados por mujeres trabajadoras, entre otros, son los que queremos que se escuchen bien fuerte en Rosario. Empezando por impulsar una fuerte campaña por los derechos de las mujeres trabajadoras, contra el ajuste, los despidos, las suspensiones, por el pase a planta contra la tercerización, por el derecho a la salud y un salario igual a la canasta familiar.

A Belén la liberamos con la movilización en las calles, vamos por la anulación de la condena y el derecho al aborto

Un importante punto de apoyo en este Encuentro de Mujeres es que venimos de conseguir, con la lucha y movilización, la libertad de Belén, la joven tucumana injustamente acusada de haberse realizado un aborto.

Belén estaba presa desde hacía dos años, en una provincia gobernada por el Frente para la Victoria, producto de una causa armada que no tenía otro objetivo más que disciplinar a las mujeres.

Con una importante campaña, que también impulsamos en la zona Oeste del Gran Buenos Aires, en cada escuela, terciario, secundario y en cada universidad, que reabrió el debate sobre la necesidad de avanzar en la conquista del aborto libre, seguro y legal, para evitar la muerte de mujeres y que podamos decidir sobre nuestros propios cuerpos.

Macri ya manifestó que está en contra, mientras sigue subsidiando a la Iglesia, los obispos y las escuelas confesionales. Esta es también parte de la herencia que nos dejó a las mujeres el gobierno de CFK, que no sólo siempre estuvo en contra del derecho al aborto, sino que ahora todo el arco del peronismo avanza en sus acuerdos con Bergoglio, firmando incluso acuerdos que condenan la posibilidad de que las mujeres podamos decidir sobre nuestros propios cuerpos. Por eso es que ni la centroizquierda kirchnerista que se dice progresista se movilizó exigiendo la libertad de Belén.

Nuestra compañera y diputada Myriam Bregman, el pasado 30 de junio acompañó la presentación del proyecto de ley para la interrupción voluntaria del embarazo. Pero ante tanta sotana donde se esconden hasta los progresistas, sabemos que para que se trate la ley tenemos que construir un extenso movimiento en las calles.

Hacia el Encuentro de Mujeres, nos proponemos entonces impulsar en todas las escuelas, terciarios y universidades de la zona Oeste una gran campaña por la separación de la Iglesia del Estado y quite de subsidios a las escuelas confesionales, y por la aplicación de la ley de educación sexual. Ya sacamos de la cárcel a Belén, ahora nos proponemos redoblar los esfuerzos para lograr la anulación de la condena, y avanzar en el derecho al aborto.

Como parte de la Secretaria de la Mujer del Suteba La Matanza, Pan y Rosas convoca en cada escuela a participar del preencuentro que se realizará el próximo 14 de septiembre en el sindicato. En ese espacio de organización está planteado debatir también cómo conquistar las licencias para docentes en situación de violencia, como ya se logro en la Ciudad de Buenos Aires, a propuesta de Patricio del Corro, legislador del Frente de Izquierda.

Te puede interesar: Licencias laborales por violencia de género: un derecho para todas

Una hoja de ruta para llegar organizadas a Rosario

En cada lugar de estudio y trabajo tenemos que organizarnos por nuestros derechos. Para que cada día se sume una compañera más, y lleguemos a ser cientas de mujeres del oeste del GBA las que en octubre viajemos a Rosario. Porque si somos más, podemos llegar más preparadas y organizadas para aprovechar que seremos miles en este Encuentro nacional. Para deliberar y resolver cómo avanzamos en enfrentar los ataques del gobierno, y poner en pie un movimiento de mujeres independiente que se proponga conquistar nuestros derechos.

Queremos que suene bien fuerte la voz de las mujeres del oeste que dice: #NiUnaMenos por femicidios, #NiUnaMenos por aborto clandestino, #NiUnaMenos en los lugares de trabajo por despidos ni enfermedades laborales.

Pero nos proponemos también de acá a octubre trasmitir estos debates y propuestas a cada una de nuestras compañeras de trabajo, de estudio, a familiares y amigas. Abriendo las puertas de nuestros locales (en Laferrere, Isidro Casanova, San Justo, Ramos Mejía, Morón, Merlo, Hurlingham) para organizar actividades y debates, que también nos permitan juntar los recursos económicos para que ninguna se quede sin viajar. Como vamos a abrir también La Izquierda Diario, para expresar la voz de todas aquellas mujeres que se preparan para llegar a Rosario, para que usen el diario de la izquierda para contagiar a muchas otras de dar juntas esta pelea.

Te invitamos a vos también, a contactarte con las mujeres de Pan y Rosas en el Frente de Izquierda de la zona oeste del GBA, para viajar juntas a Rosario, en octubre. Junto a las docentes, judiciales, estatales, terciarias, universitarias y secundarias, con las trabajadoras de Rasti y otras fábricas, junto a la diputada nacional del PTS-Frente de Izquierda, Myriam Bregman.

Te puede interesar: El proyecto de la izquierda de Emergencia contra la violencia hacia las mujeres







Comentarios

DEJAR COMENTARIO