Internacional

CRISIS EN VENEZUELA

Venezuela: represión en Táchira deja ciego a estudiante y varios heridos

La represión a una manifestación pacífica en Táriba por falta de gas, dejó varios heridos, de manera atroz le dispararon perdigones a la cara a un joven de 16 años. Publicamos la declaración de la agrupación juvenil Barricada que impulsan La Izquierda Diario en Venezuela.

Miércoles 3 de julio | 12:03

Nosotras y nosotros, jóvenes de la agrupación anticapitalista Barricada e independientes que impulsamos la red de colaboradores de La Izquierda Diario, manifestamos nuestro más enérgico rechazo y condena a la brutal represión policial de ayer en la tarde en Táriba, contra manifestantes que reclamaban la falta de gas doméstico, represión en la que fue herido gravemente Rufo Chacón, de 16 años, dejándolo ciego a causa de los daños en ambos ojos.

Como señalan su madre, los testigos presenciales, y como se evidencia en los videos e imágenes difundidas, los manifestantes estaban pacíficamente con las bombonas de gas cerrando la vía, exigiendo la distribución del servicio que llevaban mucho tiempo sin recibir, cuando la policía arremetió brutalmente, disparando perdigones a quemarropa.

A Rufo le dispararon con una escopeta de perdigones a muy poca distancia y en la cara, ocasionándole heridas tan graves que le dañaron los dos ojos, perdiendo la vista.

La madre de Rufo explicó que cuando desataron la represión su hijo, como el resto de los manifestantes, tomó la bombona para retroceder, y en ese momento, estando totalmente inerme, le dispararon en la cara.

Adriana Parada contó que miembros de la comunidad, incluyendo adultos mayores y niños, estaban de manera organizada haciendo la cola para comprar el gas y dialogando con el encargado de los despachos, quien les dijo que tenía el gas pero que no le daba la gana de vendérselos, porque lo tenía prohibido y él no se mandaba solo. Optaron por trancar la vía y recibieron como respuesta la brutal represión.

El médico Luis Ramírez, presidente de la Corporación de Salud del Táchira, dijo: “Hoy 1 de julio, alrededor de las seis de la tarde, se recibe a un menor de edad, un joven de 16 años, con heridas de arma de fuego, tipo perdigón, heridas múltiples en la región facial, donde se vio comprometidos los glóbulos oculares”.

Fue la maldita policía, que siempre se afinca con más saña aún contra los jóvenes y los sectores populares. En medio de esta tragedia social que estamos viviendo, donde los jóvenes, las mujeres y el pueblo trabajador somos las principales víctimas, la respuesta de este gobierno es la coacción y la represión. Millones están sumidos en la miseria, con múltiples precariedades, los servicios públicos están colapsados, hasta lo más básico escasea, y cuando le gente reclama recibe esta respuesta represiva.

Esta crisis tan brutal que el gobierno y los empresarios descargan sin piedad sobre el pueblo, deja sin futuro a la juventud. Poniéndonos en una encerrona donde las opciones que nos ofrecen son: la emigración forzada ante las inaguantables condiciones de vida; la precarización laboral con trabajos con salarios de hambre y sin ninguna estabilidad ni derechos; la decadencia de los liceos y universidades públicas, desmanteladas con la infraestructura por el piso y presupuestos totalmente miserables; o una vida precaria y sometidos a múltiples tipos de violencia.

El abandono de los estudios es la realidad de miles y miles de jóvenes y adolescentes, arrojados a buscar la sobrevivencia en el trabajo informal en la calle, alistándose en los reaccionarios cuerpos policiales como “salida ocupacional”, o emigrando en condiciones totalmente precarias. Una juventud cada vez más vulnerable ante las mafias y la violencia policial, que se cobra la vida de miles de jóvenes en nuestros barrios.

En medio de esta nefasta realidad, Rufo Chacón estudia 5to año y justo está por graduarse de bachiller, estaba con su madre protestando por un derecho elemental, y la maldita policía le vació los ojos con una lluvia de perdigones.

El gobierno de Maduro es responsable, porque la distribución del gas está en sus manos y también la represión, ya que la policía regional está intervenida por el Gobierno nacional.

¡Basta de represión a la juventud! ¡Exijamos juicio y castigo a los responsables materiales y políticos de este brutal hecho!







Temas relacionados

Crisis Venezuela   /    Juventud    /    Venezuela   /    Represión en Venezuela   /    Represión   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO