Sociedad

ACTUALIDAD

“Vuelta al cole” con Precios Cuidados, pero el bolsillo llora igual

Junto a las clases vuelven las compras escolares. Los útiles tienen aumentos de hasta un 75 %. El gobierno anunció el programa “Vuelta al cole”, una canasta escolar con Precios Cuidados. Pero a las familias trabajadoras les duele el bolsillo.

Tomás Máscolo

@PibeTiger

Viernes 7 de febrero | 22:23

“Vuelta al Cole” es el nombre de la canasta con Precios Cuidados que lanzó el Gobierno nacional a comienzos de esta semana. Quienes pudieron anticiparon las compras para evitar posibles saltos de precios con el cambio de año y la cercanía de un nuevo ciclo escolar. ¿Pero por qué hay que andar haciendo malabares?

“Malabares, ir a varios lados, contemplar precios cuidados, decidir si comprar en cuotas”, dice Ayelén a La Izquierda Diario. Ella es una de las tantas madres que va a acceder a tres listados distintos de útiles y productos de indumentaria, calzados y mochilas, que se podrán adquirir hasta el 31 de marzo o hasta agotar stock en hipermercados, tiendas Todo Moda, librerías y papeleras. Pero no hay que olvidarse que el bolsillo no se estira.

Te puede interesar: Del Caño: "El repudio de la deuda no es una cuestión ideológica"

El incremento de la canasta escolar varía según los productos. Pero es verdad que son muchos quienes ni siquiera van a poder hacer una compra mínima para sus hijos. “Muchas familias no tienen para comprar, entonces las maestras ponemos de nuestros bolsillos”, cuenta a este medio una docente que trabaja en el conourbano bonaerense.

Algunos materiales de librería, los menos, aumentaron el 10 %, pero hay útiles y accesorios que alcanzaron incrementos superiores al 75 %. Mientras, según el Indec, la inflación interanual fue 53,8 %.

Los maestros y las maestras de la provincia de Buenos Aires que tienen antigüedad hoy llegan a cobrar $23.923, cuando la canasta familiar supera los $ 60.000. Sin embargo, la prioridad del gobernador Axel Kicillof es el pago de la deuda ilegal, ilegitima y fraudulenta sin siquiera investigar un solo centavo de esa deuda contraída.

“Yo me organizo con otras mamás y compramos al por mayor”, cuenta Damaris. Quienes están a cargo de pibes y pibas tratan de ver cómo hacer para mandarlos a la escuela. Muchos adolescentes que son conscientes de lo que sucede reciclan sus propios útiles y se los pasan a sus hermanitos más pequeños.

Desde el Estado ajustan a los jubilados, a los trabajadores, pero ni los bancos y el capital financiero fueron afectados, tampoco las petroleras ni mineras. ¿Seguir pagando la deuda es pensar realmente en la clase trabajadora? La respuesta no los sorprenderá.

Mira también: No se puede enfrentar la estafa de la deuda y apoyar la política del Gobierno







Temas relacionados

Escuela   /    Deuda externa   /    Docentes   /    FMI   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO